Género

Por qué el género ::: Cuando... el precio es adecuado

©FAO

Cuando... el precio es adecuado

Al igual que muchos pequeños productores de todo el mundo, estas mujeres agricultoras en la región rural de Gujarat, India, carecían de acceso a información sobre el mercado y a dinero de sobra para pagar el transporte de sus productos a mercados locales o cercanos.

Ellas solían vender sus productos a intermediarios locales al precio que estos dictaminaran. Como resultado de ello, sus ingresos por estos productos eran escasos, mientras que los intermediarios se hacían con importantes beneficios. Además, la mayoría de las agricultoras carecían de acceso a instalaciones de almacenamiento. Esto significaba que muchas de ellas solían vender simultáneamente el mismo producto agrícola en la época de la cosecha, con lo que hacían que los precios bajaran aún más.

En respuesta a esto, la Asociación de Trabajadoras por Cuenta Propia (SEWA), una organización no gubernamental de mujeres pobres trabajadoras por cuenta propia en la India, muchas de las cuales son agricultoras rurales, estableció un sencillo sistema de información sobre los precios de mercado para ayudar a la mujer rural a obtener precios mejores y más justos para sus productos.

Cómo funciona

Cada día, SEWA envía un mensaje de texto a unos cuantos de sus miembros seleccionados en cada aldea que han recibido un teléfono móvil. Los mensajes contienen información actualizada sobre precios al contado y precios futuros de cultivos comerciales o productos básicos importantes en tres o cuatro de los mercados más cercanos.

Estas miembros escriben (en el idioma local) los precios actualizados en una pizarra pública de fácil acceso para la comunidad, por lo general en el exterior de una oficina del gobierno local o un centro de salud. Otro de los miembros utiliza su móvil para hacer una foto de la pizarra con la información actualizada y enviarla a la sede de SEWA en Ahmedabad, donde se triangulan los datos para verificar su exactitud.

Con esta información, las mujeres agricultoras de la aldea pueden vender su producción de manera individual a precios más elevados y equitativos. Además, pueden agruparse y ponerse de acuerdo para cargar y transportar productos a mercados cercanos, con lo que evitan al intermediario y aumentan sus ingresos, a la vez que disminuyen los riesgos.

Algunas de ellas han comenzado incluso a utilizar sistemas de certificados de almacenamiento para guardar sus cosechas mientras esperan a que los precios aumenten. Estos sistemas permiten a las agricultoras el almacenamiento de sus cosechas comerciales no perecederas en época de recolección; tienen la opción de obtener un préstamo a cambio de ese depósito, o un pago parcial (con una cuota que ellas determinan). Si no, pueden dejar los productos en el almacén hasta que aumenten los precios de mercado, para venderlos en ese momento. De esta manera se ha reducido el margen de beneficio que obtenían los intermediarios y comerciales, pero los ingresos de las mujeres agricultoras han aumentado de manera considerable.

A largo plazo, las mujeres pueden utilizar la información sobre precios futuros para planificar mejor sus cultivos y tomar decisiones fundamentadas sobre las cosechas.

Fuentes

Add new content
 

 


Política de igualdad de género de la FAO

 

E-learning Course

 

Género y Derecho a la Tierra Base de Datos

 


UN system-wide news
on gender equality

 

Contáctanos

Programa de Género de la FAO
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación
correo: gender@fao.org

Conexiones

rss