Re: Water and food security - E-consultation to set the track of the study

CONSULTA EN LÍNEA SOBRE AGUA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA

 

En relación con la consulta en línea sobre  Agua y Seguridad Alimentaria, se remiten comentarios elaborados conjuntamente a partir de aportes de la Dirección de Asuntos Económicos Multilaterales, la Dirección de Asuntos Ambientales y la Dirección de la Mujer del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la República Argentina,  sobre el enfoque y los contenidos propuestos para el mencionado informe:

1. "Water use for health, nutrition and food security   global and regional trends"

En este punto, la Argentina quisiera resaltar la necesidad de analizar la incidencia de la industria, los servicios, y otras actividades económicas en el proceso de la utilización y consumo del agua. Si bien la agricultura es una de las fuentes de uso y consumo de agua, creemos importante no perder de vista el enfoque holístico que requiere el correcto análisis de la relación entre el agua y la seguridad alimentaria, para lo cual se torna necesario estudiar no solo la influencia del sector agrícola, sino también la propia a la industria y al sector servicios.

2. "Governance of water and food security"

Se considera pertinente la inclusión de comentarios sobre el nexo Agua y Seguridad Nacional e Internacional dada la cercanía de este tema con la gobernanza del agua y la seguridad alimentaria.

En este sentido se debe recordar que la Argentina sostiene la plena vigencia de la noción de "Manejo Integrado del Recurso Hídrico" y la necesidad de cooperación en los distintos aspectos relacionados con el recurso, tanto a nivel regional como internacional, como modo de alcanzar la sostenibilidad óptima en el manejo del mismo. 

Asimismo, se debe destacar que el término seguridad aplicado a cuestiones ambientales no ha sido definido acabadamente y así, es sujeto de diferentes interpretaciones según qué temática califique o qué sujeto lo aplique.

En este sentido en los últimos tiempos ha tomado fuerza en diversos foros internacionales, una postura tendiente a vincular la temática hídrica en temas relacionados con el mantenimiento de la paz, la estabilidad política y la seguridad nacional e internacional. Como ejemplo se puede citar la pasada Cumbre Mundial del Agua (Budapest, 8-11 oct. 2013) en la que se resaltaron hipótesis de conflicto por el uso y aprovechamiento del agua en cuencas de Europa Central y del Este. Inclusive en el ámbito de UN-Water se han dado avances en este sentido, llegando a sugerir la inclusión del tema  seguridad hídrica en el ámbito del Consejo de Seguridad de la ONU.

3. "Management of water for food and nutrition security: impacts, sustainability and resilience"

En relación a la gestión del agua para la seguridad alimentaria y nutricional se considera de suma importancia contemplar la equidad y sostenibilidad de los regímenes de gobernanza y prácticas de gestión del agua en los diferentes géneros y grupos sociales.

Por otro lado, según el enfoque propuesto el informe del GANESAN compararía y contrastaría la eficiencia en el uso del agua y las prácticas de gestión del agua para la producción, el procesamiento y el consumo de agua utilizando el concepto de  huella del agua  y de otros métodos de contabilidad del agua. Si bien se menciona que se evaluarían críticamente las ventajas y las desventajas de estos métodos, es necesario destacar que no existe actualmente una metodología aceptada internacionalmente para calcular la huella hídrica y que, por el contrario, existe una multiplicidad de iniciativas, por lo cual el informe del GANESAN no deberá realizar recomendaciones de política sobre la base de estas metodologías.

4. "Policy recommendations for water management and food security"

La Argentina entiende que una de las responsabilidades principales de los Estados es la de asegurar a sus habitantes el derecho al agua como una de las condiciones fundamentales para garantizar el derecho a la vida y asegurar un nivel de vida adecuado.

En tal sentido, en este punto se podrá tener en cuenta que -mediante Resolución 64/292 de la Asamblea General- en julio de 2010 las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al acceso al agua y saneamiento, por lo que entre las recomendaciones que se elaboren para los Estados deberá tenerse en cuenta que los Estados deben asegurar este derecho a los habitantes que vivan bajo su jurisdicción en consonancia con la Resolución 1803 (XVII) relativa a la soberanía permanente de los Estados sobre los recursos naturales.

Comentarios referidos al tema de igualdad de género

I) El desarrollo sustentable y el crecimiento inclusivos deben enmarcarse en principios de derechos humanos, justicia social, igualdad y equidad de género, no sólo por una cuestión moral, sino también por ciertos efectos que se ha comprobado resultan multiplicadores de procesos virtuosos y conllevan consecuencias intergeneracionales positivas.

II) La igualdad entre hombres y mujeres en el acceso a recursos productivos (agua y tierra), recursos financieros, protección social, y el incremento de la participación y liderazgo de las mujeres en los procesos de toma de decisiones públicas y del mundo privado, se ha comprobado implican altas recompensas en el bienestar de sus hijos y familias, la reducción de la pobreza, el crecimiento económico, el cuidado del medioambiente y la gobernabilidad inclusiva, entre otras consecuencias.

III) En lo que a específicamente "Agua y Seguridad Alimentaria" se refiere, Argentina podría abogar por el establecimiento de leyes ambientales y acciones políticas referidas al cambio climático que promuevan y aseguren la participación de las mujeres en la toma de decisiones, manejo y gobernabilidad de los recursos naturales, y el aseguramiento de la prevención del cambio climático junto con políticas de adaptación y mitigación que consideren las necesidades específicas de niñas y mujeres.

IV) Argentina también podría promover la inversión en medidas, instrumentos y tecnologías que reduzcan el tiempo que mujeres y adolescentes dedican a tareas no pagas e insalubres como la recolección de agua y leña para sus hogares, o incluso las tareas del cuidado, lo cual incrementa su vulnerabilidad frente a situaciones de violencia, limita su productividad y disminuye las posibilidades de participación en el mundo laboral formal.-