El aprovechamiento forestal se define como la suma de todas las operaciones relacionadas con la corta de los árboles y la extracción de sus tallos, u otras partes utilizables provenientes de los bosques para su elaboración sucesiva en productos industriales. Sin embargo, actualmente, el aprovechamiento ya no sólo se refiere al proceso de extracción de los árboles seleccionados de los bosques a los lados de los caminos, sino también tiene en cuenta la importancia de los bosques como una fuente deproductos no madererosyservicios medioambientalesasí como la conservación de la diversidad biológica y los valores culturales. Esta complejidad creciente hace que la planificación y ejecución de las operaciones de aprovechamiento sean más difíciles, puesto que estas operaciones se deben planificar y ejecutar de un modo tal que puedan adaptarse y, si es posible, reforzar el carácter de función múltiple de los bosques.

El objetivo del Programa de aprovechamiento forestal de la FAO es promover el criterio racional, económicamente viable y socialmente aceptable de las operaciones forestales para que contribuyan activamente al desarrollo forestal sostenible. La estrategia básica del programa consiste en recolectar y compartir la información y las experiencias y aumentar las capacidades de los recursos humanos de los países para planificar, ejecutar, y vigilar adecuadamente las prácticas de aprovechamiento mejoradas con el fin de aumentar el valor de los productos y servicios explotados y reducir los desechos en el bosque y el impacto ambiental en las formaciones y especies forestales.

En los últimos años, se ha realizado un importante progreso en la elaboración de directrices para las prácticas responsables de aprovechamiento forestal. Sin embargo, hoy en día, la puesta en práctica de estas orientaciones es problemática. No obstante, las orientaciones mismas representan un importante paso hacia el logro de la ordenación forestal sostenible.

última actualización:  miércoles 23 de abril de 2008