FAO.org

Inicio > Género > Noticias > Detail ES
Género

Los nuevos datos de la FAO ponen de relieve la brecha de género en la inseguridad alimentaria entre regiones

Según el último informe de la FAO sobre «El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017», las mujeres sufren una mayor inseguridad alimentaria que los hombres en todas las regiones del mundo.

© Sebastian Liste / NOOR (FAO)
25/09/2017

El informe, publicado este mes, es fruto de una colaboración entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), e incluye información extraída de una nueva fuente de datos fácticos sobre el estado de la seguridad alimentaria, denominada Escala de experiencia de inseguridad alimentaria (FIES, por sus siglas en inglés).

Los datos de la FIES, recopilados por la FAO en 2014, 2015 y 2016 en casi 150 países, revelan que, en el mundo, casi una de cada diez personas (el 9,3%) sufre de inseguridad alimentaria grave, equivalente a unos 689 millones de personas. Asimismo, los datos demostraron marcadas diferencias entre los continentes en cuanto a la prevalencia de la inseguridad alimentaria grave.

Datos desglosados por sexo

Una característica importante de la FIES es que los resultados pueden analizarse de forma individual, ya que las encuestas se asignaron a participantes individuales. Esto hace posible comparar los niveles de inseguridad alimentaria entre hombres y mujeres, entre otras cosas, con promedios trianuales que muestran que la prevalencia de la inseguridad alimentaria es ligeramente superior mayor entre las mujeres, tanto a escala mundial como en todas las regiones del mundo.

Escala de referencia mundial

La FIES es un indicador basado en las experiencias de los encuestados, que se obtiene mediante respuestas directas de tipo sí/no a ocho preguntas relativas al acceso a alimentación adecuada. La FAO diseñó esta metodología analítica para obtener estimaciones demográficas válidas y fiables en materia de inseguridad alimentaria que sean comparables entre diferentes países y culturas. Se pregunta a los encuestados acerca de experiencias relacionadas con su capacidad (o falta de ella) para acceder a alimentos durante los últimos 12 meses. Por ejemplo, si alguna vez les había preocupado no poder conseguir suficiente comida, si habían tenido que disminuir la calidad o cantidad de los alimentos que consumen, si habían pasado días enteros sin comer, etc.

La metodología proporciona la base para definir una escala de referencia mundial y para la creación de indicadores que puedan compararse significativamente entre países para una supervisión mundial.

Los datos indican que la brecha de género en la inseguridad alimentaria es superior en África (1,5 puntos porcentuales), seguida por América Latina y Asia (0,7 y 0,6 puntos porcentuales respectivamente). Se observó la menor diferencia entre hombres y mujeres en América del Norte y Europa (el 0,1%, mientras que, a escala mundial, los datos mostraron una diferencia de poco más de medio punto porcentual: en el mundo, el 7,3 por ciento de los hombres sufre de inseguridad alimentaria grave, frente al 7,9 por ciento de las mujeres.

Haga clic aquí para obtener más información y descargar el «El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017».