La GFS para el desarrollo social

Para millones de personas que viven en la pobreza, los bosques y sus recursos brindan alimento, combustible para cocinar y calentarse, medicinas, refugio y vestido y, además, funcionan como redes de seguridad en tiempos de crisis y emergencia –por ejemplo, cuando se pierden los cultivos debido a periodos de sequía prolongados, o cuando la persona a cargo de la familia no puede realizar actividades productivas por razones de enfermedad o guerra. Cerca de 1 600 millones de personas dependen de los recursos del bosque para sus medios de vida; en algunos países en desarrollo, hasta el 90 % de sus necesidades energéticas se cubren con leña. La GFS puede incluir tales consideraciones en sus objetivos y enfoques de manejo.

El empleo e ingresos generados por la cosecha, procesamiento y venta de productos del bosque y servicios ambientales son importantes en muchas áreas rurales. Los bosques complementan los ingresos obtenidos con otros usos de la tierra, como la agricultura.

En la ejecución de la GFS, deben tomarse previsiones adecuadas para la seguridad ocupacional y la salud y el respeto de los derechos laborales, según se establecen en las legislaciones nacionales y en los acuerdos internacionales, así como en los estándares de certificación forestal y otros instrumentos voluntarios de responsabilidad social.

Community labour for silvicultural treatment in a pine forest, Dominican Republic.El pilar social de la GFS es amplio, y abarca conceptos como participación, ecuanimidad, derechos de acceso y uso, seguridad, equidad de género y manejo del cambio y de conflictos en las comunidades involucradas en la actividad forestal. Cualquier esfuerzo de implementación de la GFS debe prestar debida atención a estos aspectos.

Aquellos involucrados directamente en un área de bosque dada y sus alrededores deben tener la oportunidad de participar en la definición de objetivos y la ejecución de la GFS. Las decisiones sobre el uso y la conservación del bosque que se impongan a los interesados ven mermada su legitimidad y, muy probablemente, no sean aceptadas y generen conflictos. Por ello es necesario contar con mecanismos de consulta adecuados.

La ecuanimidad es un componente importante de la GFS, especialmente en cuanto a la distribución de costos y beneficios por el uso del bosque en áreas rurales pobres, tan comunes en los países en desarrollo. La ejecución de la GFS debiera reducir las desigualdades, promover el desarrollo de empresas de propiedad y operación local y mejorar Training forest workers in the use of safety equipment.las condiciones laborales. Sin embargo, pudiera ser necesario tomar medidas adicionales para asegurar la distribución equitativa de beneficios mediante, por ejemplo, la inversión en alojamiento, educación, servicios médicos u otra infraestructura social y la asignación equitativa de derechos a los recursos y su uso.

La ejecución de la GFS exige que se de seguimiento a los indicadores sociales y se enfrenten los impactos negativos, como los conflictos por la asignación de costos y beneficios, se apoye el aprendizaje social, se fomente la cooperación y confianza entre los actores y se desarrolle una visión común acerca de la contribución de la GFS al desarrollo socioeconómico.

La GFS y la seguridad alimentaria

Para la población pobre del medio rural, los bosques significan redes de seguridad, pues en gran medida obtiene de los bosques o de los árboles fuera del bosque la totalidad o parte de sus medios de subsistencia. Además, depende directamente de los bosques para obtener alimentos como tubérculos, frutas, hojas comestibles, carne de monte, hongos y miel, además de productos medicinales. Los bosques también ofrecen leña para la cocina y calefacción, materiales para la construcción de refugios y forraje para los animales. La GFS contribuye directamente a la seguridad alimentaria mediante la generación de empleo e ingresos y, de manera indirecta, con servicios ambientales que mejoran la producción de cultivos agrícolas y la ganadería, entre ellos, la regulación del clima en el ámbito local, regional y global (especialmente la lluvia) y la protección de cuencas contra inundaciones y corrimientos de tierras.

última actualización:  domingo 22 de junio de 2014