Las cuestiones de género

La FAO promueve el objetivo de reducir la pobreza y la inseguridad alimentaria mediante la promoción de la equidad social y la igualdad entre los sexos. Es necesario entender los diferentes derechos, recursos y responsabilidades que tienen los diversos miembros del hogar, y dirigir las actividades hacia el desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria para todos. Las mujeres y los hombres de los distintos grupos de edades desempeñan funciones importantes y a menudo complementarias en la producción agrícola, la gestión de los recursos y el mantenimiento de los medios de subsistencia de sus familias, en las zonas urbanas, rurales y de montaña por igual.

Algunas de las limitaciones y de las oportunidades relacionadas con el género que afrontan las mujeres y los hombres en las regiones de montaña son parecidas a las que encuentran en todas partes las personas, pero las comunidades de las montañas están expuestas asimismo a desafíos específicos. La altura, la infraestructura deficiente, la emigración y el aislamiento relativo repercuten profundamente en los medios de subsistencia de muchas personas de las zonas montañosas. Por lo tanto, el acceso a los recursos de energía y a los servicios de transporte, comunicaciones y educación pueden adquirir una dimensión distinta y revestir una importancia particular para las mujeres y los hombres de las comunidades de las montañas.

Gran parte de la labor en curso de la FAO para promover la equidad social y la igualdad entre los sexos tiene pertinencia directa para las comunidades de las montañas, por ejemplo:

La FAO ha emprendido numerosos estudios para documentar las repercusiones relacionadas con las cuestiones de género -de tipos tan diversos como los derechos a la tierra y de propiedad, el comercio, el VIH/SIDA, y la disponibilidad de tecnologías correspondientes- en la lucha contra la pobreza y la seguridad alimentaria. La conclusión casi general es que el acceso a los recursos y los servicios tiene una enorme importancia para dar a las mujeres y los hombres más oportunidades para mejorar sus medios de subsistencia.

El Programa de análisis socioeconómico y de género de la FAO (SEAGA) proporciona servicios de capacitación sobre los conceptos, los métodos e instrumentos para llevar a cabo análisis socioeconómicos y de género, y adaptar el material de capacitación al contexto y las necesidades específicos del usuario. El programa SEAGA contribuye a fortalecer la incorporación de la perspectiva de género y la capacidad para llevar a cabo el análisis socioeconómico a nivel regional, nacional y local, y ha organizado talleres de SEAGA en 73 países. Muchos de estos talleres se han llevado a cabo en regiones montañosas.

La FAO estimula a los países a recopilar y utilizar datos y estadísticas desglosados por sexos para poner de relieve la realidad de la existencia de las mujeres y los hombres, satisfacer la necesidad de contar con información exacta e ir eliminando las lagunas de datos desglosados por sexos. Los materiales de capacitación elaborados por el programa de datos desglosados por sexos de la FAO se han traducido al ruso para utilizarse en el Cáucaso y en Asia central, y se han adaptado para su uso en los países andinos. Han participado en los talleres sobre datos desglosados por sexos numerosos países con vastas zonas montañosas abundantemente pobladas, como el Kirguistán, el Kazajstán, el Tayikistán, Albania, Armenia, Rumenia, Georgia, Colombia, Ecuador y el Perú.

La FAO también ha realizado una abundante labor para documentar y promover un mayor conocimiento de las cuestiones de género en la gestión de los recursos naturales, por ejemplo a través de estudios de caso, como uno sobre los conocimientos tradicionales de las mujeres bolivianas en la producción pecuaria (FAO, 1995, sin publicar). Se han estudiado los nexos entre los sistemas locales de conocimientos, las funciones de género y la conservacion y gestión de la agrobiodiversidad en muchos contextos, por ejemplo en Tanzanía, Mozambique y Swazilandia (FAO, 2005), la India (2002) y los Andes (FAO, 1998). Este estudio documenta la contribución de las mujeres andinas en la gestión de las semillas y la conservación de los recursos genéticos.

La FAO también promueve la equidad de género y la difusión de conocimientos a través de instrumentos de información y comunicación que pueden disminuir la sensación de aislamiento entre los habitantes de las montañas, en particular las mujeres. Es esencial la información sobre el análisis socioeconómico y de género para informar y orientar las políticas, los programas y los proyectos que pueden ofrecer respuestas a los desafíos relacionados con los medios de subsistencia que afrontan las comunidades de las montañas y las mujeres y los hombres de las regiones montañosas.

última actualización:  miércoles 24 de octubre de 2012