Tamaño del texto:

Contáctenos:

10.05.2011 - 02.06.2011

Segunda consulta del grupo de alto nivel de expertos sobre la volatilidad de los precios alimentarios

La 36ª sesión del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), que tuvo lugar en Roma en octubre de 2010, pidió al recién creado Grupo de Alto Nivel de Expertos en Seguridad Alimentaria y Nutrición (HLPE, por sus siglas en inglés) la realización de un estudio sobre la volatilidad de los precios para ser presentado en la 37ª sesión del CSA. El presente documento es la primera versión (V0) del estudio. Ha sido preparado por el equipo del proyecto: Benoit Daviron (Jefe de equipo, Francia), Sophia Murphy (Canadá), Niama Nango Dembele (Malí) y Shahidur Rashid (Bangladesh).

Desde 2006, los precios internacionales de los alimentos han subido de forma marcada. El primer alza se paralizó debido a la crisis finaciera internacional. El segundo está todavía en curso. El presente informe pretende analizar las causas del esta renovada volatilidad de los precios a nivel internacional y sus consecuencias para los países en desarrollo en relación con el comportamiento de sus precios nacionales y la seguridad alimentaria de su población vulnerable. El informe propone también diversas opciones de políticas a nivel nacional e internacional.

Proponemos iniciar un diálogo en las próximas semanas sobre las cuestiones y temas siguientes:

El informe propone tres interpretaciones a las recientes subidas de los precios internacionales. La primera define estas alzas como un problema de “volatilidad de los precios agrícolas”, sugiriendo de forma implícita que los precios elevados no perdurarán, y que se trata de un problema permanente y “casi natural” de los mercados agrícolas. La segunda interpretación apunta a la existencia de crisis alimentarias internacionales periódicas (en la década de 1950, la de 1970, ahora) y sostiene que pueden explicarse por el carácter cíclico de las inversiones en la agricultura. Por último, una tercera explicación ve en los actuales incrementos de precios el anuncio temprano de una etapa duradera de escasez en los mercados alimentarios .

  •  
  • ¿Cubren estas tres interpretaciones todo el abanico de causas posibles? ¿Es útil para la seguridad alimentaria la distinción entre estas tres interpretaciones?

Las consecuencias reales de la volatilidad de los precios sobre las poblaciones vulnerables no son bien conocidas.

  • ¿Cuáles son las fuentes originales que pueden usarse para evaluar mejor y de forma más rápida la situación real de la seguridad alimentaria de la población vulnerable en relación a la volatilidad de los precios? ¿Que tipo de políticas o marcos institucionales pueden establecerse para mejorar los conocimientos existentes?

Durantecasi dos décadas, el acceso a alimentos importados con precios estables –en muchos lugares mucho más estables que los precios de los productos locales- tuvo un papel decisivo en la seguridad alimentaria de la población urbana pobre en países en desarrollo. Con el aumento de la volatilidad, esta población urbana ha perdido esta fuente de seguridad alimentaria.

  • ¿Cuáles deberían ser los instrumentos de políticas para proteger a la población urbana vulnerable y garantizar su seguridad alimentaria?

Los aumentos sucesivos de precios han erosionado profundamente la confianza en el comercio internacional de alimentos como uno de los principales recursos de la población vulnerable y la seguridad alimentaria nacional.

  • Cuales deberían ser los pasos necesarios y las medidas políticas a adoptar para restablecer la confianza en el comercio alimentario internacional? ¿Cómo debería reconsiderarse el papel del comercio internacional en la seguridad alimentaria? ¿Cómo deberían incluirse las cuestiones de seguridad alimentaria en las negociaciones del comercio internacional?

Hay muchos instrumentos que han sido utilizados y pueden usarse para gestionar la volatilidad de los precios y sus consecuencias en la seguridad alimentaria. Sin embargo, la utilidad de un instrumento dado, o de una serie de instrumentos, dependen de las características específicas de cada país (cesta de consumo famiiar, importancia de las importaciones en el suministro nacional de alimentos, capacidad institucional…). Una estrategia nacional de seguridad alimentaria necesita claramente ser específica para cada país. ¿Cuál sería la mejor manera de elaborar este tipo de estrategias específicas?. El informe propone apoyar la preparación de un Programa integral de apoyo a la estrategia de seguridad alimentaria (CFSSSP, por sus siglas en inglés), además de un Programa de estrategia de reducción de la pobreza (PRSP), con el objetivo de capturar la heterogeneidad específica de cada país en referencia a sus pautas de consumo, perfil comercial y capacidad institucional para diseñar e implementar programas de seguridad alimentaria.

  • ¿Qué otras estrategias o experiencias de países se deberían tener en cuenta para la elaboración de una estrategia nacional de seguridad alimentaria?

En base a este debate, el equipo del proyecto elaborará una nueva versión (V1) del informe para finales de mayo de 2011. Esta versión (V1) será sometida a examen por parte de expertos externos. Una versión editada (V2) se finalizará entonces para el 30 de junio. Según lo estipulado en las reglas y procedimientos para el trabajo del HLPE (artículo 32), antes de su publicación, el informe final será aprobado por el Comité rector del HLPE. Está previsto que ello ocurra en julio de 2011, en la 3ª reunión del Comité rector.

Damos las gracias por adelantado a todos los que contribuyan al debate por su amabilidad al dedicar parte de su tiempo en la lectura y los comentarios al informe. Se agradecerá especialmente la información suplementaria y las referencias. Esperamos contar con un debate rico y provechoso.

Benoit Daviron (Líder del equipo, Francia)
Sophia Murphy (Canada)
Niama Nango Dembele (Mali)
Shahidur Rashid (Bangladesh) 

Esta discusión ha sido cerrada. Por favor, póngase en contacto con fsn-moderator@fao.org para cualquier información adicional.