Contibutions for 10 Year Anniversary of the Right to Food Guidelines

Posicionamiento del ODA- ALC frente a la Consulta en línea con motivo a la 41 Reunión del Comité De Seguridad Alimentaria Mundial (CSA)

El Observatorio del Derecho a la Alimentación en América Latina y el Caribe (ODA-ALC), se complace en participar en la Consulta en Línea promocionada por Equipo de la FAO del Derecho de la Alimentación y FIAN International.

A diez años de la aprobación de las directrices voluntarias, se pueden identificar avances considerables en varias de las Directrices a nivel nacional y regional. América Latina y el Caribe destaca en el contexto mundial por la adopción de un enfoque político-institucional para la seguridad alimentaria y nutricional, el que apunta a la construcción participativa de sistemas públicos de carácter intersectorial, y al refuerzo de su funcionamiento mediante el fortalecimiento de las estructuras jurídicas e institucionales (leyes marco de seguridad alimentaria y nutricional y reconocimiento constitucional del derecho humano a una alimentación adecuada) y su operacionalización mediante políticas nacionales intersectoriales y planes de acción concretos. Sin duda, considerando el ciclo y dimensiones de las políticas públicas, las directrices voluntarias han sido parte del ambiente y el flujo de soluciones que dan forma a las decisiones públicas, siendo un referente concreto y práctico para ayudar a los Estados a cumplir con sus obligaciones establecidas en la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, contando además con la suficiente capacidad de adaptación a las necesidades de cada contexto nacional.

En concreto, es importante destacar el esfuerzo que han realizado los gobiernos Latinoamericanos en la última década, en cuanto a la realización de programas, planes y políticas públicas orientadas a la seguridad alimentaria y nutricional de sus habitantes. De esta forma se denota como la región  ha implementado la Directriz 3, que aunada a la Observación General 12 del Derecho a la Alimentación Adecuada en su punto 21, prioriza la formulación de estrategias nacionales que garanticen la seguridad alimentaria y nutricional de la población. Entre los países que cuentan con políticas integrales de seguridad alimentaria y planes de acción, es posible mencionar a países tan diversos como El Salvador, Colombia, Brasil, Guatemala, Nicaragua, Perú, Antigua y Barbuda o Jamaica, lo que demuestra el acierto de las directrices voluntarias al definir estas acciones como una prioridad a ser implementadas adaptativamente a cada realidad. 

Otros puntos influyentes de progreso en la región, como resultado del compromiso de los Estados al adoptar estrategias y políticas nacionales de erradicación del hambre y la malnutrición, han sido la creación y fortalecimiento institucional; la integración y participación de multiplicidad de actores con relevancia e interés en la formulación instrumental de estrategias de seguridad alimentaria; y la construcción de marcos normativos que permiten la positivización del derecho a la alimentación dentro de los Sistemas Jurídicos nacionales. De esta forma se reconoce el avance de la región en el cumplimiento de las Directrices 5, 6 y 7, enmarcadas en las áreas de promoción de la institucionalidad, la participación y la elaboración de marcos jurídicos. A modo de ejemplo, de acuerdo con datos del Relator Especial del Derecho a la Alimentación, en el año 2012 eran 24 los Estados que a nivel mundial incorporaban el derecho a la alimentación en sus constituciones políticas, y entre ellos, 15 de los 33 Estados de América Latina y el Caribe, constituyendo así lo que él ha llamado una “Revolución de derechos”[1]. Del mismo modo, mecanismos de participación social en el marco de sistemas nacionales de seguridad alimentaria y nutricional, tales como el CONSEA de Brasil o la COPISA de Ecuador, se han constituido como referentes mundiales para el diseño e implementación de este tipo de instancias.

