Mensajes clave

  • La gestión forestal sostenible limita la degradación forestal y la deforestación, al tiempo que aumenta los beneficios directos de los bosques para las personas y el medio ambiente.
  • A nivel local, la gestión forestal sostenible contribuye a los medios de subsistencia humanos, a la generación de ingresos y al empleo. A nivel del medio ambiente, contribuye, por ejemplo, a la absorción de carbono y a la conservación del suelo y el agua.
  • En el año 2010, los bosques cubrían alrededor del 31 por ciento de la superficie terrestre total, unos 4 033 millones de hectáreas.
  • Los bosques contienen la mayor parte de la biodiversidad terrestre y más carbono que la atmósfera.
  • Los bosques proveen medios de subsistencia a más de 1 000 millones de personas y son indispensables para la conservación de la biodiversidad, el suministro de energía y la protección del suelo y el agua.
  • Los bosques también desempeñan una función importante en la mitigación de los efectos del cambio climático, ya que retienen y almacenan más de 1 billón de toneladas de carbono al año; pero, al mismo tiempo, su destrucción determina que 6 000 millones de toneladas de carbono terminen en la atmósfera.
  • Se calcula que la deforestación ha afectado a unos 13 millones de hectáreas entre los años 2000 y 2010; la pérdida neta de bosques fue de 5,2 millones de hectáreas al año debido a la forestación y a la expansión forestal natural.
  • Los incendios, las plagas forestales y el cambio climático también están contribuyendo a la pérdida de bosques en todo el mundo.

Videos

Entrevistas

Publicaciones

 

 

última actualización:  lunes 25 de marzo de 2019