Tamaño del texto:

Contáctenos:

19.05.2011 - 02.06.2011

Consulta del Grupo de Alto Nivel de Expertos sobre la tenencia de la tierra y las inversiones internacionales en agricultura

La 36ª reunión del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), celebrada en Roma en octubre de 2010, solicitó la realización de un estudio al recientemente constituido Grupo de Alto Nivel de Expertos (HLPE, por sus siglas en inglés), para su presentación en la 37ª reunión del CSA, sobre la adaptación de la inversión agrícola internacional a los problemas de seguridad alimentaria. Este documento es la primera versión (V0) del estudio. Ha sido redactado por un Equipo del Proyecto: Camilla Toulmin (Líder del Equipo), Jun Borras (Filipinas), Prem Bindraban (Países Bajos), Sergio Sauer (Brasil) y Esther Mwangi (Kenya). Solicitamos activamente contribuciones y sugerencias para obtener testimonios y referencias adicionales de los consultados.
El Grupo de Alto Nivel de Expertos nos ha solicitado estudiar tres aspectos en particular:

  • Las funciones respectivas de las plantaciones a gran escala y de la agricultura a pequeña escala, incluyendo las consecuencias económicas, sociales, de género y medioambientales;
  • Revisión de las herramientas existentes que permiten cartografiar las tierras disponibles;
  • Análisis comparativo de las herramientas para alinear las inversiones a gran escala con las estrategias nacionales de seguridad alimentaria.

Dada la magnitud y el ritmo de las inversiones internacionales en agricultura, y su potencial para repercutir positiva o negativamente en un gran número de personas, nuestra tarea constituye un gran desafío. Hay motivos para preocuparse seriamente por la premura con la que se están realizando las inversiones internacionales en tierras agrícolas, sin suficiente información o sin considerar las consecuencias a largo plazo. No sólo hemos de tener en cuenta la experiencia hasta la fecha, sino también la evolución prevista de la competencia por los escasos recursos terrestres e hídricos que viviremos en los próximos 30-40 años. Los instrumentos que se han puesto actualmente en marcha, y los modelos aplicados de buenas prácticas podrían mejorar de forma sustancial los medios de vida de millones de personas si se sigue el camino adecuado.
Buscamos información sobre:

  • El ámbito y el papel de los estudios del uso de la tierra a nivel mundial y regional, y la base para estimaciones distintas del incremento de productividad en lugares diferentes, evaluación de la brecha de rendimiento y dónde se encuentran las tierras marginales o improductivas
  • ¿Cuáles son las posibilidades y limitaciones para incrementos de productividad en diferentes lugares?. ¿Cuál es el alcance de la diferencia de rendimientos y dónde se encuentran y qué cantidad de tierras marginales o improductivas existen?
  • Las posibles diferencias entre la inversión internacional y nacional y sus motivos. ¿Se deben, por ejemplo, a las asimetrías en poder y recursos, la fuerza de las leyes internacionales frente a las nacionales, o al papel de las agencias de promoción de la inversión compitiendo por atraer ésta?
  • Soluciones para la escasa representación de los pequeños agricultores o acciones de la sociedad civil con más alcance en muchos países a los que está llegando esta inversión,  lo que significa que tienen poca capacidad para influenciar en aquellos inversores internacionales o los gobiernos que actúan en su nombre. ¿Existen buenos ejemplos de casos en los que se hayan escuchado los intereses de los pequeños agricultores y sus representantes de forma más efectiva y se hayan reflejado en acuerdos?
  • ¿Qué información e incentivos están guiando la elección de los modelos de inversión? ¿Y cómo asegurar que las decisiones de inversión se toman de manera más abierta, teniendo más en cuenta las preocupaciones sociales y medioambientales, a corto y largo plazo?
  • Dada la debilidad general en la gobernanza de la tenencia de la tierra, incluyendo la aplicación de la ley, las limitadas consultas a las comunidades y la tendencia a volver a centralizar el control sobre la tierra y los recursos tras las inversiones a gran escala, ¿existen lecciones útiles que aprender de otras iniciativas de transparencia?

El debate sobre la inversión agrícola ha servido de escenario para una nueva batalla de ideologías, con un bando afirmando que la “modernización de la agricultura” requiere un cambio significativo en la escala de la producción, mientras que otros ensalzan los méritos de los sistemas agrícolas a pequeña escala. Al igual que sucede con todas las dicotomías, es necesario evitar una polarización falsa, y buscar, si es posible, los puntos en común. Buscamos de forma activa identificar la base principal para perspectivas diferentes y pretendemos construir puentes entre posiciones divergentes, siempre que ello sea posible.

Los actuales patrones de inversión internacional en tierras agrícolas sugieren que los supuestos beneficios en términos de empleo local y oportunidades para los medios de vida no se han dado hasta la fecha. Los inversores parecen tener como objetivos aquellos países en los que la gobernanza de la tierra es débil y, por tanto, los gobiernos no tienen reparo en repartir grandes zonas sin apenas consultar. Sin embargo, también comprobamos que muchos de los proyectos propuestos aún no se han puesto en marcha por lo que es demasiado prematuro evaluar los costes y beneficios correspondientes a los diferentes grupos.

Consecuentemente, necesitamos urgentemente evidencias que demuestren con claridad los costes y beneficios de las inversiones agrícolas internacionales que han estado en vigor durante 10-20 años. Comprender el proceso de diseño de estos proyectos y los resultados e incentivos de los diferentes grupos de interés –corporativos y gubernamentales– resultaría muy útil.

Esta consulta se beneficiará del debate paralelo actualmente en marcha sobre la volatilidad de los precios, y una evaluación de la medida en que el comportamiento especulativo está gobernando los precios del mercado, en lugar de las leyes de la oferta y la demanda. Puede haber lecciones valiosas que aprovechar sobre la especulación urbana.

Agradecemos de antemano a todos los colaboradores que tengan la amabilidad de leer y comentar esta primera versión de nuestro informe. La información y referencias adicionales son muy bienvenidas. Esperamos una consulta enriquecedora y fructífera.

Camilla Toulmin (Líder del equipo, Reino Unido)
Prem Bindraban (Países Bajos)
Jun Saturnino Borras (Filipinas)
Esther Mwangi (Kenya)
Sergio Sauer (Brasil)

Esta discusión ha sido cerrada. Por favor, póngase en contacto con fsn-moderator@fao.org para cualquier información adicional.