 No obstante es preciso reconocer la existencia de los retos en el proceso de consecución de los presupuestos establecidos en las Directrices Voluntarias. De forma sintética se identifican los siguientes elementos como retos o aspectos a mejorar de cara a la 41 Reunión del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA):

  • Profundizar la descentralización y participación: Si bien es cierto la adopción de las Directrices es una facultad propia de los Estados, es preciso que estos generaren nuevas dinámicas que permitan expandir, penetrar y atender con mayor eficiencia a los sectores vulnerables.
  • Integración de la Academia: La Academia debe reinsertarse y ser tomada en cuenta en la lucha contra el hambre. La capacidad analítica, el desarrollo investigativo, la fuerza estudiantil, la creación de redes interinstitucionales, la diversidad de pensamiento, la innovación, el saber técnico, la elaboración de investigaciones son recursos que no se han aprovechado a profundidad y podrían llegar a ser elementos claves para las luchas humanistas en pro de los derechos humanos.
  • Retroalimentación de los sistemas nacionales de seguridad alimentaria y nutricional: La ineficiencia o simplemente la inexistencia de mecanismos idóneos para presentar quejas y reclamos, ya sean a nivel administrativo o en exigencia de derechos humanos, imposibilitan la adecuada interpretación de la realidad.. La fluidez en los canales comunicativos de queja y demanda de la sociedad civil son indispensables para orientar la acción del Estado en la promoción de la seguridad y mejora en la calidad de vida.
  • Rendición de Cuentas con Sello Social: La rendición de cuentas se ha transformado en un mecanismo de justificación de gastos sin que esto implica el mejoramiento de la realidad que se intenta impactar. La rendición de cuentas debe mudar hacia un sistema de cumplimiento de objetivos puntuales y de reconocimiento social, en el cual la sociedad civil constituya un ente de acreditación de la acción pública y no un simple espectador.  
  • Integración de Medidas Ecológicas: Es preciso retomar la discusión de las directrices, sus retos y alcances desde una perspectiva integral. La problemática del hambre, la pobreza, el desarrollo y el medio ambiente no son excluyentes ni independientes el uno del otro. Los nuevos planteamientos deben incluir métodos sostenibles y ecológicos de producción y utilización de los recursos naturales, que garanticen tanto, la protección y seguridad de la persona, como la protección y seguridad ambiental, superando antiguos paradigmas sobre la problemática de la alimentación y el proceso de producción de alimentos y sus implicancias socionaturales.

En el marco de estas reflexiones, el Observatorio del Derecho a la Alimentación en América Latina y el Caribe ha lanzado en el mes de abril de 2014 una convocatoria de investigación entre sus universidades miembro, consistente una beca para la realización de investigaciones, gracias al apoyo técnico del proyecto de Apoyo a la Iniciativa América Latina y el Caribe Sin Hambre de FAO, y los esfuerzos financieros de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Justamente, la temática seleccionada para la convocatoria de este año, es una evaluación retrospectiva de la implementación de las directrices voluntarias del derecho a la alimentación en el décimo aniversario de su aprobación. Se espera que los resultados de estas investigaciones alimenten los procesos mundiales, regionales y nacionales de reflexión, sirviendo tanto a la opinión pública como a los tomadores de decisiones, de insumos para su profundización.

Secretaria Técnica del ODA

 

26.05.2014

He acabado hace poco una investigación en la que he analizado el rol de la protección social, en particular lo de la Política Nacional de Protección Social aprobada por el gobierno de Burkina Faso en 2012,  en la puesta en marcha de políticas de seguridad alimentaria, desde un enfoque de derecho, considerado como una herramienta jurídicamente apropiada y fundamental para lograr una mejor seguridad alimentaria.

Para analizar los logros y los retos existentes en Burkina Faso he utilizado, como marco teórico, la “Nota orientativa: integración del derecho a la alimentación adecuada en los programas de seguridad alimentaria” (2012) y las “Directrices voluntarias en apoyo de la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional” (2004); una particular atención ha sido dedicada al cumplimento por parte del estado, con las tres obligaciones: respetar, proteger y hacer efectivo el derecho a una alimentación adecuada para todos.

Con el objetivo de mejorar el nivel de seguridad alimentaria, el gobierno de Burkina Faso ha ratificado en los últimos años, tratados internacionales de derecho que reconocen el derecho a la alimentación, y ha diseñado y puesto en marcha diferentes estrategias de intervención.

