FAO.org

Home > Gender and Land Rights Database > Country profiles > Countries List > General Introduction
Gender and Land Rights Database

Venezuela


La población total en 2007 era de 27 483 208 habitantes, de los cuales 49,81 por ciento eran mujeres (18). En 2002, la población rural era de 3 056 571 habitantes, de los cuales 45,8 por ciento eran mujeres (19).  En 2005, la población rural correspondía a approximadamente 12 por ciento de la población total (3). En 2007 la densidad era de 30,3 habitantes por km2 (20). En 2001, la población indígena compuesta por cincuenta etnias constituyía el 2,1 por ciento de la población total (3). Los pueblos indígenas están ubicados principalmente en los estados de Zulia, Delta Amacuro, Bolívar, Anzoátegui, Amazonas y Apure (3). El 90 por ciento de la población indígena está concentrado en diez etnias: wayuu, warao, pemón, kariña, guajibo, piaroa, yanomami, añu, pumé y yukpa (3). El grupo más numeroso son los wayuu, representando entre el 57,5 por ciento y el 60,5 por ciento de la población indígena total, seguidos por los warao  - 7,0 por cient - 7,4 por ciento, los pemones  - 5,3 por ciento - 5,6 por ciento - y los kariñas (3,3 por ciento - 3,4 por ciento), teniendo las demás etnias el 3 por ciento o menos del total (3).Según el Censo de Comunidades Indígenas de 2001, 48,2 por ciento de la población indígena eran mujeres (3).  Hay una fuerte presencia de afrodescendientes en la población, sin embargo no hay cifras disponibles y hasta ahora, no han sido contados en los censos o encuestas nacionales.  Sin embargo, la comunidad afrovenezolana ha logrado que sean incluídos en el próximo censo nacional, que se realizará en 2010 o 2011 (21).



El Producto Interno Bruto –PIB- estimado en 2008 era de 319,4 mil millones de USD –a precios corrientes del 2008, al tipo de cambio oficial- (22). En el 2008, la participación de los distintos sectores en el PIB se estimaba en 3,8 por ciento del sector agricultura, 37,6 por ciento de la industria y 58,6 por ciento del sector servicios (22). En 2006, el PIB agrícola era de 5 608 mil millones de USD – a precios constantes de 2000, que representaba 3,8 por ciento del PIB total (4). El PIB per cápita en términos de paridad de poder adquisitivo era de 13 500 USD en 2008 (22).  En 2006, el PIB per cápita era de 5 393 USD –a precios corrientes de 2000- mientras que el PIB per cápita agrícola era de 2 752 USD –a precios corrientes de 2000 (4). En 2006 las importaciones agrícolas representaron 9,2 por ciento del total de las importaciones, mientras que las exportaciones agrícolas fueron del orden de 0,3 por ciento del total de las exportaciones (4). Según estadísticas de 2002 del Ministerio de Agricultura y Tierras, el sector vegetal tiene la mayor contribución al valor bruto de la producción agrícola, participando con el 57,3 por ciento, mientras el sector animal tiene un peso de 33,3 por ciento y el pesquero aporta un 4,6 por ciento (3). 
El índice de desarrollo humano para el año 2007, fue 0.844, lo que ubica a Uruguay en el lugar 58 de 182 países con datos (23). El porcentaje de la población viviendo bajo la línea de pobreza de 2 USD al día era 10,2 por ciento entre 2000 y 2007 (23). En el período 2003-2005, la proporción de personas sub-nutridas era 12 por ciento de la población total (4). En 2006, 5 por ciento de los niños menores de 5 años tenía bajo peso para su edad (1). En 2006, la mortalidad infantil era de 21 por cada mil nacidos (4). La expectativa de vida en 2007 era de 70,7 años para los hombres y 76.7 años para las mujeres (18). Entre 2005 y 2010, la tasa global de fecundidad se estima de 2,6 hijos por mujer (1). En 2005 el analfabetismo total alcanzaba 6 por ciento de la población, 5,8 por ciento de la población masculina y 6,2 por ciento de la población femenina (1). El 70 por ciento de la a población rural tenía en 2004 acceso sostenible a mejores fuentes de abastecimiento de agua potable, y el 48 por ciento a mejores servicios de saneamiento (1). En el área rural, en el año 1994 se encontraba en situación de pobreza el 55,6 por ciento y en indigencia el 28,3 por ciento (1).



La Población Económicamente Activa -PEA- en 2005 era de 10 384 000 personas, de las cuales 3 717 000 corresponden a mujeres (1). En 2006, la población ocupada total en agricultura era del 9,1 por ciento, en servicios 68,0 por ciento y en industria 22,8 por ciento (1). Este mismo año, la población ocupada femenina en la agricultura era de 1,8 por ciento, 86,7 por ciento en servicios y 11,5 por ciento en la industria (1) La mayoría trabaja por cuenta propia, le sigue en importancia las empleadas u obreras y las ayudantes no remuneradas (3). La tasa anual media de desempleo en 2007 era de 8,7 por ciento.(1). La tasa de desocupación de las mujeres del 13,8 por ciento, sigue siendo más elevada que la de los hombres  - 11,3 por ciento (5). En el sector privado, la remuneración de las mujeres es inferior en un 30 por ciento como promedio a la de los hombres (5). El aporte de la mujer es fundamental en las plantaciones, en la agricultura de subsistencia y semi-comercial y en la fruticultura y horticultura comercial. En unidades de producción familiar son trabajadoras familiares no remuneradas y en unidades de producción comercial, asalariadas temporales. En las pequeñas explotaciones familiares participan en las labores de la tierra, transforman, conservan y venden productos y crían animales menores (3).



La superficie agrícola en 2005 llegaba a 21 690 000 ha, y la superficie de tierras arables, a 2 650 000 ha, destinando 800 000 ha a cultivos permanentes. La superficie regada era de 580 000 ha (1). En 1960 se dicta la Ley de Reforma Agraria estableciendo el modelo de unidad familiar de explotación. El inventario de tierras de beneficiarios del Instituto Agrario Nacional del año 1975 concluye que un 10 por ciento de la superficie de explotación agrícola está en manos de pequeños y medianos productores. En 1979 se implanta un programa masivo de regularización de la tenencia. Con la adjudicación se transfirió sólo la tenencia con las bienhechurías, sujeto al cumplimiento de ciertas condiciones en cuanto a limitaciones en el traspaso del inmueble. Más de cuatro décadas después se hizo necesario un nuevo marco legal, adaptado a las nuevas realidades del país y de acuerdo a la Constitución. Existe un mercado de tierras privadas para la venta de predios, cuyos propietarios poseen actas protocolizadas en el registro de la propiedad y un mercado de bienhechurías de tierras de la reforma agraria (6).

Sources: numbers in brackets (*) refer to sources displayed in the Bibliography