La FAO y el FMAM

Una asociación para la agricultura sostenible y el medio ambiente

LA SOSTENIBILIDAD DE LAS TIERRAS SECAS

Dirigir los trabajos relativos a la resiliencia de los sistemas agroecológicos y los bosques en las tierras secas

Tres cuartas partes de la superficie del planeta no cubierta por el hielo se han degradado en cierta medida. El proceso de degradación de la tierra es especialmente grave en las zonas áridas, donde viven más de 2 000 millones de personas y se encuentra el 44 % de la superficie productiva agrícola del mundo. Las tierras secas proporcionan gran parte del grano y el ganado del mundo y muchos productos arbóreos y especies vegetales, además de albergar una agrobiodiversidad importante para el planeta. Las tierras secas, que representan más del 40 % de la superficie terrestre mundial, son importantes para el funcionamiento de numerosos servicios ecosistémicos.

El Programa sobre los efectos de la gestión forestal sostenible en la sostenibilidad de las tierras secas tiene el objetivo de evitar, reducir y revertir la degradación, la deforestación, la desertificación y la deforestación de las tierras y los ecosistemas en las zonas áridas mediante la gestión sostenible de los territorios productivos. En el contexto del programa se prevé la restauración, la gestión sostenible y la protección de las tierras secas en vista de los beneficios ambientales, económicos y sociales para una cuarta parte de la población mundial cuya alimentación y medios de vida dependen de la resiliencia de las tierras secas. Asimismo, se brindará apoyo a los países en la aplicación de sus estrategias en materia de neutralidad de la degradación de las tierras en el marco de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD).

El cambio climático, la inseguridad alimentaria y las pérdidas en la diversidad biológica son factores cada vez más importantes de la degradación de la tierra. Además, las tendencias actuales de la degradación de las tierras secas inciden en la eficacia y la sostenibilidad de las prácticas de restauración. Estas fuerzas ponen de relieve la importancia de promover zonas áridas saludables en el mundo, así como el valor de la planificación para un futuro mundial resiliente.

Una mirada al Programa

Invertir en la gestión sostenible de las tierras secas y ampliar su escala

Fondos por valor de 104 millones de USD procedentes del ciclo de financiación de la séptima reposición del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF-7), junto con más de 800 millones de USD en forma de cofinanciación, ayudarán a 11 países situados en distintas partes de África y Asia a fomentar la resiliencia de los sistemas de producción en las tierras áridas, promover la restauración y la rehabilitación y mejorar los medios de vida a través de un enfoque territorial integral. Asimismo, el Programa tiene el objetivo de ampliar su escala más allá de las fronteras de los 11 países destinatarios, destacando la importancia del compromiso transfronterizo con la restauración, la gestión del paisaje a escala y la conservación de la biodiversidad.

Coordinación y seguimiento en todo el Programa

La aplicación de sistemas armonizados y vinculados para el mapeo y seguimiento a escala territorial dará lugar a información fiable, pertinente y oportuna sobre las tendencias en las condiciones y los efectos. Esto facilitará la formulación de respuestas apropiadas para hacer frente a cuestiones interfronterizas que afectan a las tierras secas en los planos regional y mundial. 

Crear condiciones para que puedan aplicarse enfoques innovadores e integrados de la ordenación de tierras secas

Promoviendo la coordinación de esfuerzos y el intercambio de conocimientos a nivel regional y mundial, es posible abordar eficazmente las amenazas a las tierras áridas y sus valores ambientales de importancia mundial. La asociación de la FAO con el Banco Mundial, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), con el apoyo del FMAM, es fundamental para las iniciativas encaminadas a lograr la sostenibilidad de las tierras secas en todo el mundo. Aprovechar las plataformas mundiales y regionales existentes de apoyo a la labor relativa a la ordenación sostenible y la restauración de las zonas áridas servirá para generar sinergias y aumentar los efectos acumulativos, al tiempo que limitará el riesgo de duplicación o los conflictos entre proyectos.

Publicaciones

Los socios