GLOBEFISH - Información y Análisis sobre el Comercio Mundial de Pescado

Tendencias de mercado positivas para el atún en conserva y no-en conserva

10/04/2019

Las ventas mundiales de atún procesado/en conserva mejoraron durante los primeros nueve meses de 2018, respaldadas por la disponibilidad regular de materia prima y precios más bajos. La demanda importadora de atún no-en conserva de valor elevado también se mantuvo fuerte.

Oferta de materia prima

Las capturas de atún en el Pacífico Occidental y Central aumentaron desde octubre de 2018, particularmente para el barrilete, cuando se reanudó la pesca normal después de los tres meses de veda de los DCP. Posteriormente, los precios del barrilete se debilitaron de USD 1 650 por tonelada en octubre a USD 1 400 por tonelada en diciembre.

En el Pacífico Oriental, la segunda veda de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) duró desde el 9 de noviembre de 2018 hasta el 19 de enero de 2019, cuando el 59 por ciento de la flota pesquera permaneció en el puerto. Los inventarios de atún congelado en Manta mejoraron antes de esta veda, ya que los desembarques de los barcos entrantes aumentaron antes del amarre y los precios cayeron para el barrilete y el aleta amarilla.

Las capturas totales en el Océano Índico fueron entre bajas y moderadas de octubre a diciembre de 2018. Los desembarques en las Seychelles disminuyeron en diciembre una vez que se completó la cuota del aleta amarilla. Los inventarios de materias primas en las conserveras locales fueron buenos, como también los transbordos de atún congelado a Tailandia y Ecuador. En las Seychelles, los precios del barrilete también cayeron como los precios en Tailandia, pero los precios del aleta amarilla se mantuvieron firmes con leves aumentos.

Después de las tendencias positivas observadas en octubre y noviembre de 2018, las capturas de atún en el Océano Atlántico disminuyeron en diciembre, pero los inventarios de materias primas en las conserveras locales se mantuvieron cargados.

Durante los tres primeros trimestres de 2018 se importaron grandes volúmenes de materia prima en Tailandia, España y Ecuador, debido a que los precios del barrilete se mantuvieron bajos y la demanda de productos finales por parte de los consumidores aumentó en muchos mercados. Durante este período, las importaciones de atún congelado tailandés aumentaron casi en 100 000 toneladas (+20 por ciento a 602 000 toneladas) comparadas con idéntico período de 2017. Las importaciones de Ecuador también se incrementaron, a 37 300 toneladas (+40 por ciento). Las importaciones españolas de barrilete, aleta amarilla y albacora congelados fueron levemente menores, a 123 100 toneladas (-5,3 por ciento), compensadas por el incremento del 5 por ciento de las importaciones de lomos precocinados a 74 600 toneladas, durante el período de revisión.

Mercado de atún fresco y congelado (productos no-en conserva)

Respaldadas por una buena demanda de verano, las importaciones de lomos/filetes y postas congelados aumentaron en los mercados occidentales. Las importaciones de aleta azul entero de mayor valor (limpio/congelado) también aumentaron en los Estados Unidos de América y España durante el verano de 2018. Japón continuó importando más lomos congelados y menos pescado entero para sashimi.

En cuanto a la oferta, los principales exportadores de lomos congelados durante los primeros nueve meses de 2018 fueron Indonesia, la República de Corea, China, México, Filipinas y Tailandia. Algunos de estos lomos se reprocesan para elaborar productos en conserva/bolsa de mayor valor. Se destaca que India, un novato en este comercio, exportó 614 toneladas de lomos congelados durante este período, frente a las 180 toneladas del año anterior.

Estados Unidos de América

A pesar de la firme tendencia de los precios del atún no-en conserva observada en 2018, la demanda de los consumidores se mantuvo buena en el mercado estadounidense, con un pico de consumo de filetes en julio y agosto. Las importaciones acumuladas de atún no-en conserva durante el período de revisión aumentaron un 6 por ciento a 48 000 toneladas, respecto a igual periodo de 2017. Cerca del 58 por ciento de estas importaciones correspondieron a filetes congelados (27 500 toneladas), un 10 por ciento más interanual. El atún entero transportado por vía aérea tuvo una participación del 30 por ciento (17 700 toneladas).

Japón

La tendencia a la baja de la demanda en el mercado japonés de sashimi continúa. Las importaciones de atún entero transportado por vía aérea durante los tres primeros trimestres de 2018 fueron las más bajas de la historia reciente, con 10 300 toneladas. La demanda del consumidor de sashimi de atún de calidad superior está cambiando hacia el aleta azul capturado localmente, tanto de cultivo como silvestre.

La tendencia negativa de la demanda también persistió para el congelado entero/limpio, que se vio reemplazado por los filetes congelados de larga duración (-60ºC), que tienen una vida útil más larga. Las importaciones de filetes congelados durante el período de revisión aumentaron un 7,3 por ciento a 39 000 toneladas.

La demanda veraniega de sashimi de atún fue escasa en Japón, pero el mercado comenzó a mejorar en octubre de 2018. La demanda de los consumidores fue fuerte desde mediados de diciembre hasta Año Nuevo, especialmente para el aleta azul de valor elevado.