No obstante esto, todavía existe un gap significativo entre la parte población que sufre problemas de seguridad alimentaria, y la que está cubierta por programas de protección social, imprescindibles para salir de su situación de vulnerabilidad.

Desde el punto de vista del diseño, de los objetivos y de las medidas planteadas, la Política Nacional de Seguridad alimentaria y nutricional y la Política Nacional de Protección Social están en línea con los principios  y las recomendaciones que según el marco teórico utilizado, implementan la inclusión del derecho a la alimentación en las políticas públicas. También desde el planteamiento de estas políticas, emerge una fuerte voluntad, una mayor toma de conciencia y de responsabilidad, por parte del Estado, en garantizar un nivel adecuado de seguridad alimentaria para toda la población, y sobre todo para la parte de población más vulnerable.

Entre los retos más importantes y que solo en parte han sido abordado y tratado dentro de las políticas citadas, cabe destacar la necesidad de:

·         Desarrollar más las políticas dirigidas a mejorar la situación de los trabajadores y pequeños agricultores que hacen parte del sector informal. En un contexto como lo de Burkina Faso, caracterizado por un alto porcentaje de población involucrada en el sector agrícola y por una  importante presencia de la economía informal en este sector,  no dirigir políticas de protección social a esta categoría de trabajadores, representa un riesgo, para el estado, de no cumplir con su obligación de hacer efectivo el derecho a la alimentación;

·         Mejorar las medidas útiles para gestionar la volatilidad de los precios a través el desarrollo de políticas públicas y de una mejor reglamentación del funcionamiento del mercado interno, mientras a nivel global, sería importante mejorar la gestión de la información, el aprendizaje y la coordinación de intervenciones en materia de políticas a nivel internacional;

·         Mejorar el diseño y la aplicación del sistema de focalización para aplicar de manera más efectiva los programas que están específicamente diseñados para satisfacer las necesidades de las personas vulnerables, utilizar de manera más eficaz los recursos limitados disponibles para que puedan ser utilizados por las personas que más lo necesitan y lograr una mayor equidad redistributiva. El gobierno de Burkina Faso está ya trabajando sobre la propuesta de un nuevo método de focalización caracterizado por un enfoque comunitario, también si ya han sido ya encontrados algunos límites, como la sostenibilidad económica y el riesgo de recoger informaciones sesgadas , sobre los que se está trabajando;

·         Mejorar la gestión de los recursos económicos para apoyar de manera más eficiente las actividades dirigidas a dar sOporte a los pequeños agricultores. En este sentido si por un lado ha sido evaluado positivamente la voluntad de crear un Fondo Nacional de Protección Social, para gestionar la coordinación financiera, por otro lado, han sido evaluadas como poco eficientes algunas de las políticas económicas aprobadas por el gobierno porque son contraproducentes en relación a una utilización eficaz de los recursos económicos disponibles, y al logro de un mayor nivel seguridad alimentaria para la población vulnerable de Burkina Faso;

·         Mejorar la coordinación entre los actores involucrados en la puesta en marcha de las iniciativas propuestas por la Política Nacional de Protección Social, con el objetivo de lograr una mayor eficiencia en la gestión de los recursos económicos y de las actividades desarrolladas por los diferentes actores que trabajan en el ámbito de la seguridad alimentaria.

Resulta entonces, que a pesar de algunos importantes logros, y  una mayor concienciación por parte del estado hacia sus obligaciones, permanecen aún sin resolver algunas cuestiones fundamentales, como las que han sido mencionadas, para que sea posible lograr el respecto del derecho a la alimentación para todos.

José Pedro De la Cruz Parlamento Andino , Ecuador
26.05.2014

El Parlamento Andino es el órgano deliberante de la Comunidad Andina de Naciones, que sirve a los objetivos de la integración, que en sus actuaciones se ajusta a los principios del ordenamiento supranacional, y diría además que somos la base democrática de su existencia, al ser resultado de procesos electorales que han determinado una composición diversa, como lo es nuestra sociedad.

