Re: Consulta electrónica sobre "El hambre y la seguridad alimentaria y nutricional"

Sébastien Paque WFP, Ecuador
6-01-2013

 

Buenos días,

 

Son interesantes los aportes de todos. Me permito dar mi contribución al debate:

 

Pienso que la lección principal es que el sistema agroalimentario actual no permite lograr los ODM relevantes para el hambre, la inseguridad alimentaria y la desnutrición y además va en contra del ODM 7 (sostenibilidad del medio ambiente).

El principal reto a futuro es construir sistemas alimentarios que puedan de verdad alimentar a todos de forma correcta, sin perjudicar al medio ambiente y a las generaciones futuras. Estos sistemas deberían estar centrados en el campesino, valorando su rol en la sociedad y dándole las oportunidades de mantener una vida digna, considerando que actualmente muchas personas que padecen del hambre son campesinos o viven en zona rural.

La principal oportunidad es la presencia aún de pequeños campesinos y de saberes campesinos que nos ofrecen construir sistemas alimentarios diferentes, adaptados a cada contexto local. Además, en muchas partes del mundo, han nacido iniciativas de  campesinos/consumidores que demuestran que otros sistemas son posibles (ferias solidarias, canastas, cooperativa, huertos urbanos, granjas de formación, fincas agroecológicas, etc.). Estas experiencias deben ser replicadas.

 

El sistema alimentario debería basarse en la agricultura campesina familiar para asegurar la soberanía alimentaria de los países o regiones. El principal objetivo del sistema alimentario debe ser alimentar a las poblaciones y no el negocio. Es necesario garantizar el acceso a los campesinos a los medios de producción (tierra, agua, capital, etc.) a través de reformas agrarias adaptadas.

La producción agrícola debería basarse en la agroecológica para lograr la sostenibilidad energética y ambiental y así independizarla del petróleo y de las multinacionales. Para eso, es importante repensar la formación e investigación. La formación de los agricultores y agrónomos debe ser repensada y basada sobre la práctica. Los presupuestos de investigación se deberían redirigir a las técnicas agroecológicas y a la agricultura campesina de pequeña escala, con un enfoque particular a la agricultura de los países del Sur.

Hay que tomar medidas, para que las tierras cultivables sean cultivadas para alimentar a las poblaciones y no para producir biocombustibles.

Habría que repensar la producción, la transformación y la comercialización a un nivel local. Los circuitos cortos deben ser priorizados acabando con los alimentos kilométricos.

Por otro lado habría que cambiar los patrones de consumo ya que sabemos que el consumo alto de proteínas animales, que se está imponiendo actualmente, no es sostenible a un nivel ambiental y energético. Por otro lado, las poblaciones menos favorecidas necesitan ser capacitadas para poder aprovechar de la mejor forma los alimentos al nivel nutricional.

Un saludo desde Quito.

Sébastien