La mitigación de los efectos del VIH/SIDA: el aumento de la productividad agrícola a corto plazo

Los terrenos boscosos naturales como redes de seguridad. Los productos forestales no madereros, tales como estas setas, pueden suministrar una fuente de ingresos y nutrición para las familias afectadas por el VIH/SIDA. (Foto: S. Kolberg)

El VIH/SIDA cambia fundamentalmente la estructura familiar, lo que da por resultado grupos familiares envejecidos o en orfandad, y reduce la disponibilidad de trabajo, el área bajo cultivo y el capital para la inversión agrícola. Estos cambios pueden ser desastrosos para la producción a corto plazo y la productividad a largo plazo del sector agrícola. El cambio en la estructura familiar significa que la carga laboral de la familia, el cuidado de los niños y de los enfermos se multiplica. Además, la desigualdad en el acceso y el control del trabajo por parte de las mujeres - instituciones comunitarias formales, crédito y tierra - significa que los hogares con viudas quedan más marginados que las otras familias afectadas. Los hogares marginados no tienen un acceso confiable a la tierra o, debido a una combinación de enfermedades y muerte, carecen de los recursos laborales necesarios para cultivar eficazmente sus tierras. Las costumbres locales relativas a los funerales, ceremonias de inhumación y tradiciones pueden también impedir que el trabajo disponible realice las prácticas agrícolas oportunas de acuerdo con el calendario estacional. Las familias recurren cada vez más a los terrenos boscosos consuetudinarios para su nutrición (bayas, nueces y carne silvestre), el ingreso, el pastoreo de animales y los materiales de construcción. En muchas aldeas, las drogas farmacéuticas básicas no se hallan disponibles y las familias confían completamente en las plantas medicinales, los arbustos y los árboles de sus granjas y de los montes y bosques cercanos. Las plantas y árboles silvestres son para muchos hogares la única fuente de alivio de las eventuales infecciones generadas por la infección del VIH/SIDA.



última actualización:  viernes 21 de mayo de 2004