Desde el Parlamento Andino hemos propuesto como tema de debate, el análisis de la problemática del hambre y las soluciones frente a este flagelo; hemos partido del debate para llegar a  consensos, como el reconocimiento de la quinua, como elemento nutricional, rico en proteínas y como estrategia para la soberanía y seguridad alimentaria, llegando a resolver el apoyo a la exhibición itinerante de la quinua, promovida por el Estado Plurinacional de Bolivia.

Por otro lado como Parlamento Andino resolvimos exhortar a los países miembros de la Comunidad Andina a diseñar e implementar políticas de estado para posicionar la Agricultura Familiar, Campesina y Comunitaria en el centro de las políticas agrícolas, ambientales y sociales.      

El derecho a la alimentación en Ecuador por el trabajo de la Constituyente de 2008, se lo considera un derecho humano, por lo tanto, es irrenunciable, intangible e imprescriptible.

El derecho a la alimentación está considerado o comprende el acceso a una alimentación culturalmente apropiada, nutritiva, adquirida en respeto a los derechos ancestrales y tradicionales, que rechace formas de manipulación genética, todo ello dentro del gran concepto de Soberanía alimentaria, que mire también la situación de la economía familiar campesina, como la proveedora de alimentos a las ciudades, la situación de tenencia y propiedad de la tierra, el agua, el crédito.

El derecho a la alimentación abarca muchos temas, pero sobre todo para que sea efectivo requiere decisión política, pues sin duda que afecta poderes fácticos que siempre han visto al indígena, al campesino, a los afros, etc, como “esclavos” de un sistema, por lo tanto sin derechos, ni siquiera acceder a la tierra que ellos mismos la labran y trabajan.

En Ecuador hemos pasado de un modelo neoliberal a uno en la que el ser humano es el eje de la actuación del poder y toda la política. La actuación legislativa se centra en sus necesidades y en esta medida contamos con una ley orgánica de soberanía alimentaria y la legislatura cuenta con proyectos de ley como la Ley Orgánica de Comunas, Ley de Pesca, Acuacultura, Manglar y Recolección, Ley Orgánica de Agrobiodiversidad, Semillas y Fomento Agroecológico, y otros.

Atentamente,

“Por una América Latina Intercultural, Justa y Solidaria”

H. Pedro de la Cruz

PRESIDENTE PARLAMENTO ANDINO

Ofelia Beatriz Arriaza G. PRESANCA II, El Salvador
26.05.2014

Estimado equipo Derecho a la Alimentación/ FAO:

Considerando la invitación que nos hicieran llegar como miembros de la Red-ICEAN para participar en la discusión en línea con motivo del décimo aniversario de las Directrices sobre el Derecho a la Alimentación, con un cordial saludo, hacemos por este medio nuestra contribución indicando en el adjunto el aporte que PRESANCA II-PRESISAN han realizado en la formación de recursos humanos y la gestión del conocimiento sobre el Derecho a la Alimentación como punto importante dentro de la Seguridad Alimentaria y Nutricional.

Sin otro particular, atentamente

Ofelia Beatriz Arriaza G.

>Especialista en Gestión del Conocimiento en SAN

PRESANCA II

David Torres FAO, Ecuador
26.05.2014

Estimados/as

Reciban un cordial saludo, por medio de la presente y considerando el importante espacio desarrollado para que los representantes de varios países puedan participar y aportar sobre el tema del Derecho a la Alimentación por medio del foro que se esta desarrollando, solicitamos de la manera mas cordial nos puedan apoyar para que los planteamientos de los representantes de Ecuador respecto a esta temática puedan estar considerados. 

En este sentido, remito a ustedes dos aportes que quisiéramos se puedan incluir en el foro, los mismos que son:

  1. Derecho a la Alimentación,  mirada desde la región Andina, desarrollada por Pedro de la Cruz, Presidente del Parlamento Andino

  2. Derecho a la Alimentación, desarrollada por la Asambleísta María Agusta Calle, Presidenta del Frente Parlamentario Ecuador sin Hambre. 

