Fauna

Das y Sidddiqi (1985) presentan una compilación de especies de la vida silvestre (mamíferos, reptiles y anfibios) y aves encontradas en los Sundarbans, la mayor zona de manglares contiguos que existe en el mundo. McNae (1968) proporciona una visión general de la fauna en las zonas de manglares en la región del Pacífico indo-oriental y Saenger et al. (1983) examinan la situación de los ecosistemas de los manglares en el mundo, incluso su fauna.

Reptiles y anfibios

Los cocodrilos y los caimanes son algunos de los reptiles más significativos como habitantes naturales de los medios marinos y estuarios.

Dos especies, el Crocodilus acutus (lagarto) y el Caiman crocodilus (lagarto cuajipal), se encuentran en Costa Rica donde se hallan en la lista de especies amenazadas, en gran medida por el comercio internacional de sus pieles. El C. acutus tiene un gran espacio geográfico y se lo halla en Cuba, en las costas del Pacífico de América Central, en Florida y en Venezuela. La especie cubana, el Crocodilus rhombifer, se encuentra en la Ciénaga de Lanier y es endémico. El caimán americano, Alligator mississippiensis, se encuentra entre las especies en peligro en Florida (Hamilton y Snedaker, 1984). En África Occidental, el Crocodilus cataphractus, se encuentra en las zonas de manglares y en Asia, el cocodrilo Crocodilus porosus se encuentra en peligro de extinción sobre una gran parte de la zona que ocupa. Se están realizando esfuerzos, sin embargo, para conservarlo en la India, Bangladesh, Papua Nueva Guinea y Australia (FAO, 1982).

Los grandes lagartos, iguana iguana (iguana) y el Cetenosaura similis (garrobo) se encuentra comúnmente en los manglares de América Latina, donde las poblaciones locales los utilizan como alimento, al igual que sus primos de África Occidental (Varanus exanthematicus) y de Asia (Varanus salvator).

Las tortugas ribereñas son comunes y las tortugas marinas desovan, como se sabe, en las playas arenosas de muchas zonas de manglares en todo el mundo. A lo largo de la costa del Pacífico de Costa Rica, los dos sitios más importantes de desove visitados por la tortuga golfina (Lepidochelys olivacea) se encuentran en la Playa Nacite, en el interior del Parque Nacional Santa Rosa y en la Playa Oe ostional, cerca del río Nosara. Esta tortuga es muy apetecible por su carne y tiene su peso promedia los 40 kilogramos. Está en vías de extinción a causa de sus predadores y de la explotación excesiva en algunos países, en especial, México y Ecuador.

También se puede hallar en las zonas de manglares un cierto número de víboras, especialmente más al interior de las costas.

Recursos acuáticos

La importancia de las zonas de manglares como terrenos de alimentación, reproducción y cría de numerosos peces y moluscos comerciales está bien establecida (Heald y Odum, 1970; MacNae, 1974; Martosubroto y Naamin, 1977). De igual modo, Chong informó que la ubicación de las zonas de pesca en Sierra Leone se correlaciona geográficamente con la distribución de los manglares costeros.

Se ha observado que el desarrollo del lodo arcilloso blando, donde los cangrejos pueden hacer sus hoyos, y el crecimiento de hierbas marinas atraen a los crustáceos a lo largo de las zonas de manglares.

Matthes y Kapetsky (1988) han preparado un compendio mundial de especies acuáticas asociadas con el manglar que tiene un valor económico, el compendio contiene información como la extensión geográfica de cada especie; las zonas de los manglares en que se las halla; la dependencia del organismo de los manglares y su calidad y uso en las pesquerías.

Peces

Se informa que hay más de 120 especies de peces pescados en los Sundarbans (Seidensticker y Hai, 1983), en su mayoría son todas especies de agua salina y de estuario. Ulloa (1978) reconoció 92 especies de peces que pertenecen a 13 familias capturadas en la Bahía de Jiquilisco en El Salvador.

Las especies de interés comercial incluyen lisas (Mugilidae), pargos (Lutjanidae), sabalote (Chanos chanos), róbalo (Lates calcarifer) y la tilapia (Cichlidae). El pez con mayor presencia es probablemente el Periophalmus sp. que es endémico en los manglares.

Crustáceos

A pesar de la presencia de los más espectaculares mamíferos y reptiles, hay indicaciones de que los animales que mayormente contribuyen a la biomasa en los manglares son los crustáceos, un término colectivo que abarca a los crustáceos (cangrejos y camarones) y moluscos (bivalvos y gastropodos).

El cangejo violinista (Uca sp.) y las diversas especies de Sesarma son habitantes comunes en las zonas entre mareas de manglares en toda la región del Índico-Pacífico. Los cangrejos de la familia Pox-tunidae han sido observados en la zona del Golfo de Arabia y en los Emiratos Árabes Unidos. Los cangrejos comestibles (Scylla serrata en Asia y África Oriental y el Callinestes latimanus en África Occidental) son productos muy apreciados del manglar.

