Alianza Mundial por el Suelo
 

Sobre la Alianza Mundial por el Suelo

“Como se encuentra en todo lugar, tendemos a olvidar que el suelo es un recurso natural limitado”

El suelo es un recurso natural finito. A escala humana no es renovable. Sin embargo, a pesar del rol esencial de este recurso en la vida humana, todavía existe un creciente proceso de degradación del suelo, debido a prácticas de manejo inadecuadas, la presión que ejerce el crecimiento poblacional  y la inadecuada gobernanza sobre este recurso.

 

El suelo, cimiento del desarrollo agropecuario y sostenibilidad ecológica, provee la base para la producción de alimentos, fibra, forraje y energía, la disponibilidad de agua limpia, el reciclaje de nutrientes, la reserva de carbón orgánico, aproximadamente un cuarto de la biodiversidad global y sirve también como material y base para la construcción. Sin embargo, la calidad del suelo varía de acuerdo con las condiciones locales y las prácticas de manejo aplicadas. 

Comúnmente, el recurso suelo sigue siendo visto y considerado como una prioridad de segundo nivel y no existe un órgano de gobernanza internacional que abogue por la coordinación de las iniciativas de manejo a nivel global. Existe la urgente necesidad de coordinación y colaboración para crear una voz unificada y reconocida para el recurso suelo y así evitar la fragmentación de esfuerzos y el desperdicio de los ya limitados recursos.

Por estas razones, la FAO y un grupo de instituciones aliadas establecieron la Alianza Mundial por el Suelo (AMS),  con el objetivo de mejorar la acción global en pro de los suelos del mundo para garantizar la disponibilidad de suelos saludables y productivos para un mundo con plena seguridad alimentaria – y trabajar conjuntamente para viabilizar la sostenibilidad de los servicios ambientales de los que dependen nuestros medios de vida y sociedades.

Date
21/09/2012