Política forestal, instituciones y programas principales

Políticas
En 1996 Costa Rica promulgó la nueva Ley Forestal. Esta Ley crea las bases para la política forestal actual, se introduce un nuevo concepto en la política, en lugar de incentivar la reforestación masiva de tierras y la producción forestal, se estimula la conservación de los bosques y el pago por los servicios ambientales del bosque y se crearon nuevos entes públicos que dan una marcada participación al sector privado, tanto en la propuesta de políticas como en la gestión del proceso de implementación de la misma.

Con la Ley redefinió la rectoría del sector forestal, asignándole la misma a la Administración Forestal del Estado (AFE) y con ella se crearon tres instancias institucionales: el Sistema Nacional de Areas de Conservación (SINAC), la Oficina Nacional Forestal (ONF), el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO). Además, el mecanismo de Certificados para la Conservación del Bosque (CCB). Este certificado tiene como propósito compensar al propietario por los servicios ambientales que dicho bosque genera, si el mismo es conservado o manejado sosteniblemente.

Desde la nueva perspectiva de la Ley Forestal de 1996 y del Reglamento de 1997, la política forestal de Costa Rica, queda implícita en la misma, al expresar elementos fundamentales tales como:

  • Los temas forestales son tratados bajo una visión integral en el territorio, incorporando la conservación, con el fomento de actividades forestales productivas y viabilizando la participación del gobierno y del sector privado en dicha gestión. Los Capítulos II, III y IV especifican los roles de los entes encargados de aplicar la política forestal.
  • En los terrenos con bosque, no se permite el cambio de uso del suelo, ni establecer plantaciones forestales, sean éstos públicos o privados, salvo excepciones limitadas.
  • El aprovechamiento de los bosques sólo podrá realizarse si se cuenta con un plan de manejo, previamente aprobado por la autoridad forestal.
  • Se incentiva la conservación del bosque, mediante la creación del Certificado para la Conservación del Bosque, y el FONAFIFO, como el ente para establecer los reglamentos y procedimientos para la emisión, aplicación y control de los mismos.
Más recientemente, durante 1999 y 2000, se ha llevado a cabo un proceso de consulta, con varios sectores para adoptar una política forestal nacional, actualizada. Este proceso ha sido apoyado por el Proyecto de Bosque Global del PNUD y han participado representantes de diversos organismos gubernamentales y de la sociedad civil. La política ha sido oficialmente aprobada por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) a mediados de 2000.

El Documento de la Nueva Política consta de dos partes: Las políticas forestales y el programa nacional de desarrollo forestal, y se basa en la situación nacional del sector forestal así como en la consideración de los principales elementos del dialogo internacional sobre bosques a efecto de integrar las acciones concretas que sean pertinentes. El proceso actual plantea la necesidad de analizar la temática forestal desde una perspectiva holística; el manejo forestal no puede verse desde una visión única de extracción de recursos, sino desde una dimensión más amplia. Además, la participación del sector no ha superado el 5% del PIB, aunque los suelos forestales representan el 60% del territorio nacional; no ha habido capacidad en las instituciones para definir con claridad el papel que debe cumplir el sector forestal a largo plazo, y de permitirle participación segura y responsable al sector privado. Se ha avanzado en definir un 26% del territorio en áreas protegidas, y en la legislación actual, pero éstas no son suficiente garantía para lograr la ordenación los recursos y de la actividad dentro de un marco de confianza a largo plazo.

Programas
Costa Rica participa activamente del diálogo forestal internacional como resultado de los compromisos asumidos en Río-92 (CNUMAD).

Recientemente fue uno de los países candidatos a sede de la Secretaría del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (FNUB).

Además, ha sido uno de los países líderes en iniciativas originadas de las Convenciones Internacionales como pago por los servicios ambientales de los bosques, mitigación de los cambios climáticos por los bosques, entre otros. Como resultado cuenta con varios proyectos forestales financiados por varios donantes, dentro de los cuales se puede destacar:
  • Programa Global de Bosques. Desde septiembre de 1998 el Programa Forestal Global (PROFOR), GLO/96/104/11/31 apoya a Costa Rica en el manejo sostenible de los bosques y la formación de nexos y alianzas entre el sector público y privado, para lo cual se financia a tres instituciones (Sistema Nacional de Areas de Conservación, Fondo Nacional de Financiamiento Forestal y Oficina Nacional Forestal).
  • Proyecto ¿Establecimiento de un Programa para la Consolidación del Corredor Biológico Mesoamericano¿. Fuente de Cooperación: Sociedad Alemana de Cooperación Técnica (GTZ) a partir del año 1999. Del año 2000, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Organismo Danés de Desarrollo Internacional (DANIDA).
  • Proyecto de los Bancos Comunales en el Programa Regional Forestal para Centroamérica (PROCAFOR) ¿ Componente Regional II, a partir de 1999 (Gestión Empresarial y Comercialización Forestal (Finlandia).
  • Con el PNUD se trabaja bajo el marco PNUD ¿ Capacity 21, para el Fortalecimiento Institucional del Sector Forestal.
  • El Fondo de Desarrollo Forestal (FDF) es otro instrumento que fue creado por el mecanismo de Canje de Deuda por Conservación de Naturaleza, con apoyo de Holanda, Suecia y Finlandia.
  • Negociación de Certificados de Carbono. Este mecanismo logró la comercialización de 200 toneladas métricas de carbono no emitido, con el Gobierno y Sector Privado de Noruega, los cuales son aplicados por FONAFIFO al pago de servicios ambientales.
  • El Ministerio del Ambiente finalizó en marco de 2001 la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo Forestal.
Instituciones
El Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) es definido como el ente rector del sector forestal en Costa Rica, de acuerdo con la Ley Orgánica del Ambiente No.7554 de 1995 y la Ley Forestal No.7575 de 1996. Estas leyes además de estructurar al MINAE y definir su rol, definen también las funciones de otras varias dependencias internas y de apoyo a la gestión del Ministerio.

