La función de los bosques y árboles en la mejora de la seguridad alimentaria

Los bosques y los árboles en los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID) contribuyen directamente a la consecución de la seguridad alimentaria mediante el suministro de los siguientes productos forestales:

  • Productos comestibles de plantas: los alimentos básicos, alimentos suplementarios, comidas ocasionales o alimentos en situaciones de hambre son críticos para el bienestar nutritivo de muchos habitantes de las islas.
  • Animales y productos animales comestibles: ciervos, roedores, peces, pájaros, insectos, miel, huevos y nidos de pájaros.
  • Forraje
  • Medicamentos: para el 75 al 90 por ciento de los pobladores de los países en desarrollo, la única fuente de medicamentos está provista por productos naturales.
  • Madera para combustible: fundamental para la cocción y la preservación de los alimentos (por ejemplo, el ahumado y secado de pescados y carne), la madera combustible y el carbón vegetal representan más del 80 por ciento de la energía utilizada en los países en desarrollo.
  • Cercados: Ya sea vivos o construídos con madera, los cercados contribuyen a la seguridad alimentaria manteniendo a distancia los animales indeseables.
  • Equipos y herramientas: los equipos para la agricultura, los contenedores de alimentos, los botes y las canoas y los equipos para la caza y la pesca están realizados a partir de fibras madereras y no madereras.
El ingreso y el empleo suministrados por los bosques y las actividades relacionadas con ellos les brinda a los habitantes de las comunidades rurales la oportunidad de adquirir alimentos y otras necesidades básicas. Las cuencas hidrigráficas forestales proveen la conservación del suelo y el agua para beneficio de los terrenos agrícolas de aguas abajo. Las barreras de viento y las cinturas protectoras proporcionan sombra y refugio para los cultivos agrícolas y los animales y reducen la erosión del suelo. Los manglares y otras plantaciones costeras protegen a las zonas costeras contra las consecuencias de los fuertes vientos, las marejadas y la llovizna salina, y suministran los nutrientes a la cadena alimentaria marina. Los bosques también actúan como depósitos de la diversidad biológica; muchos de los alimentos consumidos en la actualidad se originaron como cultivos silvestres de los bosques 1 y las mejoras genéticas de los cultivos agrícolas tienen mucho que ganar de las especies silvestres existentes.

Notas

1- Por ejemplo, el árbol del pan, las bananas y los plátanos, el cacao, la nuez de cola, el café, el mango, la asimina, la guayaba y el aguacate. Los alimentos básicos tales como el ñame y las caupís, probablemente evolucionaron en los lindes de los bosques y el arroz silvestre se originó en sus zonas pantanosas. Las palmeras oleaginosas y el butirospermo son otras especies productoras de alimentos en los bosques y las tierras arboladas.

última actualización:  viernes 4 de noviembre de 2005