FAO.org

Inicio > Base de Datos Género y Derecho a la Tierra > Recursos > Noticias > News Details
Base de Datos Género y Derecho a la Tierra

La titulación de tierras en el Perú: comunidad en línea discute el futuro de la tenencia de la mujer

©FAO/R.Grisolia
17/10/2014

El Proyecto Especial Titulación de Tierras y Catastro Rural (PETT) ayudó a las mujeres a tener acceso a las tierras agrícolas, desde su lanzamiento en 1992, pero una discusión en línea organizado por La Base de Datos Género y Derecho a la Tierra (GRLD) revelaron que el proceso de titulación y registro en el Perú debe ser concluido con urgencia para lograr la igualdad en la tenencia de la tierra.

Ahora en su tercera fase - PETT III - se espera que se finalice la fase de titulación y registro a través de un programa de titulación de tierras financiado por el BID denominado "Proyecto Especial de Titulación y Registro de Tierra (PETT) III". El proyecto todavía está pendiente de aprobación, pero su aplicación podría comenzar en el 2014.

Se espera que a través del PETT III se aumente y fortalezcan las buenas prácticas aprendidas de PETT II, que logró otorgar el título a 1,5 millones de parcelas en menos de una década.

Qui plus est, malgré  l’absence de politique genre et de dispositions juridiques soutenant l'égalité des sexes dans le décret de création de PETT, la collaboration qui s'est instaurée entre les acteurs de PETT et la société civile lors de la mise en œuvre de PETT II, avait permis à de nombreuses femmes d’obtenir d’avantage de sécurité juridique sur leurs terres bien que les données exactes n’aient pas été enregistrées.

A pesar de este paso adelante, el documento del proyecto carece de un enfoque de género adecuado para la aplicación del programa ya que no logra incorporar las cuestiones de género las cuales ya estaban aprendidas en el proceso del PETT II.

 

Antecedentes del PETT

Con los años, el número de hogares encabezados por mujeres ha aumentado en el Perú, como resultado de la migración y la urbanización y la creciente tendencia a la feminización de la agricultura.


Sin embargo, hasta la introducción del Programa PETT, la propiedad de las mujeres a la tierra se había visto obstaculizada por los valores patriarcales que tienden a excluir a las mujeres. El registro de tierras se llevaba a cabo normalmente a nombre de la cabeza de hogar ( por lo general un hombre) y de los que podían demostrar la posesión y la explotación económica de las tierras.


Como la primera fase del programa carecían de una política de género o las disposiciones legales que apoyaban la igualdad de género, PETT se fusionó recientemente con la Comisión de Formalización de la Propiedad Informal (COFOPRI) que se coloca bajo la responsabilidad del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, en un esfuerzo de reconocer de doble jefatura de los hogares de una manera más sistemática.


Sin embargo, parece que la mayoría de los peruanos hasta hoy no logran aprovechar el reconocimiento legal del título de propiedad para acceder a los beneficios de los préstamos formales. De cualquier modo, el título en sí no les concede el acceso al crédito a más largo plazo, sobre todo a las mujeres que viven en las zonas rurales para quien tiene un título en su nombre ha sido beneficiosa para acceder al crédito.


Para obtener más información sobre este tema, por favor visite el perfil de Perú país.