A lo interno del MINAE, el SINAC (Sistema Nacional de Áreas de Conservación) es el ente especializado para implementar los mandatos de la Ley Forestal; el Reglamento de esta Ley organiza su institucionalidad indicando en el Articulo 3º, que el MINAE, como Administración Forestal del Estado, realizará sus funciones a través del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, ejecutando las políticas y prioridades establecidas por el Ministerio por conducto de la Unidad Técnica de Apoyo y ejecutadas en el campo en forma integral por las Areas de Conservación, respectivas.

La Oficina Nacional Forestal (ONF); creada por la Ley Forestal es un ente público no estatal con personería jurídica propia. Tiene entre otras funciones, proponer al MINAE políticas y estratégicas para el desarrollo adecuado de las actividades forestales; efectuar campañas de divulgación y asesorar a los Consejos Regionales Ambientales y coordinar con ellos sus funciones. La Junta Directiva de la ONF, integrada por nueve miembros representa a asociaciones de productores, comerciantes, e industriales forestales y a grupos ecologistas del país. Para el funcionamiento de la ONF, el Estado aporta el 10 porcentaje de la recaudación del impuesto forestal y el 40 porcentaje del monto que la AFE reciba por los decomisos de productos forestales debido a infracciones. La Contraloría General de la Republica ejerce el control de los fondos públicos.

El Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO), es una instancia adscrita al MINAE-SINAC, cuenta con personería jurídica instrumental; salvo que el cooperante o el donante establezca condiciones diferentes para los beneficiarios. Este Ente es el encargado de canalizar los recursos financieros a los pequeños y medianos productores a través de los distintos mecanismos financieros para el fomento del manejo forestal y la reforestación. La Junta Directiva que rige al FONAFIFO está compuesta de cinco miembros: dos del sector privado nombrados por la Oficina Nacional Forestal (uno representa a los pequeños o medianos productores y el otro a los industriales), un representante del MINAE un representante del MAG y un representante del Sistema Bancario Nacional. El FONAFIFO esta autorizado para realizar cualquier negocio jurídico no especulativo, requerido para la debida administración de los recursos de su patrimonio, incluyendo la constitución de fideicomisos.

En el sector gubernamental, además del MINAE, existen tres Ministerios que tienen competencia directa con el sector y ellos son:
El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (MIDEPLAN), encargado de promover el proceso de planificación del desarrollo nacional; el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), cuya competencia es la formulación y el cumplimiento de la política en materia de desarrollo rural agropecuario, y coadyuva al mejoramiento genético forestal a través de la Oficina Nacional de Semillas; y el Ministerio de Hacienda (MH), quién tiene la responsabilidad de canalizar los recursos financieros para el pago de los incentivos fiscales en favor del sector.

Son varias las instituciones autónomas y semi-autónomas con funciones específicas vinculadas con el sector forestal, tales como el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) quien utiliza recursos hídricos para generar energía hidroeléctrica y tiene responsabilidad de velar por las buenas condiciones de las cuencas; la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARSP), agencia estatal reguladora de las tarifas eléctricas y de los hidrocarburos, que a la vez otorga concesiones para la generación privada de hidroelectricidad; la Compañía Nacional de Fuerza y Luz que realiza actividades de recuperación de cuencas y riberas de los ríos; el Instituto de Desarrollo Agrario (IDA) tiene a su cargo la administración y designación de tierras de reservas nacionales para la ocupación y aprovechamiento por parte de campesinos, está bajo su responsabilidad el hacer cumplir el principio de la función social de la propiedad, mediante la promoción y el ejercicio de las medidas legales pertinentes; Instituto de Acueductos y Alcantarillados es el encargado de la dirección y control de todas las actividades relacionadas con el suministro de agua potable, la resolución y evaluación de aguas negras y residuos industriales, y aguas pluviales en áreas urbanas; promueve la conservación de cuencas y la protección ecológica; la Junta Administrativa Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica juega un papel preponderante en la conservación de los recursos naturales de la región, principalmente en lo referente al mantenimiento y conservación de los canales de Tortuguero; y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) tiene entre sus responsabilidades la planificación del desarrollo turístico nacional y está estrechamente vinculado con las políticas de ecoturismo y promoción del turismo en las áreas protegidas y en el litoral y tiene derecho de veto en decisiones sobre el uso de la Zona Marítimo Terrestre de 200 m. La responsabilidad administrativa de esta zona marítimo terrestre es compartida con la Municipalidad correspondiente.

Las organizaciones no-gubernamentales en Costa Rica han jugado un papel muy importante en el manejo del recurso bosque.

Actualizado: Julio 2001

última actualización:  viernes 19 de febrero de 2010