Tema 1, Lecciones clave

Julio Antonio BALBUENA BATISTA CONALECHE, Dominican Republic
23-11-2012

¿Qué funciona mejor?

En nuestro país, la Republica Dominicana fue creado en los años 80 el Instituto Nacional de Estabilización de Precios (INESPRE), con el objetivo de ofrecer a la población productos alimentarios a bajo precio por el hecho que se eliminaba la intermediación y de ese hecho, la población podía tener acceso a alimentos más baratos.

Esa iniciativa que promovía los mercados de productores directamente al consumidor tenía el merito de reducir las perdidas post-cosecha y de evitar la especulación, contribuyó a una reducción significativa del hambre no solo en las ciudades donde la población pudo obtener alimentos a mas bajo costo, si no en los campos donde  el pequeño productor obtuvo un incremento de recursos por la venta de sus productos.

Esta experiencia cayó en desgracia fruto de los ataques de la todopoderosa corriente liberal que con el pretexto de que los productos alimenticios también debían obedecer al libre juego de la oferta y la demanda, condenando al hambre una parte importante de la población.

Me parece evidente que en países pobres,  el comercio de los alimentos lejos de ser únicamente el resultado de la fría ley de la oferta y la demanda,  debe ser considerado como prioritario por los gobiernos afín de brindar una protección a la población mas vulnerable.

En nuestros países, el desafío del hambre debe ser abordado por los gobiernos creando iniciativas para acercar productores y consumidores, aún a costo de contradecir los potentes sectores comerciales.

  Como abordar la mal nutrición?

La mal nutrición tiene una importante dimensión cultural y educativa. Es sorprendente que los programas escolares en nuestros países carecen de Nutrición como materia fundamental y de instrucciones y programas sobre una nutrición adecuada.

 Proponemos que la nutrición forme parte de los programas escolares al mismo nivel que las otras materias y  desde la más temprana edad.

Además de la existencia de una ley sobre la seguridad alimentaria, necesitamos que el derecho a una alimentación suficiente y de calidad sea consagrado en la constitución como un  derecho fundamental.

 

Julio BALBUENA, Ph.D.