Agronoticias: Actualidad agropecuaria de América Latina y el Caribe
Expertos en Acción

El Caribe

25/10/2017

“La próxima vez estaremos preparados”

La resiliencia se convierte en el elemento clave para hacer frente a los fenómenos climáticos extremos en toda América Latina y el Caribe. Haití prepara un proyecto para garantizar la alerta temprana y la resistencia de su agricultura a la incertidumbre climática.

A child stands in what is left of his house in Utuado, Puerto Rico, which was almost completely destroyed by Hurricane Maria Oct. 12, 2017.

La región del Caribe acaba de superar una de las peores temporadas de huracanes que se recuerdan. No sólo la devastación ha sido grande en lo geográfico, afectando las Antillas Menores, Puerto Rico, Cuba, República Dominicana y Estados Unidos. También lo ha sido en lo financiero. Tras el huracán Irma la isla de Dominica, por ejemplo, hacía frente a la destrucción de más del 80% de su infraestructura, y tras el huracán María, Puerto Rico cifraba las pérdidas en 2.000 millones de dólares y asumía que le llevaría hasta 6 meses restaurar la corriente eléctrica en la isla.

Situaciones como esta nos recuerdan lo importante que es la resiliencia, que en psicología humana significa la capacidad de adaptarse a situaciones traumáticas para afrontarlas mejor en el futuro. En un contexto climático, la resiliencia implica observar, aprender, hacer frente y resistir a los fenómenos adversos. Ya sean sequías continuadas, como en el caso del Corredor Seco en Mesoamérica, o huracanes como los que afectan la región del Caribe año tras año. Ser más resilientes al clima pasa pues por comprender mejor los fenómenos, tener más y mejores herramientas para afrontarlos, y hacerlo de una forma más temprana, minimizando el riesgo de catástrofe.

El proyecto de Paisajes Productivos Resilientes (RPL por sus siglas en inglés) supone un esfuerzo de varias organizaciones encabezadas por el Banco Mundial y la FAO para construir resiliencia en Haití, uno de los países más afectados por los fenómenos climáticos extremos. Yerania Sánchez y Roble Sabrie, expertos del Centro de Inversiones de la FAO, son parte del equipo de preparación del RPL, y visitaron el país en septiembre para reunirse con otros actores clave del proyecto, como los Ministerios de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural (MARNDR), y Medio Ambiente (MDE), así como proyectos de desarrollo existentes. El RPL prevé ponerse en marcha a principios de 2018.

Autor: Jordi Vaqué, FAO Investment Center, Latin America and the Caribbean Division (TCIC)
Fotografía: Jon-Paul Rios / U.S. Coast Guard (CC BY-NC-ND 2.0)

Compartir esta página