Evaluación y seguimiento de la gobernanza de los bosques

©FAO/Giulio NapolitanoLa buena gobernanza forestal desempeña una función fundamental en el logro de la ordenación forestal sostenible (OFS). Asimismo, es indispensable para garantizar la eficacia de los planes que tienen por objeto reducir las emisiones de gases de efecto invernadero por deforestación y degradación de los bosques en los países en desarrollo (REDD), así como en los esfuerzos para reducir las actividades forestales ilícitas en el sector forestal. La evaluación y seguimiento de la gobernanza son instrumentos esenciales en la promoción de reformas en favor de una mejor gobernanza forestal. 

La gobernanza es un concepto en evolución, cuyos elementos básicos son ampliamente reconocidos aunque sus límites y alcance no están resueltos. Si bien los debates académicos continúan, el concepto se está formando y se define de forma operativa mediante diversas iniciativas que utilizan indicadores para medir, controlar y evaluar la gobernanza en los diferentes niveles, desde el lugar del proyecto hasta el nivel internacional.

Desde los primeros esfuerzos que se realizaron en la década de 1990, los parámetros para las evaluaciones de la calidad de la gobernanza en los países se han ido desplazando de las evaluaciones externas y de los expertos internacionales hacia un nivel local o nacional, priorizando las instituciones nacionales y la competencia de los expertos locales. Los enfoques puramente técnicos están abriendo camino hacia una mejor integración de las cuestiones políticas y de gestión. En el sector forestal, se están produciendo cambios similares en un momento en el que las evaluaciones de la calidad de la gobernanza están asumiendo mayor importancia en el contexto de los debates mundiales sobre el cambio climático.

última actualización:  martes 24 de junio de 2014