Programa de campo

En 2005 se ejecutaron cerca de 150 proyectos de campo de la FAO relacionados con el desarrollo sostenible en las zonas montañas en África, Asia, América Latina, el Cercano Oriente y Europa oriental.

Número de proyectos de campo de la FAO en curso, relacionados con el desarrollo sostenible en las regiones montañosas, por regiones (2004/2005).

La mayor parte de los proyectos de campo de la FAO relacionados con las montañas están en América Latina y Asia, regiones donde están las cordilleras más elevadas y conocidas: los Andes y los Himalaya.
En África, asombrosamente casi todos los proyectos de campo se llevan a cabo en la región oriental del continente, a lo largo de la zona de la fosa tectónica.
En el Cercano Oriente hay un grupo de proyectos en África del Norte y otra en la Península Arábica, mientras que en Europa la labor de la FAO en las zonas montañosas se concentra en los Cárpatos y en los Alpes.

La duración de los proyectos de campo de la FAO relacionados con las montañas varía de seis meses a ocho años. Los proyectos de corto plazo suelen ser intervenciones de emergencia en zonas propensas a desastres o proyectos de TeleFood. Los proyectos de largo plazo por lo general comprenden estrategias para mejorar el marco normativo destinado al desarrollo sostenible en las zonas montañosas.

Estos proyectos de campo están mejorando la vida y los medios de subsistencia de la población de las montañas, además de incrementar el desarrollo sostenible en las zonas montañas de la siguiente forma:

  • promoviendo el fomento integrado de las cuencas hidrográficas y la gestión de los recursos hídricos;
  • fomentando la silvicultura en las montañas y la gestión sostenible de los recursos;
  • perfeccionando las políticas y las leyes destinadas al desarrollo sostenible en las zonas montañosas;
  • promoviendo la creación de capacidad y el fortalecimiento institucional;
  • mejorando la economía y el empleo, así como la creación de pequeñas empresas en las zonas montañosas, con especial atención a la promoción de los productos de montaña de alta calidad;
  • conservando la biodiversidad de las montañas;
  • incorporando la dimensión de género en el desarrollo agrícola y rural;
  • conservando y fortaleciendo los sistemas de conocimiento autóctonos;
  • promoviendo la pesca de captura continental y la acuicultura en las zonas montañosas.

última actualización:  miércoles 24 de octubre de 2012