La educación forestal: hacer frente a las nuevas necesidades

Una buena educación en lo concerniente a los árboles y los bosques es crucial para lograr un manejo sostenible y los objetivos de desarrollo sostenible a nivel nacional. Hace falta modificar los enfoques de la enseñanza forestal a medida que las políticas forestales ¿y por ende las funciones del personal forestal¿ evolucionan ante la creciente demanda de bienes y servicios del bosque, la mayor participación de múltiples interesados en la silvicultura y el hincapié en la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza.

En todos los niveles, es preciso actualizar los programas de estudio con nuevos temas, como la función de los árboles situados fuera de los bosques, el manejo participativa, la equidad de género, el acceso y la distribución de los beneficios, el impacto de los planes de certificación y el aprendizaje participativo. Del mismo modo, debe ofrecerse al personal forestal la oportunidad de adquirir competencias fuera del sector forestal tradicional ¿por ejemplo en comunicaciones, administración de empresas y ciencias administrativas¿. Asimismo se deben realizar esfuerzos para seguir y evaluar la habilidad con que las instituciones logran responder a las nuevas demandas.

Estudiantes de ciencias forestales en la Universidad de Makerere, en Uganda (FAO/17538/R. Faidutti)

Cuando sus Países Miembros así lo solicitan, la FAO presta asistencia técnica para formular y llevar a cabo actividades que tratan de solucionar los problemas observados en el campo de la educación forestal.

La FAO también promueve el debate a nivel mundial mediante la organización de reuniones internacionales, en colaboración con otros asociados. Algunas de las más recientes son: la Consulta de Expertos sobre Educación Forestal (Rabat, Marruecos, octubre de 2001), organizada por la FAO; y la Reunión de Especialistas Internacionales en Educación (Vancouver, Canadá, diciembre de 2001), organizada por la Universidad de Columbia Británica y la FAO. Entre las tendencias observadas en esas reuniones se puso de relieve el descenso en la calidad y cantidad de estudiantes de ciencias forestales, quizás debido a la falta de oportunidades de empleo para los técnicos forestales capacitados y a la creciente necesidad de otros tipo de competencias y pericias en el área de la ordenación forestal. Por esta razón, actualmente la educación forestal a menudo se incorpora en los programas de mayor amplitud relativos a la ordenación de los recursos naturales.

Mediante su apoyo a las redes regionales de instituciones de formación, como la la red de las instituciones de enseñanza forestal y ambiental de África central (RIFFEAC, Réseau des Institutions de Formation Forestières et Environmentales de Afrique Central), la FAO promueve lo siguiente:

  • una mejor coordinación entre las esferas de la educación, la investigación y la extensión forestales de manera que los interesados puedan acceder fácilmente a los conocimientos;
  • el cambio en las instituciones docentes y sus planes de estudio, sobre la base de las necesidades de desarrollo de la sociedad, actuales o previstas, que plantean la necesidad de modificar los papeles de los profesionales forestales;
  • métodos de enseñanza y aprendizaje innovadores e interactivos (p. ej., enseñanza a distancia y utilización de nuevas tecnologías de la información).

Además, la FAO mantiene una base de datos de las instituciones de formación forestal y una sobre cursos cortos en el sector forestal, a las que puede accederse a través de su sitio web.

última actualización:  jueves 9 de diciembre de 2004