Re: The Role of Sustainable Fisheries and Aquaculture for Food Security and Nutrition - E-consultation to set the track of the study

Raúl Rodríguez Sáinz-Rozas Organización de Productores Piscicultores, Spain
09.04.2013

Alegaciones de la Organización de Productores Piscicultores al Informe CFS-FAO “El papel de la pesca y la acuicultura sostenibles en la seguridad alimentaria y nutrición” elaborado por el HLPE

Desde la Organización de Productores Piscicultores queremos colaborar en la elaboración del estudio dirigido por el Comité de Seguridad Alimentaria en Mundo (CFS) perteneciente a FAO, a través de HLPE (Grupo de Alto Nivel de Expertos) realizando comentarios al estudio “El papel de la pesca y la acuicultura sostenibles en la seguridad alimentaria y la nutrición”.

Es necesario reseñar los esfuerzos que cada país debe hacer mantener la seguridad alimentaria a pesar de las amenazas y los problemas de los recursos acuáticos.

Este informe refleja fielmente el crecimiento que ha experimentado la Acuicultura en las últimas décadas, así como el papel protagonista de esta para responder a la creciente demanda de pescado debido al crecimiento demográfico mundial y a la mayor apetencia del pescado.

Según el informe del HLPE “La acuicultura es la forma de producción de alimentos que crece más rápido en el mundo, con tasas muy elevadas de crecimiento anual del 8’8%, después de haberse multiplicado casi 12 veces en las últimas tres décadas (1980 – 2010), proporcionando ahora más del 40% del pescado que se consume en todo el mundo, lo que permite seguir el ritmo de la creciente demanda, mientras que la pesca de captura se está estancando (FAO 2012)”.

Estos datos tan impactantes requieren de una detenida meditación y toma de conciencia, no contaminada con ningún tipo de consideración adicional.

En el Proyecto se habla de los inconvenientes de la acuicultura los cuales encontramos poco acertados y nos vemos en la necesidad de aclarar:

-              Se habla de “degradación del hábitat” sin especificar de qué manera influye la Acuicultura en este aspecto ya que todas las instalaciones se construyen en la Unión Europea de la manera más respetuosa posible con el medio ambiente.

-              Al hablar de “enfermedades” creemos adecuado especificar cuáles son estas. La Acuicultura Continental en la Unión Europea puede presumir de llevar un control exhaustivo de la salud de los peces y de la trazabilidad de los productos hasta llegar al consumidor. Es injusto que se meta en el mismo saco a la Acuicultura Continental con los métodos de producción masiva de otros sectores.

-              Al igual que con las enfermedades se hace alusión a la “contaminación” como aspecto en contra sin especificar ni aclarar nada sobre esta. Es erróneo y alarmante considerar la piscicultura como un factor de contaminación dados los niveles de contaminación producida por los sectores industrial, agrario y urbano. Las piscifactorías pueden presumir de contar con métodos de decantación del agua que vuelve a los cauces, en las mismas condiciones de entrada, siendo la propia piscicultura el sujeto pasivo de la contaminación de otras actividades ya reseñadas.

Al respecto no podemos ni debemos aceptar que justo, a continuación, se hable también de los supuestos aspectos negativos, para el Grupo de Alto Nivel de Expertos, del sector de la Pesca Continental de Captura:

Al menos deben de indicar que las capturas de este sector representan 11’5 millones de toneladas anuales, equivalente al 13 % del total de capturas. Hace 5 años este sector representaba el 11 %, y con su crecimiento se encubren los descensos de las capturas marinas. Al describir el sector de la pesca continental de captura, se centran en comentarios, todos ellos negativos, como que: “El sector de la pesca continental de captura se ve amenazado por la degradación del hábitat, la contaminación, (las especies invasoras), la fragmentación del paisaje, la alteración de los cursos fluviales por las represas y la explotación excesiva de los recursos hídricos aguas arriba”.

No merece ni comentario esta criminalización del sector de la Pesca Continental de Captura, dado que los males que le achacan no tienen sus orígenes en el propio sector, además de eludir sus ventajas como son su potencialidad de crecimiento y de suministro de pescado que garantizan la Seguridad Alimentaria. La presencia de este sector de captura es positiva en las aguas continentales ya que representa importantes ventajas Ambientales, Sociales y Económicas.

El siguiente punto y seguido, comenta: “La mayoría de las poblaciones de las diez especies principales, que representan en total cerca del 30 % de la pesca marina en el mundo están plenamente explotadas y, por lo tanto, no tienen potencial para incrementos en la producción.” Esta enumeración está contrastada y no admite dudas, pero lo que no podemos admitir es que en 12 líneas recogidas en el último párrafo de la página 2 del informe HLPE y a modo de “Totum Revolotum” se mezclan la enorme realidad y potencialidad de la Acuicultura con una enumeración de sus supuestas desventajas medioambientales (no contrastadas) y las amenazas por degradación del sector de la Pesca Continental de Captura (irreales) y los reales problemas de la Pesca de Captura Marina.

La imagen de la Acuicultura, insistimos, queda negativamente contaminada por proximidad.

El resto del informe ya viene condicionado en negativo para la acuicultura y merece posteriores análisis, pero los prejuicios ya están establecidos en este increíble párrafo de 12 líneas de la página 2.

Raúl Rodríguez Sáinz-Rozas

Economista Estructuralista y Experto en Acuicultura Continental desde 1980