RE: 10 Year Anniversary of the Right to Food Guidelines

Adolfo Hurtado Nicaragua
07.05.2014

Soy Adolfo Hurtado, Sociólogo. De Centroamérica.Llevo varios años entorno de discusiones de estrategias nacionales y territoriales, así como en marcos normativos, de Seguridad Alimentaria y nutricional primero y derecho alimentación adecuada, según entendí después. Las preguntas las intento responder a la largo de la reflexión.

La promoción del Derecho a la Alimentación Adecuada sin duda ha permitido una discusión más amplia e institucional de lo que se había conseguido anteriormente en los esfuerzos de seguridad alimentaria y nutricional. Se expresa en la calidad y la cantidad de instrumentos que se han desarrollado en Centroamérica del 2007 a la fecha. Y la continuación de la promoción seguirá abriendo el debate y la participación ciudadana, según pareciera ser por lo creciente de los procesos. Este esfuerzo no estará exento de tensiones políticas, como es de esperar.

Quiero hacer mi reflexión sin embargo sobre cuatro debilidades, de tipo epistemológicas, que percibo a partir de mi experiencias. Estas fallas las reconozco en el proceso de focalización  hacia las poblaciones más vulneradas como de las vulnerabilidades nacionales que se enfrentan, debilidades que se expresan tanto en las estrategias nacionales como en los marcos legales. No he podido encontrar respuesta en los debates en torno de la observación general 12 del PIDESC ni de las directrices. Aprovechando este espacio comparto mis notas (en los vínculos están la reflexión más en extenso de lo señalado).

El primer problema que me enfrenté fue la delimitación de las responsabilidades de las instituciones nacionales (párrafo 25 OG12, junto con su comprensión contextual (prf 07/13 y 26)) relacionados a las materias que son responsables:

  • Esto impide una clara definición de instituciones responsables directas y las de apoyo y se generan tensiones institucionales. Esto ha provocado tensiones por décadas entre el sector de salud y agricultura, y entre estos y los otros, en las formulaciones de políticas en Centroamérica. O entre estas y los otros sectores. Tensiones que uno encuentra análogamente en las instituciones del sistema de naciones unidas. Esto en toda Centroamérica ha debilitado procesos de formulaciones, consultas negociaciones de políticas. En las directrices, esta información se encuentra dispersa a lo largo de las directrices, sin unidades temáticas
  • Esta falta de  definición de estas responsabilidades ha provocado la ausencia de economía, finanzas y misterio de trabajo en las discusiones de política. Siendo que en América Latina el acceso es la causa principal de violación del DAA, por salarios mínimos y precios de los alimentos impide el diseño de estrategias estructurales que permitan la promoción y protección del DAA. Tema igualmente ausente en las Directrices

El segundo tema, es la ausencia de instrumentos o enfoque que permitan la articulación adecuada de los instrumentos de políticas públicas. Yo he ocupado el señalamiento de aproximarme por ciclo de vida,:

  • Esto provoca acciones poco o nada integrales, haciéndose más cara la intervención con resultados aislados. De ahí que los sistemas de información entre los distintos sectores no se encuentran realmente. Y el punto anterior hace aún más difícil esto. La OG 12 en su prf 9 le da una gran centralidad al ciclo de vida en la adecuación del régimen alimentario. Esto no está en las directrices. Cómo se va a entender que el Bono Productivo, instrumento tan común en el combate al hambre y la promoción del DAA, debe de priorizar familias jóvenes, en período de reproducción, en general a las que tiende a no llegar. Cómo va a encontrarlos el sector de agricultores si el dato de esas familias está en salud. Ellos tienen datos de propiedad de tierras. Generalmente ya familias mayores.

