Carne de caza

La caza de bushmeat ("carne de arbusto" en inglés) es definida como la recolección de fauna silvestre en bosques tropicales y subtropicales para la alimentación y usos no alimenticios, como la medicina tradicional.  De las muchas amenazas que enfrenta la fauna silvestre forestal, ninguna ha tenido un impacto más severo que la insostenible y muchas veces ilegal caza y captura para la venta comercial – inclusivo el comercio de mascotas – de fauna silvestre y sus productos en los países en vías de desarrollo.  Gracias a este agotamiento de fauna, los restantes bosques tropicales y subtropicales se están vaciando cada vez más de grandes vertebrados ("síndrome de bosque vacío").  En África Central, se estima que anualmente se consumen 579 millones de mamíferos forestales – hasta 5 millones de toneladas de peso carneado.  En Asia Oriental y Sudoriental, la severidad del problema está relacionada con la alta densidad de población, la larga tradición del consumo de productos animales para uso medicinal y muy rápido crecimiento económico.  La venta comercial de fauna silvestre también plantea una amenaza para las poblaciones de fauna silvestre más allá de los trópicos, como por ejemplo las estepas y los bosques templados de Mongolia, principalmente para el gran mercado chino.

Fotografía: Karl Ammann

Incluso en áreas remotas y protegidas, el comercio de carne de caza impulsado por mercados a cientos de kilómetros amenaza la supervivencia de no sólo la fauna silvestre, sino también de las poblaciones indígenas y locales que dependen de la caza sostenible para la subsistencia y modo de vida.  El comercio de la carne de caza está frecuentemente facilitado por actividades madereras, porque los caminos madereros proporcionan fácil acceso a bosques cada vez más remotos y los camiones madereros son usados para transportar carne de caza.  Es más, las empresas madereras suelen considerar a la carne de caza como una fuente de comida gratis que les exime de la responsabilidad de mantener a sus trabajadores.

FAO ha establecido fuertes asociaciones con gobiernos y organizaciones y redes nacionales, regionales e internacionales, particularmente en África Central, para tratar con esta crítica situación y buscar opciones viables para asegurar la conservación y el uso sostenible de los extraordinarios recursos de fauna silvestre, mientras al mismo tiempo mejorando las perspectivas económicas de las poblaciones rurales más pobres.  En vista de esto, un proyecto regional GEF ha sido preparado para Gabón, la República del Congo, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana sobre el uso sostenible de selectas especies de carne de caza.  El proyecto tiene como objetivo demostrar en sitios pilotos que la conservación y el manejo de fauna silvestre basado en comunidad pueden ser una estrategia viable y efectiva para conservar la integridad de fauna silvestre, ecosistemas forestales y la biodiversidad de la cuenca del Congo.

última actualización:  martes 9 de agosto de 2011