FAO.org

Home > Gender and Land Rights Database > Country profiles > Countries List > General Introduction
Gender and Land Rights Database

Paraguay

En 2007 la población era de 6 119 642 habitantes, de los cuales 49,4 por ciento eran mujeres (15). La población rural representaba aproximadamente 42,6 por ciento de la población total y de ésta, el porcentaje de mujeres alcanzaba 47,2 por ciento (15). La densidad de la población en 2007 era 15,1 habitantes por km2 (16). Existen 20 grupos étnicos, 91,5 por ciento de los cuales están asentados en la zona rural.  Los indígenas representan 1,7 por ciento de la población total (2). El país es bilingüe y pluricultural: 59 por ciento de los hogares hablan guaraní, 35 por ciento español y 5 por ciento otros idiomas (2). En las zonas rurales predomina el guaraní, con 82,5 por ciento (2). El territorio nacional se divide en Departamentos y en la capital de la República, que  es independiente de los departamentos (1)



El Producto Interno Bruto –PIB- estimado en 2008 era de 16,01 mil millones de USD –a precios corrientes del 2008, al tipo de cambio oficial- (17). En el 2008, la participación de los distintos sectores en el PIB se estimaba en 23,4 por ciento del sector agricultura, 18,4 por ciento de la industria y 58,2 por ciento del sector servicios (17). En 2006, el PIB agrícola era de 1 627 mil millones de USD – a precios constantes de 2000, que representaba 19,4 por ciento del PIB total (4). El PIB per cápita en términos de paridad de poder adquisitivo era de 4 200 USD en 2008 (17).  En 2006, el PIB per cápita era de 1 392 USD –a precios corrientes de 2000-  mientras que el PIB per cápita agrícola era de 719 USD –a precios corrientes de 2000 (4). En 2006 las importaciones agrícolas representaron 6,2 por ciento del total de las importaciones, mientras que las exportaciones agrícolas fueron del orden de 77,6 por ciento del total de las exportaciones (4). En 2006, la exportación de productos primarios, principalmente algodón y soja, correspondía al 84,1 por ciento del valor total de las exportaciones FOB de bienes. (3) 



El índice de desarrollo humano para el año 2007, fue 0,761, lo que ubica a Uruguay en el lugar 101 de 182 países con datos (18). El porcentaje de la población viviendo bajo la línea de pobreza de 2 USD al día era 14,2 por ciento entre 2000 y 2007 (18). En el período 2003-2005, la proporción de personas sub-nutridas era 11 por ciento de la población total (4). En 2006,  5 por ciento de los niños menores de 5 años tenía bajo peso para su edad (3). En 2006, la mortalidad infantil era de 22 por cada mil nacidos (4). La expectativa de vida en 2007 era de 69,6 años para los hombres y 73.8 años para las mujeres (18). Entre 2005 y 2010, la tasa global de fecundidad se estima de 3,1 hijos por mujer (18). En 2005 el analfabetismo total alcanzaba 5,6 por ciento de la población, 4,8 por ciento de la población masculina y 6,4 por ciento de la población femenina (3). El 68 por ciento de la a población rural tenía en 2004 acceso sostenible a mejores fuentes de abastecimiento de agua potable, y el 61 por ciento a mejores servicios de saneamiento (3).



En 2007, la Población Económicamente Activa -PEA-  era de 2 877 530 personas, 1 149 355 de ellas mujeres (1).  La PEA rural era de 1 192 811 personas, de la cual 39 por ciento correspondía a la PEA femenina rural (1). La población ocupada total se distribuía de la siguiente manera:  31,1 por ciento en agricultura; 52,8 por ciento en servicios y 16,1 por ciento en industria, (3). De la PEA femenina, 22,0 por ciento se dedica a agricultura, 69,0 por ciento a servicios y 9,1 por ciento a industria (3). En 2006, la tasa de desempleo abierto llegó a 6,7 por ciento (2). Del total de la población, 55,0 por ciento se encontraba en 2005 en situación de pobreza, y en indigencia el 23,2 por ciento (3). Hay migración hacia las ciudades en busca de empleo o trabajos temporarios en cosechas, tanto de hombres como de mujeres. Las mujeres que emigran se emplean en general en el trabajo doméstico (2). Cuando es el hombre quien emigra, las mujeres asumen el rol de jefes de familia. Las mujeres están al frente de cerca de 20,6 por ciento de los hogares rurales, de los cuales 18,5 por ciento en hogares no pobres y 20,2 por ciento en hogares pobres. La  mujer, además de ocuparse del hogar, es pilar del autoconsumo al asegurar ingresos necesarios para la seguridad alimentaria: cuida del ganado y las aves,  procesa alimentos, recoge y selecciona granos, cuida el huerto familiar y realiza actividades posteriores a la cosecha (recolección, acarreo, clasificación y acopio de granos). Algunas realizan comercio en pequeña escala. En general, la mayoría de estas actividades productivas no son consideradas económicas y el trabajo femenino permanece en el sector informal de la economía. En general, no tiene acceso a crédito y a capacitación, y  carece de tierra (2).
La superficie agrícola en 2005 era de 24 258 ha; las tierras arables 4 200 ha; las dedicadas a cultivos permanentes 98 000 ha; y la superficie con riego 70 000 ha (3). El 88 por ciento de las unidades productivas tiene menos de 5 ha y sólo 12 por ciento corresponde a unidades de más de 5 ha. El 11 por ciento de las explotaciones de más de 1 000 ha concentra 80 por ciento de las tierras (5). Con las medidas de reforma agraria aplicadas desde los años sesenta, hubo redistribución de tierras por el Instituto de Bienestar Rural (IBR). El resultado fue que la  mitad de las unidades productivas tiene títulos provisorios y sólo 0,8 por ciento de las fincas menores de 20 ha tiene título legal (6).  La tierra se trabaja con monocultivos industriales como la soja o está en manos de grandes extensiones ganaderas, mientras que muchos campesinos se encuentran desocupados y sin posibilidad de obtener tierras.

Sources: numbers in brackets (*) refer to sources displayed in the Bibliography