Agradecemos la atención prestada a la presente.

Atentamente.-

David Torres

FAO - Ecuador

Maria del Valle Rodriguez C Universidad Nacional Experimental "Ezequiel...
22.05.2014

Concuerdo con Maria del Pilar Valledor acerca de la vulneraciòn que sufren muchas personas de su derecho  a la alimentaciòn por acusas economicas o de direcciòn politica. Como entender  que por determinada escogencia de gobierno miles de persnas tengan que ver restringido su derecho a alimentarse adecuadamente? en Paises como ESpaña la crisis ha afectado variables economicas como empleo, ingreso, precios de los bienes, pero hay muchos paises en America Latina, como el mio, en que  a traves de instancias gubernamentales donde precisamente estan llamados a garantizar el derecho a la alimentacion donde se vulnera el derecho que tenemos todos a alimentarnos de forma adecuada. Como plantearnos esto  y generar soluciones?

María del Pilar Valledor Álvarez Universidad Rey Juan Carlos, Spain
21.05.2014

Quisiera hacer una aportación para el Tema 3 (el futuro). El año pasado presenté mi tesis doctoral sobre la protección jurídica del derecho a una alimentación adecuada en España y el papel esencial de las rentas mínimas. Ya tres años atrás se estaban sintiendo los efectos de la crisis económica en mi país y me pregunté si el derecho a la alimentación podría estar siendo vulnerado.

Si bien es cierto que la gravedad del problema de la inseguridad alimentaria en los países desarrollados no se puede comparar con la situación que sufren los más desfavorecidos, se están detectando graves vulneraciones del derecho a la alimentación en los países que aún están padeciendo las consecuencias de la crisis económica que comenzó en 2008. Las altísimas tasas de desempleo en algunas naciones como, por ejemplo, España, con cifras récord de paro de larga duración, de desempleo del sustentador principal de la familia y del número de hogares en los que ningún miembro percibe ingresos, hacen dudar seriamente que las familias que se encuentran en esta situación se estén alimentando adecuadamente.

Las últimas cifras publicadas por UNICEF destacan el gran aumento de la pobreza infantil en España, donde no solo hay más niños pobres que al inicio de la crisis, sino que los pobres son cada vez más pobres. La imposibilidad de encontrar un empleo y el consiguiente agotamiento de todas las prestaciones por desempleo son las causas principales de esta situación. Las denominadas, con carácter genérico, "rentas mínimas de inserción" son el último recurso para aquellas personas que han agotado el resto de prestaciones o que no tienen derecho a ellas. Pero tal y como reflejé en mi tesis, estas prestaciones no cubren siquiera las necesidades mínimas. La regulación las mismas por parte de las Comunidades Autónomas ha creado un sistema totalmente heterogéneo de prestaciones donde no solo difiere el importe, sino los requisitos y las obligaciones derivadas de las mismas.

En definitiva, y aunque no existen datos oficiales a escala nacional sobre la malnutrición en España, se están produciendo ciertos fenómenos que indican claramente la gravedad del problema. Por ejemplo, el gran incremento en el uso de los bancos de alimentos y comedores sociales o la apertura de los comedores escolares durante el verano para asegurar a los niños tres comidas diarias. Asimismo, diversas ONGs y otras organizaciones han denunciado el gran aumento de la pobreza y el impacto negativo en la alimentación y se han realizado algunos estudios sobre nutrición en el ámbito local que corroboran este hecho.

Traducción:

I would like to make a contribution for Theme 3, the future. I defended my doctoral thesis on the legal protection of the right to adequated food in Spain and the essential role of minimum income schemes last year. The consequences of the economic crisis started to show up three years ago in my country and I wondered if the right to adequate food might be being violated.

While the seriousness of the problem of food insecurity in the richest group of countries con not be compared with the situation faced by the developing ones, serious violations of the right to food are being detected in the countries that are still suffering the consequences of the crisis that began in 2008. The high unemployment rates in Spain, for example, with record numbers of long-term unemployment, unemployment of the breadwinner and the number of no-income households make it difficult to believe that families in this situation can afford a healthy diet.

