La Iniciativa Mano a mano en Yemen

Entrevista con Hussein Gadain, Representante de la FAO en Yemen

 

La FAO ha comenzado a adoptar el enfoque Mano a mano para intensificar sus esfuerzos por poner fin al hambre y la pobreza en el Yemen. ¿En que consiste este proceso?

La FAO ha comenzado a adoptar el enfoque Mano a mano para intensificar sus esfuerzos por poner fin al hambre y la pobreza en el Yemen. ¿En que consiste este proceso?

La Iniciativa Mano a mano en Yemen es la consecución natural del proceso que ya está en marcha en el país. Se trata de fortalecer las alianzas entre la FAO y sus socios nacionales e internacionales involucrados en la agricultura, la seguridad alimentaria y nutricional y la reducción de la pobreza, avanzando hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible 1 y 2.

El contexto específico del Yemen -conflicto, desafíos ambientales y sociales, y la actual amenaza de la COVID-19- necesitan de asociaciones, y la FAO está dispuesta a contribuir a este llamamiento desde una posición de liderazgo. Mano a mano es una oportunidad para el cambio transformacional que el Gobierno aplaude con entusiasmo.

En 2019, en respuesta a una convocatoria de concurso, la FAO en Yemen ayudó con éxito al Gobierno yemení a presentar una propuesta de proyecto al Programa mundial de agricultura y seguridad alimentaria (GAFSP, por sus siglas en inglés), uno de los actores internacionales más activos en el empeño para alcanzar el Hambre Cero, centrado en la nutrición y el desarrollo de la cadena de valor como elementos de socorro y resiliencia (en especial a través del proyecto SAPReP+, destinado a reforzar la productividad agrícola y la resiliencia en Yemen).

La necesidad de reforzar el marco nacional de políticas e inversiones se reactivó en el curso de la formulación, que también respondía a los requisitos del GAFSP. El programa Mano a mano ofrece la oportunidad de fusionar una prometedora iniciativa de la FAO con la labor en curso del organismo de la ONU en Yemen, con el fin de elaborar un marco de políticas e inversiones coherente e inclusivo, que maximice la financiación para la resiliencia y el desarrollo, con la seguridad alimentaria y nutricional y la reducción de la pobreza como puntos de partida.

Estamos al comienzo de este proceso, preparando el terreno y asegurando que tenemos las capacidades internas necesarias para llevar a cabo la iniciativa en los próximos años. Hasta la fecha, hemos elaborado una hoja de ruta para actualizar la estrategia agrícola y el diseño del Plan de acción para la inversión, con el apoyo de la Oficina Regional de la FAO para el Cercano Oriente y África del Norte y el Centro de Inversiones. Nos encontramos movilizando fondos y recursos técnicos a través del Programa de Cooperación Técnica (PCT) de la FAO, y estamos dispuestos a colaborar con los asociados para el desarrollo, las instituciones financieras internacionales, la sociedad civil y el sector privado en un proceso compartido.

¿En qué se diferencia Mano a mano de las iniciativas y enfoques anteriores?

¿En qué se diferencia Mano a mano de las iniciativas y enfoques anteriores?

Mano a mano aporta impulso y una forma innovadora de planificar, diseñar e implementar respuestas basadas en evidencias y necesidades en el país, sobre la base de dos aspectos clave. El primero es su potencial para la planificación basada en pruebas, a la que puede acceder libremente cualquier actor de desarrollo del país. La nueva plataforma de datos de Sistemas de Información Geográfica (SIG), que se está elaborando actualmente, junto con la labor analítica georreferenciada de la Clasificación integrada de la seguridad alimentaria en fases (CIF) y la Medición y análisis del índice de resiliencia (RIMA), proporcionará a todos los interesados datos ya preparados para apoyar la toma de decisiones informadas y basadas en pruebas, y permitirá la vigilancia referenciada geográficamente (conectando las coordenadas geoespaciales a conjuntos de datos, mapas, imágenes, etc., que pueden ayudar a delimitar mejor las zonas y rastrear el impacto) de todos los proyectos de inversión. El segundo aspecto innovador de Mano a mano radica en el enfoque inclusivo y de colaboración en la planificación. Si bien Yemen tiene un historial de estrategias agrícolas integrales -que culminaron con la Estrategia nacional del sector agrícola 2012-2016 (NASS)-, la gobernanza actualmente fragmentada y las necesidades urgentes del país exigen una mayor cohesión y enfoque.

Mano a mano propone un amplio enfoque sectorial e incluso intersectorial y una visión compartida, con la ambición de desarrollar las capacidades locales y catalizar el interés y las inversiones de los asociados externos en torno al ODS 1 y al ODS 2. Este enfoque llevará también a promover un vínculo más fuerte entre la ayuda humanitaria, el desarrollo y la paz, abordando no sólo los efectos inmediatos de las crisis alimentarias, sino también sus causas profundas, y reforzando la senda hacia el desarrollo, con las cadenas de valor agroalimentarias como punto de partida.

