Asociaciones mundiales

La FAO aporta su amplia variedad de conocimientos técnicos y experiencia a la Alianza para las Montañas, una plataforma para la acción conjunta y programas en la que los miembros unen sus fuerzas para promover, facilitar y llevar a cabo iniciativas nacionales, regionales e internacionales, y para crear conciencia de los retos que afrontan la población y el medio ambiente de las zonas montañosas. La FAO es un miembro fundador de la Alianza para las Montañas (AM) y aloja la Secretaría que le da apoyo.

La Alianza para las Montañas se inició en la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible (CMDS, Johannesburgo, 2002). Actualmente, sus miembros son 52 gobiernos, 13 organizaciones intergubernamentales y 163 grupos principales (por ej., de la sociedad civil, ONG y del sector privado). Su objetivo es hacer frene a los retos que plantean las regiones montañosas aprovechando la riqueza y la diversidad de los recursos, los conocimientos, la información y las especializaciones y, con todo eso, estimular iniciativas concretas en todos los niveles que consigan mejorar la calidad de vida y el medio ambiente en las regiones de montaña del mundo. La Alianza para las Montañas sirve como medio de comunicación entre los miembros y para que éstos tengan acceso a oportunidades de financiación y recursos.

El trabajo de la Alianza para las Montañas está organizado en torno a cuatro pilares principales: promoción, iniciativas de intermediación, creación de capacidad y comunicación. El papel de la Alianza para las Montañas es abogar por una atención y compromisos tangibles de la comunidad internacional para lograr el desarrollo sostenible de las montañas. Su deber es el de facilitar los contactos entre los países y las instituciones y la creación de las condiciones necesarias para el establecimiento de alianzas, cooperación técnica y movilización de recursos en todos los niveles. La Alianza para las Montañas facilita iniciativas de creación de capacidad que fortalezcan las habilidades de los miembros para crear y administrar actividades de colaboración encaminadas al desarrollo sostenible de las regiones montañosas. Por último, la comunicación supone la creación, recopilación e intercambio de información pertinente para crear conciencia de las cuestiones relativas a las montañas.

Los principios más importantes de la Alianza para las Montañas son "participación de todos los miembros, rendición de cuentas, responsabilidad, consenso, transparencia y flexibilidad". La Alianza para las Montañas desempeña un papel importante en la creación de un entorno propicio para que los principales interesados trabajen juntos a fin de alcanzar metas comunes. Al mismo tiempo, los miembros de la la AM han realizado muchas otras valiosas acciones conjuntas. El último gran evento tuvo lugar en Erzurum, Turquía, del 17 al 20 de septiembre de 2013, donde más de 100 miembros de la Alianza para las Montañas asistieron a la Cuarta Reunión Mundial de la Alianza para las Montañas. Los participantes que representaban a gobiernos, organizaciones intergubernamentales, organizaciones de grupos importantes de instituciones académicas aprobaron el documento de estrategia y gobernanza cuatrienal (2014-2017), crearon las bases de un plan de trabajo bienal y eligieron un Comité Directivo compuesto de 16 integrantes.

última actualización:  viernes 30 de mayo de 2014