Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Foro Global sobre Seguridad Alimentaria y Nutrición • Foro FSN

Discusión
-

El futuro de la agricultura familiar: Proveer recursos para las mujeres y los agricultores jóvenes

Food Tank está entusiasmado de su colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en el Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF). A través de esta discusión esperamos promover un mayor diálogo en torno a los temas de la agricultura familiar. Nos interesa abrir un debate más amplio sobre las políticas que tienen impacto para las comunidades rurales y la necesidad de invertir en tecnologías e innovaciones que ayuden a la agricultura ser económicamente rentable, intelectualmente estimulante, y ambientalmente sostenible para los agricultores jóvenes y las mujeres.

El futuro de la agricultura está en manos de los jóvenes y las mujeres. Pero en todo el mundo la edad media de los campesinos se incrementa a medida que los jóvenes abandonan las zonas rurales en busca de una vida mejor. Al mismo tiempo, unas desigualdades bien arraigadas impiden a menudo que las mujeres agricultoras obtengan los mismos derechos para acceder a la tierra, los insumos y los recursos económicos, derechos que les permitirían alcanzar autonomía económica y desarrollar una actividad agrícola más productiva.

Para hacer frente a las causas profundas de estas asimetrías, los gobiernos y las instituciones de enseñanza tienen que diseñar e implementar políticas afirmativas específicas para las mujeres y los jóvenes, que pueden asegurarles el acceso y uso de los recursos naturales, así como proporcionarles formación práctica y enseñarles habilidades comerciales y empresariales. Pero no sólo, al mismo tiempo necesitan aprender de los agricultores familiares conocimientos y prácticas tradicionales. Resulta también esencial reformar y descentralizar los institutos de conocimiento y aprendizaje, incluyendo los programas de investigación y extensión, con el objetivo de crear espacios para la innovación liderada por los campesinos y la creación conjunta de conocimientos entre agricultores y científicos.

Los cambios previstos no sólo crearán oportunidades económicas para los jóvenes, sino también mejorarán la autoestima de aquellos que viven en las zonas rurales. Al formar no sólo agricultores, sino empresarios alimentarios, científicos, agrónomos, extensionistas y líderes en los negocios, las escuelas, gobiernos y organizaciones internacionales pueden mejorar la salud de los sistemas alimentarios futuros. Y no sólo la agricultura necesita a la juventud: los jóvenes también necesitan a la agricultura. Los jóvenes representan aproximadamente una quinta parte de la población en las economías en desarrollo y emergentes y se enfrentan a niveles de desempleo de entre el 10 y el 28 por ciento a nivel mundial.

Sin embargo, mantener el interés en la agricultura es imposible si los jóvenes siguen considerando la vida rural como algo aburrido, atrasado y falto de oportunidades, lo que les conduce a migrar a los centros urbanos. Si las organizaciones internacionales y los gobiernos quieren que los jóvenes permanezcan en el campo, necesitan centrarse en proporcionarles los medios y el entorno adecuados para que el espíritu emprendedor prospere en las zonas rurales. La mejora de las infraestructuras y carreteras, y la prestación de Internet y cobertura de telefonía móvil, pueden fomentar comunidades rurales con un mayor respaldo y carácter social. Un mejor acceso a la energía, las comunicaciones, los servicios y la financiación, permitirá a los emprendedores poner en marcha sus propias actividades.

Las mujeres agricultoras se enfrentan a limitaciones comunes. Para apoyarles, los gobiernos y las organizaciones internacionales deben centrarse en abordar los derechos de las mujeres para acceder y utilizar los recursos naturales y económicos. Aproximadamente el 70 por ciento de todos los agricultores del mundo en desarrollo son mujeres. Si se pone a su disposición el acceso a las nuevas tecnologías, formación y recursos, la producción podría aumentar del 20 al 30 por ciento y reducirse el número de personas hambrientas en el mundo entre 100 y 150 millones de personas. Hay una necesidad de campañas de información y sensibilización sobre el papel clave que desempeñan y la contribución potencial de las mujeres a la gestión de las explotaciones familiares y el desarrollo rural en su conjunto. El desafío consiste en analizar las causas subyacentes a esta desigualdad y establecer políticas de discriminación positiva para las mujeres campesinas.

Por otra parte, promover la igualdad de las mujeres puede abrirles las puertas a la educación formal en las carreras agrícolas.

En esta discusión, nos gustaría invitarle a compartir su experiencia sobre lo que puede hacerse para que la agricultura sea estimulante y rentable para los jóvenes. Al mismo tiempo, también buscamos información sobre mujeres e iniciativas agrícolas de todo el mundo, junto con estrategias para promover la igualdad para las mujeres que trabajan en el sistema alimentario. Entre las preguntas para considerar, se incluyen:

  1. ¿Qué papel pueden desempeñar las escuelas y universidades en la promoción de carreras agrícolas para los jóvenes? Por favor, comparta cualquier programa relevante del que tenga conocimiento.
  2. ¿Qué enfoques son más exitosos en la promoción de la igualdad de las mujeres agricultoras?
  3. ¿Qué medidas pueden tomar las organizaciones de desarrollo y los gobiernos para hacer que las áreas rurales sean más atractivas para los futuros agricultores?
  4. Por favor, comparta cualquier estudio de caso relevante sobre el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes en la agricultura para alcanzar una mayor seguridad alimentaria.

¡Esperamos contar con una discusión dinámica y estimulante y le agradecemos de antemano su aportación!

Danielle Nierenberg
Presidenta
Food Tank

* Pinche sobre el nombre para leer todos los comentarios publicados por ese miembro y contactarle directamente

Pages