Los camarones más comunes comprenden el camarón gigante de agua dulce (Macrobrachium rosenbergii) y los camarones marinos peneidos (Penaecus indicus, P. merguiensis, P monodon y Metapenaeus brevicomis). Todas estas especies probablemente tienen una historia biológica básica similar, con desove en el mar y migración costera de larvas, una etapa juvenil de estuario seguida por migración al mar para la reproducción con lo cual se completa su ciclo biológico. Sin embargo, las especies difieren en la extensión en la que se desplazan al mar durante esta migración. Las encuestas realizadas en Malasia mostraron que el género Penaeus era abundante en todas las profundidades hasta 50 metros, mientras que los Metapenaeus eran más abundantes en el rango de 11 a 30 metros y los Parapenaeopsis se restringían a la zona de 5 a 20 metros.

De acuerdo con los informes, los langostinos peneidos en el mar se reproducen durante la mayor parte del año pero con peíodos de punta observados durante mayo-julio y octubre-diciembre, que coincide con la llegada de los monzones. Se ha informado un pico de ingreso en Malasia Occidental de postlarvas P. merciuiensis durante noviembre y diciembre.

Después de tres a cuatro meses en los estuarios de manglares, los langostinos juveniles migran a aguas costeras poco profundas de marzo a junio donde alcanzan su madurez sexual. Cuando adquieren tamaño, se desplazan más mar adentro a zonas de desove en profundidades que exceden las 10 brazas de produndidad. Las principales migraciones de desove comienzan en junio y continúan hasta fines de enero.

Con respecto a los moluscos, en América Central, el mayor bivalvo Anadara grandis (chucheca) es ahora poco frecuente por la explotación excesiva y actualmente es reemplazado por las más pequeñas ¿pianguas¿, que comprende principalmente dos especies, Anadara inulticostata y A. tuberculosa. El Anadara tuberculosa es el molusco bivalvo comúnmente hallado en los ecosistemas de manglares desde la Baja California hasta Perú (Keen, 1971).

Los más importantes bivalvos en los manglares indo-malayos es el arca del Pacífico occidental (Anadara granosa) y los gastropodos comúnmente recogidos son la Cerithidia obtusa, el Telescoplum mauritsil y el T. Telescopic.

Las ostras también son importantes fuentes de producción acuática que como los crustáceos pueden cultivarse siempre que se les proporcione un substrato para atraer larvas y que las condiciones del estuario sean favorables.

La importancia de los crustáceos como fuente de proteínas rápidamente accesible y como recurso económico renovable para las comunidades costeras, los convierte en la especie única más importante de las explotadas en los manglares.

Bentos

La fauna bentónica comprende los peces jóvenes, los crustáceos, los cangrejos y los bivalvos.

Hasta hace poco tiempo, los estudios sobre la fauna bentónica de las regiones tropicales, de zonas inundables entre mareas, han sido excepcionalmente raros a pesar del hecho de que tales estudios brindarían información sobre el valor de la zona inundable por marea como hábitat potencial para alimentación de aves acuáticas y peces marinos y de estuario (Erfemeijer, Balen y Djuharsa, 1988; Silvius, Chan y Shansudin, 1987). Sin embargo, se han realizado estudios recientes, por ejemplo, en Hong Kong, China y Taiwan - a menudo en relación con estudios de viabilidad sobre el uso de manglares para el tratamiento de aguas residuales (ver HKUST, 1993).

Mamíferos

Gran cantidad de mamíferos frecuenta los hábitats de manglares, pero sólo unos pocos viven allí permanentemente y una cantidad aún menor se limita a ellos (FAO, 1982). En muchos países, sin embargo, los manglares representan el último refugio para un cierto número de mamíferos raros y en peligro de extinción.

Durante la marea baja, se ven monos (Macacus irus) en Malasia, merodeando para encontrar crustáceos y cangrejos y a los monos de cara blanca (Cebus capucinus) alimentarse de pianguas en los manglares de Costa Rica. Según informes, en las zonas donde tales monos son numerosos, hay pocas pianguas. Estos animales también ocasionan un cierto daño a los plantones recientemente establecidos desraizándolos. El mono násico de Malasia (Nasalis larvatus) es endémico en los manglares de Borneo, donde se alimenta de las hojas de la Sonneratia caseolaris y la Nipa fruticans (FAO, 1982) así como de la Rhizophora propagules. Los monos, a su vez, son víctimas de los cocodrilos y de los cazadores furtivos.

