FAO.org

Inicio > Country_collector > FAO en Guatemala > Noticias > Detail
FAO en Guatemala

Agricultura en Guatemala, vulnerable a las erupciones volcánicas

06/06/2018

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomienda medidas concretas para proteger los cultivos y animales de la caída de ceniza.

Según el Índice de Gestión de Riesgos para América Latina y el Caribe (LAC-INFORM) 2018, Guatemala es el país de la región con el mayor índice de riesgo a desastres y crisis humanitarias (8.3).

Escuintla, Sacatepéquez, Chimaltenango y Guatemala. “La FAO lamenta mucho las pérdidas humanas y se solidariza con las familias y comunidades que se han visto afectadas por la erupción del Volcán de Fuego ocurrida en Guatemala”, expresó Diego Recalde, Representante de la FAO en Guatemala.
 
Ante la pérdida de vidas y de bienes productivos  ocasionados por  la erupción del Volcán de Fuego, la FAO recomienda una serie de acciones   para la protección integral de los medios de vida de los agricultores, incluyendo sus animales y cultivos.

“Ante una emergencia, ciertamente se prioriza el rescate de las personas –prosiguió– pero no hay que olvidar que muchos de los afectados son agricultores de pequeña escala cuya subsistencia depende en gran medida de la producción de alimentos y de sus animales. La FAO, se encuentra preparada  para apoyar la evaluación de daños  y para acompañar la identificación e implementación de acciones tendientes a reconstruir con mayor resiliencia  los medios de vida de los agricultores”, indicó.

El pasado domingo, al producirse la erupción, las columnas de ceniza volcánica se elevaron hasta 6,000 msnm y se desplazaron en dirección Oeste y Sur Oeste, hasta 40 kilómetros de distancia, siendo afectadas zonas de los departamentos de Chimaltenango, Sacatepéquez, Escuintla y Guatemala. Hasta el momento, las autoridades competentes y el Equipo Humanitario, conformado por el Sistema de Naciones Unidas, actores de gobierno, ONG y la cooperación internacional, ha reportado la evacuación de 3,271 personas, el fallecimiento de 75 personas  y el albergue de 3,319.

En las áreas directamente afectadas por piroclastos y lahares, las viviendas y cultivos están completamente cubiertos por ceniza  y por materiales acarreados por las nubes piroclásticas. Sin embargo, en las áreas vecinas se están generando reportes de muchos cultivos y animales afectados solo por la fuerte caída de ceniza. En estos casos, hay una serie de medidas preventivas que se pueden tomar para mitigar los efectos de este fenómeno” indicó Recalde.

El Ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), Mario Méndez Montenegro, reportó que los sectores productivos más afectados son: café (2,800 hectáreas), granos básicos (2,358 hectáreas) y hortalizas (3,187 hectáreas). De igual manera, la Cámara del Agro y la Asociación de Exportadores de Guatemala (AGEXPORT) reportan que los sectores de producción de flores, plantas ornamentales, hule, producción ganadera y de lácteos, así como la porcina,  también han sido afectados por la ceniza volcánica.

Recomendaciones para proteger a los animales

En el caso de los animales, tales como ganado y animales de patio, al entrar en contacto con la ceniza se pueden ver afectadas su  piel o plumaje, ojos y sus vías respiratorias. En la medida de lo posible, es necesario lavarles la cabeza, ojos y la boca/pico.

Para disminuir el contacto con la ceniza se recomienda tener a los animales resguardados bajo techo. 


Es importante evitar que el alimento de los animales contenga residuos de ceniza, pues se pueden producir intoxicaciones y/o problemas digestivos.

Se recomienda cubrir bien las fuentes de agua.

Por último, se recomienda, de ser posible, consultar con un veterinario si se observan problemas mayores de salud.

Recomendaciones para proteger los cultivos

Las cenizas volcánicas afectan seriamente a las plantas. Esto, debido a la cantidad de minerales y otros componentes químicos de la ceniza, que tiende a ser ácida y por consiguiente altamente dañina para la vida vegetal. La ceniza puede quemar las hojas y sobre todo afectar el proceso de fotosíntesis y transpiración de las plantas.

Para los huertos y cultivos se recomienda regar y eliminar la ceniza de las hojas y follaje de las plantas. De ser posible, ver medios manuales para quitar la ceniza del resto de la producción, siempre evitando contacto directo de la ceniza con la piel y ojos.

En la medida de lo posible, se sugiere integrar la ceniza al suelo. No se recomienda utilizar los residuos de flujos piroclásticos en los cultivos.

Gestión de riesgo en la agricultura

Si bien es casi imposible conocer exactamente el momento en que se producirá una erupción volcánica, es imprescindible que el sector agrícola forme parte de los sistemas de alerta temprana y los sistemas integrados de gestión de la información, de manera de poder desplegar una acción temprana y una respuesta oportuna y eficaz. 

En América Latina y El Caribe, los desastres naturales han originado importantes pérdidas económicas y el sector agrícola absorbe gran parte de este impacto con pérdidas del orden de USD 22 mil millones entre 2005 y 2015 (FAO 2018).  Los desastres s socavan los medios de vida de los pequeños productores, afectan la salud pecuaria y la producción de alimentos y, por consiguiente, impactan en la seguridad alimentaria y nutricional y la supervivencia de los productores.
 
Según el Índice de Gestión de Riesgos para América Latina y el Caribe (LAC-INFORM) 2018, en América Latina y el Caribe, Guatemala es el país con el mayor índice de  riesgo a desastres y crisis humanitarias (8.3). En los últimos 15 años se ha visto afectada por huracanes, tormentas, terremotos, erupciones volcánicas, períodos de sequía e inundaciones.


La FAO promueve y apoya técnicamente a los países afectados por crisis y desastres en la preparación para una respuesta eficaz y para una mejor recuperación, rehabilitación y reconstrucción de de los medios de vida, con un enfoque de desarrollo sostenible y resiliente.