Tamaño del texto:

Contáctenos:

21.04.2011 - 15.05.2011

Gobernanza mundial para la seguridad alimentaria: ¿Son adecuados los arreglos existentes?

La página de inicio de la Plataforma Global de Donantes para el Desarrollo Rural recoge la siguiente afirmación:

Reforma urgente de la gobernanza mundial. La actual gobernanza mundial existente para los sistemas agrícolas y alimentarios está desorganizada y es incapaz de responder con eficacia a un entorno que ha cambiado y a los nuevos desafíos.
http://www.donorplatform.org/activities/food-security (haga clic en desafíos).

Se trata de una afirmación muy categórica, pero que a la vez invita al debate
Una de las consecuencias de la crisis de los precios alimentarios de 2007/08 fue la aparición de una serie de nuevas instituciones e iniciativas con el objetivo de fortalecer la capacidad mundial para responder a este tipo de situaciones. Quedó en evidencia que los organismos internacionales existentes (FAO, PMA, FIDA y muchos otros) carecían del poder, la capacidad y los recursos para responder a este tipo de crisis.

Este tipo de nuevas instituciones e iniciativas incluyen:

Además, el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CFS), ha sido reformado y se constituye como "la principal plataforma inclusiva internacional e intergubernamental trabajando para la erradicación del hambre". " http://www.fao.org/cfs/cfs-inicio/es/
El CFS, junto con el Grupo de Alto Nivel de Expertos, ha sido también descrito como "componente fundamental de un GPAFS en evolución", al proporcionar las armas políticas y científicas de la Alianza, al tiempo que el GAFSP aporta las financieras. El Comité reformado ha comenzado a trabajar en diversos temas importantes, incluyendo la volatilidad de los precios de los alimentos y las directrices voluntarias sobre la tenencia de la tierra. También se encuentra en el proceso de preparar un Marco Estratégico Global que "preverá sus futuras responsabilidades y actividades". Está previsto que este Marco se encuentre completado en 2012.
Existe una descripción más detallada de estas entidades en el Marco Integral Actualizado para la Agricultura (UCFA, por sus siglas en inglés), preparado por el HLTF en septiembre de 2010.

El año pasado, en la publicación Núm.5/2010 de Rural 21, escribimos un artículo conjunto titulado "Hacia la gobernanza mundial de la seguridad alimentaria".Brevemente analizamos el escenario institucional mundial, y sugerimos tres criterios simples para evaluar su efectividad:

"¿Pueden:

  • ¿Prevenir futuras crisis alimentarias y suavizar su impacto en el consumo de alimentos de la población pobre?
  • ¿Asegurar que todos los países cumplen sus reiterados compromisos de reducir el hambre a la mitad para 2015?
  • ¿Ofrecer un liderazgo dinámico para la erradicación duradera del hambre, respetando el derecho humano a una alimentación adecuada?

Nuestra propia evaluación concluyó que tanto individual como colectivamente, las nuevas estructuras corren el riesgo de render por debajo de las expectativas en los tres apartados. Una razón importante es que ninguna de ellas se las ha dotado de la autoridad para actuar eficazmente en cualquiera de las cuestiones anteriormente mencionadas, a pesar de su innegable importancia para la humanidad.
Puede parecer una afirmación contundente sobre el actual sistema global de gobernanza. También puede parecer prematuro, ya que las nuevas y reformadas instituciones necesitan más tiempo para hacerse eficaces. Sin embargo, sentimos que puede ser útil y oportuno iniciar un debate entre los miembros del FSN sobre el tipo de instituciones globales necesarias si queremos ser capaces de responder de forma positiva a estas tres preguntas.
Nuestro interés no es académico, sino muy práctico, ya que hay vidas en juego.
Planteamos nuestra primera pregunta porque creemos que existe una alta probabilidad de que se produzca una crisis alimentaria mucho más grave que la actual, y que el mundo debería estar preparado adecuadamente para hacerle frente, garantizando que no tengamos una situación masiva de hambruna en países pobres y un consumo excesivo continuado en los países ricos.
Nuestra segunda pregunta ha sido inducida por el hecho de que, incluso cuando los precios alimentarios han descendido y había una amplia disponibilidad de alimentos en el mundo, el número de personas en situación de hambre crónica ha permanecido elevado.
En nuestra tercera pregunta sostenemos que, en ausencia de un liderazgo dinámico y mecanismos internacionales eficaces, la seguridad alimentaria mundial y las vidas de millones de personas se encuentran seriamente amenazadas. En este contexto, proponemos un diálogo en tres partes durante las próximas semanas, con el siguiente esquema:

Semana 1 ¿Cuáles son los principales servicios que debe proporcionar un sistema de gobernanza alimentaria mundial adecuado?

Semana 2 ¿En qué medida y con que eficacia las instituciones existentes proporcionan actualmente estos servicios? ¿Existen solapamientos? ¿Dónde se encuentran las grandes brechas?

Semana 3 ¿Cómo debe ser un sistema de gobernanza mundial capaz de garantizar un suministro de alimentos adecuado e inocuo para todas las personas en todo momento?. ¿Cuáles son los principales problemas que se han de afrontar para establecer un sistema apropiado? ¿A través de qué procesos podría surgir el sistema necesario?

Le rogamos que no se sienta demasiado limitado por el esquema propuesto, si es que prefiere abordar las cuestiones en una secuencia diferente. Por favor, envíenos también sugerencias de enlaces adicionales u otras fuentes de ideas relevantes. Y le pedimos que invite a gente que no forma parte del Foro FSN para que se sume a la iniciativa.
Andrew moderará el debate, y al final de cada semana elaborará un resumen sobre los puntos principales. También podría lanzar alguna de sus propias ideas de tanto en cuando como forma de contribuir al debate. Hartwig resumirá las principales conclusiones como una serie de "reflexiones" al final del debate. Esperamos que sirvan como una contribución informal útil al ejercicio de pensamiento estratégico en el que el CFS se verá involucrado cada vez más durante los próximos meses.

Ninguno de nosotros trabaja ahora en la FAO. Por eso le pedimos que nos eche la culpa, antes que a los organizadores de esta discusión, por haber sacado a debate una cuestión que sabemos es muy delicada, pero que a la vez creemos garantiza un debate abierto.

Esperamos contra con un intercambio franco y constructivo de puntos de vista.

Andrew MacMillan y Hartwig de Haen

Esta discusión ha sido cerrada. Por favor, póngase en contacto con fsn-moderator@fao.org para cualquier información adicional.