Otros mamíferos incluyen al tigre real de Bengala (Panthera tigris), al leopardo (Panthera pardus) y al ciervo axis (Axis axis) en los Sundarbans; los jabalíes (Sus scrofa) y el ciervo ratón (Tragulus sp.) en los pantanos de Nipa en toda la extensión del sur y el sudeste de Asia.; los pequeños carnívoros, como el gato pescador (Felix viverrima), los gatos de algalia (Viverra sp. y Vivererricula sp.) y las mangostas (Herpestes sp.). Las nutrias (Aonyx cinera y Lutra sp.) son comunes, pero se ven raramente .

Los delfines como el delfín (Platanista gangetica) y el delfín común (Delphinus delphis) también se hallan en los ríos de los manglares, al igual que los manatíes (Trichechus manatus latirostris) y los dugongos (Dugong dugon), aunque estas especies se están volviendo cada vez más raras y en varios lugares corren el peligro de extinción.

Avifauna

El pantano de marea es un santuario ideal para las aves, algunas de las cuales son migratorias. De acuerdo con Saenger et al. (1983), la lista total de especies de aves de manglares en cada una de las regiones biogeográficas comprenden de 150 a 250 especies. En todo el mundo, 65 de ellas se hallan en peligro de extinción o en estado de vulnerabilidad. Se han realizado varias encuestas de la avifauna en las zonas de manglares en el sudeste de Asia.

En Cuba, hay varias especies endémicas que ocupan nichos ecológicos de alta especialización como el canario del manglar (Dendroica petechis gundlachi) y la más pequeña oca del manglar (Rallus longirostris caribaeus).

Las aves más numerosas son las zancudas, las garzas, los airones y las cigüeñas.

Las aves de presa comprenden las águilas marinas (Haliaetus leucogaster), el milano bramático (Haliastur indus), los halietos (Pandion haliaetus) y las águilas pescadoras (Ichthyphagus ichthyaetus).

Los martines pescadores y los abejarucos son las aves más coloridas que comúnmente se observan en los manglares.


Bibliografía
Chong, P.W. 1987. Proposed Management and integrated utilization of mangrove resource in Sierra Leone. Project UNDP/FAO: SIL/84/003, Field Document No. 6.
Das, S. & Siddiqi, N. A. 1985. The mangroves and mangrove forests of Bangladesh. Magrove Silviculture Division Bulletin No. 2, Bangladesh Forest Research Institute and UNDP/FAO Project BGD/79/017. Chittagong, Bangladesh.
FAO. 1982. Management and utilization of mangroves in Asia and the Pacific. FAO Environmental Paper 3. Rome.
Erftemeijer, P., Balen, B. & Djuharsa, E. 1988. The importance of Segara Anakan for nature conservation, with special reference to its avifauna. Asian Wetland Bureau/INTERWADER ?PHPA. Bogor.
Hamilton, L.S. & Snedaker, S.C. 1984. Eds. Handbook of mangrove area management. IUCN/UNESCO/UNEP. East-West Center, Honolulu, Hawaii.
Heald, E.J. & Odum, W.E. 1970. The contribution of mangrove swamps to Florida fisheries. Proc. of the Gulf and Caribb. Fish. Inst., 22: 130-135.
HKUST. 1993. Programme and abstracts. Asia-Pacific symposium on mangrove ecosystems. Hong Kong 1-3 September 1993. Hong Kong University of Technology, Hong Kong.
Keen, A. 1971. Sea shells of tropical West America. Stanford University Press.
Martosubroto, P. & Naamin, N. 1977. Relationship between tidal forests (mangroves) and commercial shrimp production in Indonesia. Mar. Res. in Indon., 18: 81-86.
Mattes, H. & Kapetsky, J.M. 1988. World wide compendium of mangrove-associated aquatic species of economic importance. FAO Fisheries Cic. No. 814. Rome.
McNae, W. 1968. A general account of the fauna and flora of swamps and forests in the Indo-West-Pacific Region. Adv. Mar. Biol., 6: 27-270.
Saenger, P., Hegerl, E.J. & Davie, J.D.S. 1983. Global status of mangrove ecosystems. Commission on ecology papers No. 3. Gland, Switzerland, IUCN.
Seidensticker, J. & Hai, Md. Abdul. 1983. The Sundarbans wildlife management plan: conservation in the Bangladesh coastal zone. Gland, Switzerland, WWF/IUCN.
Silvius, M.J., Chan, H.T. & Shamsudin, I. 1987. Evaluation of wetlands of the west coast of Peninsular Malaysia and their importance for natural resource conservation. WWF/FRI/University of Malaya/INTERWADER Joint Project. Kuala Lumpur, WWF Malaysia.
Ulloa. 1978.

Extraído de:
FAO. 1994. Mangrove forest management guidelines. FAO Forestry Paper No. 117. Roma.

última actualización:  domingo 15 de mayo de 2005