El tercer tema es un problema doble, y tiene que ver con la falta de comprensión de la naturaleza de lo que se atiende: i) la diferencia entre el Estado de la SAN y sus determinantes (es decir separar la expresión última de haber o no DAA/SAN  (prf 6 OG12) y las condiciones o determinantes que llevan a ese resultado), y ; ii) la pobre o nula dificultad de entender SA, SN y SAN, así como la naturaleza de lo que se ocupan los principales indicadores del estado de la SAN. Las directrices voluntarias no dan los elementos para resolver este problema de focalización de las estrategias nacionales:

  • Esto trae como consecuencia una mala selección de instrumentos. Centroamérica tiene un serio problema de desnutrición crónica resultado de una pobre cultura alimentaria y una alta vulnerabilidad estacional de interrupción de ingreso por economía o ambiente debido a las condiciones de bajo salarios, falta de acceso a tierra y falta de protección social. A excepción de Honduras que incluye el último elemento, todos los demás son instrumentos en las Estrategias Nacionales de SAN
  • Otra consecuencias es la mala focalización, es que todos los indicadores referente a lo que denomino el Estado de la SAN se encuentran mezclados con sus determinantes. Por ej. Bajo peso al nacer está identificado con dos tipos de poblaciones: pobre rural y urbano con bajo salario, mercado laboral temporal, sin acceso a tierra ni protección social. En este sentido el BP es consecuencia de esto, no un indicador más. Como se señaló con anterioridad, en las Estrategias nacionales estos elementos están parcial o totalmente fuera

Y el Cuarto y último elemento es la pobreza de la comprensión de la importancia que tiene la Cultura Alimentaria en la promoción y protección del DAA. En la observación general 12 la Cultura Alimentaria pareciera permear toda la comprensión de adecuación y le dan responsabilidades en la sostenibilidad, pero es inexistente en los párrafos de las responsabilidades de las instituciones nacionales (prf 21 a 28) y en las directrices esto no aparece:

  • Esto provocó que en las crisis 2008 – 2011 en las variaciones de disponibilidad y de acceso,  las personas más vulnerables en Centroamérica comieron menos cantidad y menor diversidad;
  • Cuando los profesionales del DAA en la región propusieron la re introducción de alimentos que se habían dejado de consumir, el Nuevo Diario (un Periódico de Nicaragua) sacó un titular que decía literalmente “Experto recomiendan que comamos como miserables” e inhibieron las prácticas alimentarias de adecuación en la crisis del 2009
  • Si las definiciones de SN son correctas y esta se define a través del indicador talla / edad (desnutrición crónica), esta tiene en su fundamento debilidades en la cultura alimentaria lo que implicaría que Centroamérica no tiene ningún instrumento que permita una promoción estructural de DAA, solo coyunturales con los suplementos alimentarios, y restringido a la población que participa en los programas e 1000 días.

El resultado de todo esto ha sido que los alcances que se han tenido en la región en materia de promoción del DAA se deben a instrumentos coyunturales (como complemento nutricionales en salud y educación nutricional con atención en la primera infancia, y los bonos productivos), pero ningún elemento estructural (salario mínimo, acceso a tierra y seguridad social). De ahí que ninguno de los resultados alcanzados a la fecha pareciera ser sostenible verdaderamente y podría tener como implicación la regresión de los resultados alcanzados a la fecha en una eventual contracción presupuestaria.

Un último comentario. El abordaje de la Cultura alimentaria en la promoción del DAA debería entenderse que es tan central como todos los esfuerzos en los Sistemas Alimentarios. Porque si bien este últimos constituye la oferta alimentaria, el primero constituye la formación de la demanda. Y es de este último que podemos esperar una adecuación desde la biota alimentaria local al sistema alimentario global, reduciendo las tensiones globales e incrementando la biodiversidad alimentaria disponible del sistema alimentario global.

Un último comentario. Creo que conceptualmente las Directrices Voluntarias debieran de entenderse como el Digesto del Derecho a la Alimentación, desarrollado a partir de los Instrumentos Internacionales existentes. Pero epistemológicamente mejor organizados. Y de pasada tal vez ayudan a resolver la Focalización hacia las poblaciones vulnerables para que la orientación del prf 21 de la OG 12, “Los medios más adecuados para aplicar el derecho a una alimentación adecuada variarán inevitablemente y de modo considerable de un Estado Parte a otro. Cada Estado tendrá un margen de elección para decidir sus propios enfoques, pero el Pacto especifica claramente que cada Estado Parte adoptará las medidas que sean necesarias para garantizar que todas las personas queden libres del hambre y que puedan disfrutar lo más pronto posible del derecho a una alimentación adecuada”

Saludos cordiales

Adolfo Hurtado