Seguimiento y evaluación

La finalidad del seguimiento es identificar las desviaciones de los objetivos y las acciones planificadas. De este modo, es posible aportar correcciones, si estas se justifican. El seguimiento también prevé la recopilación periódica de datos sobre la aplicación de políticas, estrategias y planes de acción.

Las evaluaciones tienen por finalidad determinar la pertinencia de los objetivos y proponer cómo mejorar el rendimiento. La mayoría de las evaluaciones se basan en los principios de participación: aprendizaje compartido, diálogo y debate con miras a un ulterior desarrollo.

Actividades

La selección de las áreas que se deben supervisar es la actividad más importante del seguimiento y la evaluación (SyE). Para ello, es necesario plantear preguntas orientadoras, por ejemplo: ¿qué información se necesita, en base a qué criterios, y cómo es posible medir los problemas, es decir, con qué indicadores?

Señalar los medios de verificación para cada indicador facilitará su medición periódica. Siempre que sea posible, hay que establecer los indicadores de manera participativa, como en un taller organizado específicamente para ese propósito, de modo que todos los grupos estén representados.

La comprobación de los logros con respecto a los compromisos internacionales también tiene que ser parte del proceso de SyE. En general, la revisión del PFN se lleva a cabo periódicamente, mientras que una evaluación detallada se suele realizar cuando está por concluirse el período de planificación del programa o de la política.

Es importante señalar que el SyE no se limita a los aspectos dentro del sector forestal. También debe cubrir los problemas que pueden surgir en otros sectores y que afectan a los bosques y el sector forestal.

Resultados

El seguimiento genera información que puede ser utilizada en las evaluaciones. Los datos recogidos pueden utilizarse para determinar lo que está funcionando bien y lo que no, con miras a aportar los ajustes apropiados. Esta información se puede utilizar durante todo el proceso, incluso durante la ejecución.

Generalmente, los exámenes y las evaluaciones se presentan como informes. Sin embargo, también deben ir acompañados de procesos informales de reflexión y revisión. El aumento del conocimiento y la conciencia, cuando logrado por todos los participantes, quedará reflejado en la elaboración del siguiente plan de trabajo operativo o en la revisión de la política o la estrategia forestal.
última actualización:  martes 7 de agosto de 2012