Género

Estas son las mujeres que revolucionan el sector pesquero del Perú

Para Marisol, el éxito de este negocio liderado por mujeres va más allá de lo económico.

Marisol Churacutipa y Reyna Callata han tenido éxito en su negocio, agregando un tinte natural para dar a las truchas más sabor y valor. ©FAO/Jordi Vaqué
15/10/2020

Cuando una mañana, hace cinco años, la pescadora peruana Karin Abensur capturó cerca de 800 kg de pescado, calculó aproximadamente cuánto ganaría. “Pensé, en el peor de los casos me pagarán 6 soles (1,76 USD) por kg”, cuenta Karin. Pero cuando regresó al puerto de Pucusana, en el centro del Perú, tras cuatro horas en alta mar, le decepcionó que le ofrecieran solo 1 sol por kg (aproximadamente 0,30 USD). “Me dijeron que lo tomara, porque nadie me ofrecería más”.

Es el reflejo de una realidad aciaga para mucha gente que, como Karin, se gana la vida en el sector pesquero del Perú. El valor de mercado de especies como la mielga y el angelote, abundantes en el litoral peruano, es generalmente bajo. La pesca siempre fue la pasión de Karin, pero después de estudiar marketing en la Universidad, se dio cuenta de que para convertir su pasión en un medio de vida tendría que ser creativa. Poco después, puso en marcha su nuevo negocio: transformar pescado con un bajo valor de mercado en productos con mayor demanda, como pescado cortado y elaborado para sushi.  

Se inspiró en la nueva moda de comida asiática que está arrasando en el Perú. “Hay una explosión de restaurantes asiáticos en Lima,” apunta Karin. “Mucha gente quiere comer sushi, pero algunas personas no se lo pueden permitir”.

Su negocio, Karin Ecofish, capacita a fileteadoras en el uso de técnicas innovadoras para crear nuevos productos a partir del pescado que ella captura. Estas mujeres dominan ahora la técnica de complejos cortes de estilo japonés que alcanzan un precio más alto en el mercado. “Yo apuesto por los cortes asiáticos con bonito”, dice, refiriéndose a un pescado local barato con un sabor parecido al atún

Más información