Perspectivas para la diversificación e intensificación
de la producción forestal en apoyo de la seguridad forestal mejorada

Intensificación de la producción

Las perspectivas a corto plazo para la intensificación de la producción forestal en términos de producción de madera en los bosques naturales se hallan limitadas en la mayoría de los PEID. Aunque muchos de los PEID más extensos cuentan con bosques, no todos permiten el acceso y el aprovechamiento de las especies comerciales, en muchos lugares, es llevada a cabo en niveles que no son sostenibles. En muchos de los PEID más pequeños, la cubierta forestal no existe o es insignificante. A medio o largo plazo, los aumentos en la producción proveniente de los bosques naturales dependen de la adopción de prácticas de aprovechamiento forestal ambientalmente apropiadas y de la aplicación de prácticas de silvicultura adecuadas - incluyendo en muchos casos la plantación de mejora en zonas cosechadas previamente.

Un aumento en la producción de madera proveniente de plantaciones es posible en algunos de los PEID más extensos. Fiji es el ejemplo de un país que ya cuenta con un programa de desarrollo de plantaciones bien elaborado y la producción de madera basada en plantaciones está planeada para transformarse en un principal sector de crecimiento de la economía nacional. Se planea que, hacia el año 2000, más de 70 000 hectáreas de plantaciones de caoba se podrán aprovechar a una edad de rotación de 35 años. Sin embargo, la competencia por la superficie terrestre limitada, en ocasiones combinada con la propiedad tradicional (véase más arriba) limita, en muchos estados, la posibilidad de establecimientos de plantaciones en gran escala. También es un factor limitativo, en algunos PEID, la falta de buenos suelos (en particular en los que tienen base coralina)

Los sistemas agroforestales que cuentan con el coco como principal recurso maderero parecen mostrar las perspectivas más prometedoras como sistema de utilización sostenible de la tierra para los estados atolones y para los territorios con suelos de baja fertilidad o para los estados más pequeños donde la disponibilidad de la tierra es un factor limitativo.

En aquellas zonas en que la plantación de árboles es pasible de ciclones, se debería promover las especies que exhiben mayor resistencia a los daños del viento 1

Diversificación

El procesamiento de madera con valor agregado, en particular, de la madera dura, ofrece buenas perspectivas para la diversificación en los PEID bien dotados con bosques. También existen buenas perspectivas para la diversificación en términos de la provisión de productos y servicios no madereros:

  • Donde exista o pueda desarrollarse un mercado nicho, se debería promover los productos forestales no madereros (productos vegetales recogidos en estado silvestre o cultivados en plantaciones o en sistemas agroforestales y animales cazados en estado salvaje o criados en cautiverio)


  • El turismo es una de las industrias de mayor ingreso en muchos PEID y aumenta dado el interés por los ecosistemas o por la naturaleza. Aunque los bosques de estas islas raramente se presentan como una atracción primordial para los visitantes extranjeros, pueden contribuir a la atracción turística. Varias islas han hecho especiales esfuerzos para desarrollar el potencial turístico de sus zonas forestales. Entre ellas se encuentran Pohnpei en los Estados Federados de Micronesia, Dominica, Jamaica y Santa Lucía.

Aumento del apoyo indirecto a la mejorada seguridad alimentaria

La conservación, el aumento y la utilización sostenible de los recursos forestales no sólo son importantes por los beneficios directos para la seguridad alimentaria mejorada, sino también para los beneficios indirectos en términos de apoyo a otros sectores y a las funciones de protección de los bosques (véase arriba).

Se pueden necesitar esfuerzos especiales en lo que respecta a la reforestación de las zonas degradadas (por ejemplo, las cuencas hidrográficas) y en la mayoría de las islas, la plantación en las zonas costeras es necesaria para protegerlas contra la erosión. La protección de las zonas de manglares, que son altamente resistentes a los daños de tormentas, es especialmente importante en este respecto.

Además del mantenimiento y aumento de la cubierta forestal, la conservación de la diversidad biológica tiene importancia económica tanto desde el punto de vista de la producción (silvicultura y agricultura) como en apoyo a las actividades turísticas interesadas en la naturaleza.

Nota

1 - Las zonas de Intsia bijuga y Pometia pinnata en el oeste de Samoa sufrieron sólo daños menores por causa del ciclón Ofa en 1991. La madera blanca (Endospermum medullosum), el pino kauri (Agathis spp.), la Terminalias richii son otros ejemplos de especies autóctonas del Pacífico Sur que están bien adaptadas para resistir la fuerza de los ciclones. Se está realizando una investigación en el cruzamiento de la Pinus Caribea var. Hondurensis con la P. Caribea var. Caribea con el propósito de mejorar la resistencia a la pérdida de tallos en los fuertes vientos.

última actualización:  sábado 29 de octubre de 2005