Los recursos genéticos forestales (RGF) son el material hereditario que se encuentra dentro de y entre las especies de plantas leñosas y árboles, que tienen un valor social, científico, ambiental o económico real o potencial. Los RGF son esenciales para la adaptación y protección de nuestros ecosistemas, paisajes y sistemas de producción, sin embargo se encuentran sujetos a crecientes presiones y a una utilización insostenible. La conservación y gestión sostenible de los RGF es, en consecuencia, una cuestión esencial para garantizar que las generaciones actuales y futuras continúen beneficiándose de los árboles y los bosques.

La contribución de los bosques y árboles a la superación de los desafíos presentes y futuros de la seguridad alimentaria, la mitigación de la pobreza y el desarrollo sostenible depende de la
disponibilidad de una rica diversidad en y entre las especies de árboles. La diversidad genética es necesaria para garantizar que los árboles forestales puedan sobrevivir, adaptarse y evolucionar en unas condiciones ambientales cambiantes. También mantiene la vitalidad de los bosques y proporciona resiliencia frente a factores de estrés, como las plagas y las enfermedades. Además, la diversidad genética es necesaria para los programas de selección artificial, mejoramiento y domesticación destinados al desarrollo de variedades adaptadas o al fortalecimiento de características útiles.

Las actividades de la Organización en materia de recursos genéticos forestales forman parte integrante del Programa forestal de la FAO y es parte integrante de los esfuerzos realizados por la FAO para lograr su objetivo estratégico 2 que consiste en “hacer que la agricultura, la actividad forestal y la pesca sean más productivas y sostenibles”.

Eventos 

Eventos pasados

última actualización:  viernes 29 de julio de 2016