The latest figures released by UNICEF highlight a sharp rise in child poverty in Spain, where not only has the number of children at risk of poverty increased since 2010, but also the poverty is more severe. The inability to find a job and the consequent depletion of all unemployment benefits are the main causes of this situation. The so called "minimum income schemes" are the last resort of thoses who have exhauested all other benefits or who are not entitled to them. But as I reflected in my theses, these benefits do not even cover the basic needs. The regulation of them by the Autonomous Communities has created a completely heterogeneous sytem where not only do the benefits differ, but also the corresponding requirements and obligations. In short, although there is no official national data on malnutrition in Spain, the severity of the problem can be deducted from the large increase in the use of food banks, soup kitchens or the free school meals to guarantee children three meals a day. Besides, several NGOs and other organizations have denounced the dramatic increase of the poverty rates in Spain and the impact on the right to food and some local reports confirm this fact.

Silvia Alonso EDiPA Equipo Diocesano Pastoral Ambiental, Argentina
20.05.2014

El derecho a la alimentación adecuada debe ser entendido en el contexto de la soberanía alimentaria tanto como en el de la seguridad alimentaria.

En nuestro país ha sido presentado el año pasado un proyecto de ley al respecto en el Congreso de la Nación.

También debemos tener en cuenta que dado que la agricultura ha superado a la industria en emisiones de gases de efecto invernadero, deben incorporarse las evaluaciones de huella hídrica, huella de carbono, huella ecológica y ciclo de vida, en las decisiones que se tomen.

Es incomprensible que se tiren como mínimo el 30% de los alimentos (según FAO) cuando en el mundo hay hambrientos.

John Teton United States of America
19.05.2014

            The Voluntary Guidelines and the food security analysts who put them together have rendered the Right To Food an invaluable service which could pay global health dividends for decades to come. In the interests of realizing their document’s potential, this forum has wisely solicited comments on its shortcomings, which are revealed to a considerable extent in a feature on the subject published in the Yale Journal of International Affairs about the International Food Security Treaty (IFST), which aims to place the human right of freedom from hunger under the protection of enforceable international law.

            The publication of this article in a journal that has featured such highly-regarded leaders, analysts, and policy makers as Tony Blair, David Brooks, Samantha Power, Joseph Stiglitz, Gen. Stanley McChrystal, and two US Secretaries of Homeland Security, is evidence of the rising of the IFST in the battle against hunger.

     Titled  The Armless Hand: The Call for Anti-Hunger Law and the International Food Security (see the attachment here or http://yalejournal.org/wp-content/uploads/2012/09/articles/John%20Teton.pdf ), the article explains why global adoption of the IFST would potentiate a more receptive atmosphere among governments worldwide for global adoption of the Voluntary Guidelines.

            In the USA, the IFST has been presented at many leading US schools of law (including Harvard and Yale) and programs in public health (e.g. Johns Hopkins and New York University), and political science, as well as five times in briefings for members and staff of the US Congress. The Treaty itself can be viewed at www.treaty.org along with detailed endorsements from Nobel Laureate economist Amartya Sen and a host of world-class experts in international law, human rights, hunger, and political and religious leaders.

            One such endorsement from US Senator Dianne Feinstein addresses the heart of Dr. Valente’s statement in this forum that “Real transformation involves strengthening the entire human rights system as a whole.” She writes, "(The IFST) could become a major element in stimulating global action to eradicate starvation and in strengthening the international justice system.”

