Descripción geográfica

La República de Bolivia se sitúa en la parte central de América del Sur. Su territorio limita al norte y al este con Brasil; al sudeste con Paraguay; al sur con la Argentina y al oeste con Chile y Perú. La superficie nacional ocupa 1 098 581 km2.

Al igual que en otros países andinos, las latitudes y alturas extremas producen una variedad de condiciones ecológicas. Algunos picos de las tierras montañosas sobrepasan los 6 000 m, mientras que  Guayaramerín, situado en el extremo nordeste del país y Puerto Suárez, situado en el sur, apenas se elevan a 170 y 145 metros sobre el nivel del mar, respectivamente.

La característica geográfica más específica del país es la cordillera de Los Andes, que se extiende de norte a sur, sobre el borde occidental del país. Los Andes forman dos cadenas, la cordillera Occidental, que delinea la frontera con Chile, y la cadena principal llamada cordillera Oriental, que atraviesa la parte occidental y central del país. La cordillera Oriental alberga algunos de los picos andinos más altos, entre ellos los de Ancohuma ( 6 388 m), Illampu (6 360 m), e Illimani (6 462 m).

Entre la cordillera Occidental y la cordillera Oriental se sitúa el Altiplano, una meseta alta de aproximadamente 800 km de largo y 130 km de ancho. El lago Titicaca, el lago navegable situado a mayor altitud en el mundo, se ubica en el borde norte del Altiplano a 3 812 m. La parte sur de la meseta es árida y desierta.

Los Yungas constituyen una serie de valles bien irrigados situados en las faldas montañosas orientales y forman una pequeña región en el nordeste de las tierras altas andinas. La región consiste en cerros escarpados recubiertos de bosques.

Los Valles, forman una región situada en la parte centromeridional del país, y se caracterizan por una serie de colinas en declive y grandes valles.

La región de Oriente consiste en grandes llanos amazónicos que se extienden al este y nordeste de las montañas, albergando vastas extensiones herbosas, y a lo largo de los ríos, densas selvas tropicales. Buena parte de esta región se convierte en terreno palustre durante la estación lluviosa que va de diciembre a febrero. A sudeste, se sitúan las llanuras semitropicales del Chaco, que las tierras altas de Chiquitos (a cerca de 1 070 m de altitud) separan de los llanos amazónicos.

Las principales redes fluviales incluyen el rio Beni y su principal afluente, el río Madre de Dios, así como los ríos Guaporé, Mamoré y Pilcomayo.

Si bien esté situada entre los trópicos, Bolivia tiene una gran variedad de climas. En las regiones más altas, el clima es frío y seco. La temperatura en el altiplano tiene un promedio de 13 °C en enero y de 4 °C durante la estación invernal, en julio. En los Andes, las temperaturas disminuyen a medida que crece la altitud.

Los Yungas tienen un clima cálido y húmedo, mientras que los Valles son más secos. La temperatura en estas regiones tiene un promedio de 22 °C en enero y de 11 °C en julio. Casi todo el oriente se caracteriza por un clima cálido y húmedo, cuya temperatura promedio anual es de 24 °C.

La estación lluviosa dura de diciembre a febrero en la mayoría del territorio. La región de oriente recibe hasta 2 000 mm de lluvia, mientras que el altiplano y las áreas desiertas del sur sólo reciben 50 mm.

última actualización:  lunes 28 de mayo de 2012