El sector forestal y las estrategias nacionales para la reducción de la pobreza

Entre los años 2006 y 2007 la FAO llevó a cabo un estudio en diez países en áfrica sobre el alcance en que las estrategias nacionales de reducción de la pobreza incluyen a las actividades forestales como parte integral de los esfuerzos para abordar la situación apremiante de las poblaciones pobres y, de modo contrario, de qué manera el sector forestal participa en debates intersectoriales sobre cuestiones de interés común. Las entrevistas con representantes del gobierno, de  empresas privadas y de organizaciones de la sociedad civil identificaron muchas de las restricciones y oportunidades para el establecimiento de relaciones más estrechas y confirmaron que los vínculos del sector forestal con los programas más amplios de desarrollo, entre ellos, las estrategias de reducción de la pobreza, a menudo son débiles o no existen. Para consultar los informes detallados de las conclusiones de los estudios nacionales y el documento de trabajo N°22 que resumen los resultados y conclusiones, pulse aquí.

 La falta de datos sobre los recursos forestales y su importancia en cuanto al mejoramiento de los medios de subsistencia y al desarrollo económico nacional es una de las principales causas de la seria subestimación de su contribución al producto interno bruto -una situación que casi siempre lleva a los órganos de decisión a hacer caso omiso de la importancia del sector cuando asignan los recursos. Al contribuir con las evaluaciones forestales nacionales y llevando a cabo estudios como el presente, la FAO ayuda a aumentar la presencia e influencia del sector forestal en instrumentos de planificación más amplios así como a obtener apoyo financiero, institucional y de las políticas muy necesarios para las estrategias de  reducción de la pobreza basadas en los bosques.

 Al hacer de la reducción de la pobreza y las mejoras en la subsistencia objetivos básicos de los programas forestales nacionales, la colaboración debería ser reforzada para solucionar las temas  que  trascienden los sectores e influyen directamente sobre el bienestar de las poblaciones pobres y las comunidades en las que viven. El uso de los pfn para que se ocupen del sector forestal en debates más amplios debería alinear sus actividades más estrechamente con los programas centrales del gobierno y por eso aumentaría su importancia como instrumentos para proponer prioridades nacionales, tales como el desarrollo rural y el crecimiento económico.

La buena gobernanza en el sector forestal es fundamental en la lucha contra la pobreza y se debería incluir como un elemento integral de los programas forestales nacionales, así como se integra a las estrategias de reducción de la pobreza. Las medidas que impiden el comportamiento corrupto incluyen leyes que conceden la tenencia segura de la tierra y derechos de acceso, suministran la revelación pública de información sobre el aprovechamiento de la madera, su elaboración y transporte y establecen los procesos participativos para identificar y evitar actos forestales ilegales.

Pequeñas empresas forestales

 La FAO presta ayuda a las comunidades en las zonas rurales para crear empresas forestales a fin de proporcionales una oportunidad de generar ingresos procedentes de los recursos forestales y arbóreos; de esta manera les proporciona un incentivo para ordenar y utilizar los recursos de una manera sostenible. El enfoque se basa en la premisa de que las personas que tienen intereses directos en los recursos forestales y arbóreos necesitan ser parte de la adopción de decisiones respecto a todos los aspectos de su ordenación.

[missing link label]
última actualización:  jueves 4 de diciembre de 2008