¿Cuál ha sido su experiencia y cuáles han sido algunas de las principales aportaciones de la FAO en Yemen hasta ahora en este proceso?

¿Cuál ha sido su experiencia y cuáles han sido algunas de las principales aportaciones de la FAO en Yemen hasta ahora en este proceso?

El Yemen es un entorno complejo. Agradezco la posibilidad de trabajar con un equipo nacional fiable y multidisciplinario que ha establecido asociaciones tan sólidas con las contrapartes nacionales y los asociados para el desarrollo. La mayor parte de la labor de la FAO se centra en el socorro de emergencia y tenemos una gran capacidad de ejecución, que se valora enormemente. Sin embargo, como organización basada en el conocimiento, nuestra labor siempre está encaminada a fortalecer la capacidad de los agricultores y los actores de la cadena de valor, del gobierno y de los asociados.

¿Cuáles son los próximos pasos?

¿Cuáles son los próximos pasos?

Implementar los principales proyectos de la FAO es una prioridad fundamental y, al mismo tiempo, un desafío en vista del contexto del país. Con el apoyo del Centro de inversiones de la FAO y de la Oficina regional, nos proponemos consolidar en las próximas semanas el grupo de trabajo Mano a mano y movilizar el PCT mientras nos preparamos para llevar a cabo la recopilación y el análisis de datos en preparación de la planificación estratégica y de inversiones, involucrando a las partes interesadas en el segundo semestre del año.

¿Cómo evolucionará el enfoque Mano a mano y se materializará en Yemen a largo plazo?

¿Cómo evolucionará el enfoque Mano a mano y se materializará en Yemen a largo plazo?

El enfoque Mano a mano es un proceso que comienza con el diseño de un plan de inversión inclusivo para el sector agrícola, y supone un compromiso para generar impulso y capacidades en el país para obtener resultados a más largo plazo. La FAO debe estar preparada para acompañar al país en la implementación del plan de inversiones, creando capacidades que permitan el próximo ciclo de planificación y ejecución. En nuestra visión, a medio plazo (1-2 años), la iniciativa Mano a mano supone la oportunidad de fomentar la eficacia de la ayuda, reforzar los mecanismos de coordinación, alineación y armonización, y fortalecer las capacidades institucionales e individuales para avanzar hacia el ODS 2 y el ODS 1. A más largo plazo, la iniciativa Mano a mano representa una herramienta sistemática para maximizar la financiación del desarrollo, estimulando la movilización de recursos públicos (esencialmente los socios para el desarrollo) y la inversión privada, de acuerdo con las evidencias que han surgido de las lagunas y del potencial existentes.

¿Alguna recomendación a otros Estados Miembros de la FAO –en especial a los que tienen un contexto similar- que ya estén aplicando o tengan previsto aplicar el modelo Mano a mano?

¿Alguna recomendación a otros Estados Miembros de la FAO –en especial a los que tienen un contexto similar- que ya estén aplicando o tengan previsto aplicar el modelo Mano a mano?

Tal vez sea demasiado pronto para extraer enseñanzas concretas de los progresos realizados hasta ahora con el modelo Mano a mano, pero este ambicioso reto nos ha recordado la importancia de promover un proceso inclusivo, de colaboración y liderado por los países, que sólo puede lograrse si se basa en un análisis político y económico que identifique a los asociados clave y a los posibles paladines políticos. Nos ha parecido práctico iniciar el proceso con un relato conciso -para aclarar los puntos de partida y las esferas de interés común, los objetivos y las normas- que parece estar despertando el interés de los socios y las partes interesadas.

¿Desea añadir algo más?

¿Desea añadir algo más?

Esperamos con interés seguir avanzando en la iniciativa Mano a mano en el país, aunque reconocemos que en el contexto del Yemen es un objetivo muy ambicioso. Las enormes necesidades del país (2 de cada 3 personas sufren de inseguridad alimentaria aguda, 1 de cada 4 está malnutrida y 1 de cada 10 se encuentra desplazada internamente), la crisis prolongada, la elevada vulnerabilidad al cambio climático y las incertidumbres adicionales relacionadas con la COVID-19, son tanto la motivación para aplicar la iniciativa Mano a mano en el país, como los factores que pueden obstaculizar el logro de los nobles objetivos de la iniciativa. El nivel de éxito de la iniciativa Mano a mano dependerá en gran medida de la estabilidad relativa del país, aunque seguiremos esforzándonos para que la iniciativa llegue lo más lejos posible.

Compartir esta página