Gestión de cuencas hidrográficas

Las montañas son importantes proveedoras de agua, energía y biodiversidad. Es más, proporcionan recursos de primera importancia, por ejemplo: minerales, productos forestales y productos agrícolas, así como esparcimiento. En el Programa 21 -la declaración, en 40 capítulos, de los objetivos y posibles programas, producida por los delegados asistentes a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, celebrada en 1992 en Río de Janeiro y denominada Cumbre de la Tierra-, se dedica el capítulo 13 a las montañas. (Ordenación de los ecosistemas frágiles: desarrollo sostenible de las zonas de montaña).

Este capítulo contiene dos ámbitos de programa para elaborar ulteriormente el problema de los ecosistemas frágiles con relación a todas las montañas del mundo: 1) Producir y fortalecer el conocimiento sobre la ecología y el desarrollo sostenible en los ecosistemas montañosos; 2) Promover el desarrollo integrado en las cuencas hidrográficas y oportunidades de otros medios de subsistencia.

Las cuencas hidrográficas son zonas de captación en las que se acumula el agua de las montañas y corre río abajo para alimentar los ríos y los lagos, antes de llegar al mar. Más de la mitad de la población del mundo depende directamente de estas cuencas hidrográficas de las montañas para obtener agua destinada a la producción de alimentos, electricidad y, lo más importante, para beber.

La FAO afronta en diversas formas los desafíos del desarrollo sostenible en las regiones de montaña y la gestión de cuencas hidrográficas en todo el mundo. El objetivo de la labor de la FAO en las montañas y las cuencas hidrográficas es amplio y de gran alcance. La FAO atiende, en sus departamentos técnicos, las necesidades de los habitantes y el entorno de las montañas a través de actividad normativa, el programa de campo, dando apoyo directo a los países y participando en diversas asociaciones mundiales.

Labor normativa:

  • investigación de la inseguridad alimentaria y la malnutrición en las cuencas hidrográficas de las montañas y realización de evaluaciones de la vulnerabilidad;
  • documentación de las mejores prácticas en gestión de cuencas hidrográficas y desarrollo sostenible en las zonas montañosas;
  • formulación de directrices técnicas, metodologías e instrumentos para la gestión y conservación de las cuencas hidrográficas; La iniziativa de la gestión de cuencas hidrográficas de la siguiente generación
  • determinación de las tendencias en materia de legislación para las montañas y ayuda a los países para mejorar sus políticas y leyes relacionadas con las montañas en la gestión de las cuencas hidrográficas;
  • dar servicio al Grupo de trabajo sobre la gestión de cuencas hidrográficas de montaña de la Comisión Forestal Europea 

Programa de campo

  • ayudar a los países a afrontar las cuestiones relacionadas con las montañas a través de: creación de capacidad, fortalecimiento institucional y actividades piloto sobre el terreno, a través del Programa de Cooperación Técnica de la FAO. Ya están en marcha proyectos, o han concluido, en Armenia, Cuba, Tayikistán y Corea del Norte, y están preparándose otros para Polonia, Kirguistán y México (véase la base de datos sobre proyectos de campo relacionados con el desarrollo sostenible en las regiones de montaña);
  • elaborar y aplicar estrategias, programas y proyectos de gestión de cuencas hidrográficas, pertinentes en especial para la seguridad alimentaria, la gestión de cuencas hidrográficas, los medios de subsistencia sostenibles, las políticas y la legislación, la creación de empresas, etc., en las regiones montañosas de todo el mundo.

última actualización:  miércoles 24 de octubre de 2012