El plan de la FAO para la agricultura en los PEID.

Se ha formulado un Plan de Acción para asegurar la ordenación sostenible de la tierra, el agua y los recursos forestales y la protección del medio ambiente de los PEID en el marco del seguimiento de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación; fue adoptado por el Consejo de la FAO en junio 1999.

El Plan comprende las siguientes cinco principales esferas de acción:

  1. Adaptación a los cambios de las condiciones comerciales mundiales;
  2. Hacia una agricultura más intensificada, diversificada y sostenible;
  3. Satisfacción de las necesidades de la pesca;
  4. Garantía de la ordenación sostenible de los recursos de la tierra, hídricos y forestales y la protección del medio ambiente;
  5. Creación de capacidad y fortalecimiento institucional.

A continuación se presentan los principales objetivos y actividades relacionadas con los bosques del plan de acción propuesto.

Objetivo 4.1: promover la conservación y la utilización sostenible de los recursos de tierras y aguas y utilizar de manera sostenible los recursos forestales.

  1. Promover la adopción y ejecución de un sistema integrado de planificación del uso de la tierra y el agua en el que se tomen en consideración las vinculaciones e interacciones entre los diversos ecosistemas y sectores económicos;
  2. Seguir un enfoque holístico e integrado para la conservación y el uso sostenible de los recursos forestales tomando en cuenta la función múltiple de los bosques y los árboles;
  3. Promover la recuperación y conservación de las tierra forestales, cuencas hidrográficas y, donde sea necesario y sostenible, aumentar la capacidad productiva de estos recursos y garantizar una ordenación forestal sostenible y unas prácticas de aprovechamiento apropiadas;
  4. Combatir la degradación de la tierra y mejorar la protección de las costas por medio de actividades intensificadas de conservación del suelo, forestación y reforestación;
  5. Promover los sistemas de agroforestación y el fomento de especies arbóreas polivalentes que sean resistentes a las plagas, las enfermedades y los ciclones;
  6. Persistir en la planificación integrada del medio ambiente tanto terrestre como marino para evitar su degradación y para utilizar racionalmente el potencial completo de su base de recursos naturales, particularmente para el turismo ecológico.

Objetivo 4.2: Aumentar la proteción del medio ambiente

  1. Fortalecer la base de información para el seguimiento del medio ambiente e integrar los valores e intereses ecológicos en el proceso de desarrollo.
  2. Elaborar nueva legislación nacional o enmendar la existente, según corresponda, para asegurar que funcione un completo, actualizado y coordinado marco legal sobre la ordenación de los recursos naturales y la protección del medio ambiente.
  3. Aplicar, ratificar o concertar, según corresponda, convenios internacionales tales como la Convención de Lucha contra la Desertificación de las Naciones Unidas, el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto; en caso necesario, adoptar legislación nacional para ejecutar estos convenios y promover los mecanismos de colaboración para su ejecución.

Objetivo 4.3: Mejorar la preparación para casos de catástrofes

  1. Reducir al mínimo la vulnerabilidad y los efectos de los peligros naturales, las fluctuaciones climáticas, incendios forestales, las plagas y las enfermedades, mediante la formulación de estrategias de preparación y atenuación para casos de catástrofes.
  2. Realizar esfuerzos para proteger las zonas de manglar que protegen de las marejadas y los daños de las tormentas.

Objetivo 5.1: Crear y/o fortalecer la capacidad nacional en el marco del Acuerdo sobre Agricultura de la Ronda de Uruguay.

  1. Crear la capacidad nacional de formulación de políticas en los sectores agrícola, pesquero y forestal y adecuar la capacidad analítica para evaluar el efecto de los cambios normativos propuestos en la OMC.

Objetivo 5.2: Fortalecer los servicios de apoyo a la agricultura.

  1. Mejorar la disponibilidad de crédito y la capacidad de acceso a éste, lo cual es imprescindible para promover productos básicos no tradicionales.
  2. Establecer servicios de mercado conjuntos con fuerte participación del sector privado.
  3. Fortalecer los organismos forestales nacionales y mejorar la coordinación entre ellos y otros conexos en sus actividades y en relación con los programas de asistencia con financiación exterior.

Objetivo 5.3: Proporcionar un marco coherente para la ordenación sostenible de los recursos naturales y la protección del medio ambiente

  1. Promulgar legislación apropiada, y fortalecer y garantizar su cumplimiento, sobre la protección del medio ambiente y la ordenación de los recursos naturales incluidos los recursos de tierras, hídricos y forestales, la proteción de las plantas y la sanidad animal, el cambio climático, la desertificación, la biodiversidad, los recursos genéticos y la fauna y flora silvestre, los espacios protegidos y los hábitats en peligro, la ordenación integrada de las zonas costeras [...]
  2. Promover enfoques integrados para la ordenación de los recursos naturales con el objeto de mitigar los efectos intersectoriales adversos [...]
  3. Integrar las políticas forestales nacionales en un marco más extenso de ordenación de los recursos naturales a nivel nacional.
  4. Desalentar las prácticas agrícolas no sostenibles, la deforestación descontrolada, las prácticas destructivas de pesca y su abuso.
  5. Elaborar medidas para mitigar las pérdidas en la diversidad biológica, recurriendo con plenitud al conocimiento local que muy a menudo tienen las mujeres.
  6. Establecer, en caso necesario, fuentes de datos de interés, sistemas de información y mecanismos de colaboración regional, incluyendo el intercambio entre las islas de información y de conocimiento tecnológico.


última actualización:  sábado 29 de octubre de 2005