            Likewise, Dr. Valente’s call to strengthen the demand from civil society to hold governments accountable for food security resonates with the deliberate pragmatism of the IFST, since the Treaty’s laser-narrow emphasis on just four core principles renders it light years closer to universal observance than the ICESCR, which he refers to as the basis of the Guidelines’ claim to being binding law. By focusing exclusively on the eradication of malnutrition and starvation unentangled by the scores of more controversial positions promoted in the Guidelines, the IFST should be able to attain worldwide acceptance far more swiftly than the full roster of  recommendations in the Guidelines. And the presence of the IFST on the global anti-hunger stage will acutely intensify the attention paid to hunger reduction and thus propitiate the sociopolitical atmosphere for acceptance of the Guidelines' vast complex of policy positions. Indeed, Michael Windfuhr, who attended the 1998 Conference on the Consensus Strategy on the Right to Food in Law (for which I served as co-coordinator) at the time he was a principal originator of the Guidelines, concluded his remarks on the relationship between the two instruments by declaring “We should do it together.”

            Here’s hoping that this post and the Yale Journal article will lead to just such an outcome, for any failure of Guidelines advocates to seize this opportunity for collaboration may only prolong the acceptance of the Guidelines, the suffering of the hungry, and the systemic maladies of the world food system that could be ameliorated by their many excellent recommendations.

See the attachment: 
the_armless_hand.pdf
S M Nazer Hossain ISDE Bangladesh, Bangladesh
19.05.2014

Dear Sir/Ma’am,

Greeting from ISDE Bangladesh!

ISDE Bangladesh is a non-governmental, voluntary, not for profit making, non-religious and development organization. From inception in 1992, it has been implementing various development activities to uplift the socio-economic and cultural condition of the ultra poor, climate refugees, vulnerable children and women, reduction of poverty and hunger; improve the health and hygiene condition. It has given emphases to the development of the women and children through awareness raising, access to the local resources, strengthening capacity and skills of their organization, imparting felt-need based problem-solving program by adopting modern scientific knowledge and techniques.

ISDE Bangladesh has been covering with the various services for the disadvantaged and under developed community people through giving emphasis to the children and women at southeastern part of Bangladesh including Myanmar (Burma) boarder districts Cox’s Bazar, Chittagong and Chittagong Hill Tracts. The major activities are self help organization building of poor women & development, awareness raising & motivation, women Income & employment creation, human and skill development training, non-formal primary education (adult, adolescent & children), early childhood development & education, basic education & rehabilitation for urban street & working children, elimination of hazardous child labour, adolescent family life education, Sexual and reproductive health rights, youth development through carrier and child club, Student and youth volunteers for social change, nature & environment development & social forestry, prevention of dangerous climate changes, biodiversity management, homestead gardening and nutrition education, regenerative agriculture movement, protection of consumer rights, rights to food safety movement, food security for ultra poor, primary health and adolescent reproductive health care, safe motherhood care & support, promotion of child rights & development, safe drinking water supply and sanitation, STI/HIV AIDS prevention and education, empowerment of coastal fishing communities, upholding rights of Dalits and minorities, access to justice and good governance, civic education, promotion of volunteerism, youth and community development, disseminating gender concept and developing social entrepreneur for stops violence against women & sexual harassments, human rights and legal education, democracy and legal education, increase women participation in political process, reduce gender discrimination, rights of Indigenous & minorities, campaign on stops illegal use of small arms, peace building & peace education, prevention of trafficking and sexually abuse girls children, safety and human rights agricultural & RMG workers, safe working places, workers rights and migrated women rights, safe transportation, tobacco control, ICT education and mobilization, integrated disability in community development, fisheries development & livestock development, arsenic mitigation, sustainable alternative energy resource and improve cook stove use, disaster & risk reduction and early recovery etc. We do believe that networking with all our friends and development partners makes a way of innovation and strength to fighting against injustice, poverty, hunger and establish a just society.

Hence we are requesting you to share your newsletters, guidelines for partnership opportunities, publications and other information & materials with us and guide us to formulate strategies directions and keep updates. This will help us to make connection with you and others philanthropists organization and us. We also requesting to share your advice, guidelines and other information whether, if there are any possibilities to undertake joint programme under your umbrella or associated under your vibrant leadership.

Thanking you in advance for your best cooperation and support.

Yours sincerely, S M Nazer Hossain Executive Director ISDE Bangladesh