Los bosques y la población

Los bosques y los árboles proporcionan servicios decisivos a la mayoría de las personas que pueblan las zonas rurales del mundo, en especial las personas pobres. En todo el mundo, los medios de subsistencia de unos 1.600 millones de personas dependen mucho de los recursos forestales. Una cuarta parte de los bosques está en zonas montañosas. Los bosques de las montañas contribuyen en forma decisiva en la atenuación de los riesgos de desastres naturales ya que impiden que se inunden los valles, y contienen los deslaves y los aludes. Además, los bosques de las montañas son fundamentales para asegurar un suministro equilibrado de agua y mantener la calidad del agua dulce. Asimismo, son importantes fuentes de madera para cocinar y proporcionar calor, y de productos forestales no madereros (fruta, hongos, plantas medicinales, etc.), tanto en las montañas como en las zonas bajas circundantes. Los productos forestales no madereros contribuyen a la diversificación de la nutrición, a menudo carente de equilibrio, de la población de las montañas, y proporcionan otras importantes fuentes de ingresos.

La FAO atiende los desafíos del desarrollo sostenible en las regiones de montaña, y de los bosques de las montañas, a través de una amplia serie de actividades concentradas en la silvicultura participativa y en los medios sostenibles de subsistencia, así como a través de un enfoque en los bosques para combatir la pobreza y promover la seguridad alimentaria.

última actualización:  miércoles 24 de octubre de 2012