Alianza Mundial por el Suelo
 

Antecedentes y objetivos

Antecedentes

El renovado reconocimiento sobre el rol central del recurso suelo  como la base fundamental para la seguridad alimentaria y la provisión de importantes servicios ambientales, incluyendo la mitigación y adaptación al cambio climático, ha generado el avenimiento de numerosos proyectos regionales e internacionales, iniciativas y acciones que requieren de mayor esfuerzo de coordinación y alianza para evitar la innecesaria duplicación de esfuerzos y perdida de recursos, especialmente en épocas de restricción financiera.

©FAO/Walter AstradaEn base a las recomendaciones realizadas por el Comité Externo de Alto Nivel de la FAO sobre las Metas de Desarrollo del Milenio al Director General de la FAO (13-14 de octubre del 2009) y las discusiones y conclusiones del 22 do  Comité en Agricultura (COAG) realizado del 16 al 19 de junio de 2010, se iniciaron actividades preparatorias para el establecimiento de la Alianza Mundial por el Suelo de acuerdo a las recomendaciones del COAG (CL 140/3). Durante esta fase preparatoria, se ha reconocido la ventaja comparativa de la FAO para desarrollar la visión, estrategia y plan de acción para el establecimiento de una Alianza Mundial por el Suelo (AMS) para la Seguridad Alimentaria y la Mitigación y Adaptación al Cambio Climático.

Objetivos estratégicos

A través del conocimiento mejorado y aplicado sobre el recurso suelo, así como un proceso de armonización, la Alianza:

  • Creará y promoverá una campaña de sensibilización entre todas los tomadores de decisiones y actores en general sobre el rol clave del recurso suelo y su manejo sostenible como una condición previa para el desarrollo y el bienestar humano;
  • Abordará problemas críticos del suelo que son relevantes a nivel mundial y regional para el sostenimiento de la provisión de servicios ambientales por parte del recurso suelo;
  • Guiará la investigación y conocimiento aplicado del suelo de acuerdo con las condiciones y necesidades nacionales para abordar retos concretos en el campo;
  • Desarrollará estrategias de manejo sostenible para los diferentes suelos considerando sus potencialidades y limitaciones para los diferentes tipos de usos;
  • Promoverá el acceso a la información de suelos y abogara  la necesidad de nuevos levantamientos de suelos y recolección de datos;
  • Promoverá la inversión y la cooperación técnica en todos los temas relacionados con el recurso suelo para hacer frente a asuntos fundamentales en las diferentes regiones;
  • Promoverá el fortalecimiento institucional y el desarrollo de capacidades de las instituciones de suelos a nivel local, nacional, regional e interregional; y
  • Promoverá la sensibilización pública y a nivel de gobiernos sobre la importancia del suelo  a través de la observancia del Día Mundial del Suelo (05 de diciembre) y la celebración del Año Internacional de los Suelos.
©FAO/Rodger Bosch