Otros

La demanda de atún no-en conserva veraniega fue buena en Europa. Las importaciones de la UE28 de lomos congelados aumentaron un 6 por ciento, a 19 200 toneladas, durante los primeros nueve meses de 2018, comparados con el mismo período de 2017. Los principales mercados fueron España (+2 por ciento a 8 200 toneladas), Francia (+3,2 por ciento a 6 400 toneladas), los Países Bajos (+22 por ciento a 2 100 toneladas) y Alemania (+94 por ciento a 2 000 toneladas). Las importaciones también fueron más altas en el Reino Unido y Portugal.

Durante el período de revisión, España también importó 18 000 toneladas de ojo grande (+45 por ciento) y 129 toneladas de aleta azul congelado (+209 por ciento), destinados a atún no-en conserva.

En el mercado emergente de la Federación Rusa, las importaciones de lomos congelados aumentaron un 103 por ciento, a 2 700 toneladas, en el primer semestre de 2018.

Comercio de atún en conserva

La oferta estable y el menor precio del barrilete llevaron al mercado mundial de atún en conserva a una recuperación que comenzó en el segundo trimestre de 2018. Esta tendencia persistió durante el resto del período examinado, con una mejor demanda en los grandes mercados occidentales convencionales, el Medio Oriente y los del este asiático.

Las exportaciones tailandesas a los Estados Unidos de América y Egipto, sus dos principales mercados, aumentaron en más de 10 y 100 por ciento, respectivamente, durante los primeros tres trimestres de 2018. Tailandia también exportó más a otros destinos principales, a saber, Australia, Japón, Canadá y Arabia Saudita.

Ecuador incrementó levemente sus exportaciones pese a las menores ventas a su principal mercado, la UE28 (-7 por ciento a 106 100 toneladas). En particular, aumentaron las exportaciones a Argentina y Chile. La disminución de las exportaciones a la UE28 se debió a la escasez de materia prima entre julio y septiembre de 2018.

España logró mantener un crecimiento mínimo de las exportaciones, pero con la caída de la oferta a sus principales mercados: Italia, con 23 600 toneladas (-3,7 por ciento), Francia con 17 800 toneladas (-6,5 por ciento) y Portugal con 9 300 toneladas (-1 por ciento). Las exportaciones españolas aumentaron a los Países Bajos a 8 400 toneladas (+49 por ciento) y a Alemania a 6 700 toneladas (+45 por ciento). Casi el 89 por ciento de las exportaciones españolas (74 300 toneladas) se destinaron a los mercados de la UE28 durante el período examinado.

El crecimiento de las exportaciones de Indonesia podría atribuirse al aumento de las ventas de lomos cocidos congelados a Tailandia y a la UE28, así como al incremento de las exportaciones de conservas a los mercados de Medio Oriente.

América del Norte y del Sur

Las importaciones de atún procesado aumentaron significativamente en los Estados Unidos de América, pero disminuyeron levemente en Canadá (-1,0 por ciento) durante los primeros tres trimestres de 2018. Según el Servicio Nacional de Pesca Marina estadounidense (NMFS), este mercado importó 158 200 toneladas de atún procesado/enlatado en el período examinado, un 15 por ciento más que en el mismo período de 2017. La mayoría de estas importaciones (121 800 toneladas) correspondieron a atún en conserva y en bolsa destinados al consumo directo.

La demanda de atún procesado de mayor valor aumentó en el mercado estadounidense tras la aparición de nuevas líneas de productos en marzo de 2018. Las importaciones crecieron un 23 por ciento a 53 600 toneladas durante el período observado. Las importaciones de carne blanca convencional (barrilete/aleta amarilla) en salmuera también subieron durante el período considerado.

En América Latina, las importaciones disminuyeron en Argentina, Chile, México y Perú, lo que sugiere existencias locales suficientes. Las importaciones aumentaron un 34 por ciento en Colombia (25 300 toneladas) al compararlas con igual período de 2017.

Unión Europea (Organización Miembro)

La tendencia negativa de las importaciones de atún en conserva/procesado en el mercado de la UE28 durante los primeros seis meses de 2018 se revirtió en el tercer trimestre con el aumento del comercio intra-UE28, debido a la mejor demanda de productos de mayor calidad y valor. Las importaciones extra-UE28 disminuyeron y consistieron principalmente de productos enlatados convencionales.

Las importaciones acumuladas durante los tres primeros trimestres de 2018 aumentaron un 2,7 por ciento a 555 400 toneladas, incluyendo a los lomos congelados cocidos (120 000 toneladas). Las importaciones de fuentes externas cayeron un 1,5 por ciento a 394 300 toneladas, comparadas con el mismo período de 2017.

Los cinco principales mercados importadores de la #UE28 fueron Italia con 102 600 toneladas (+8 por ciento), España con 102 900 toneladas (+2 por ciento), Francia con 75 500 toneladas (-4 por ciento), Alemania con 73 300 toneladas (+16 por ciento) y el Reino Unido con 71 900 toneladas (-5,0 por ciento).

Otros en Europa

El mercado suizo se mantuvo relativamente estable con un incremento marginal de las importaciones (7 450 toneladas, +2 por ciento). Las importaciones disminuyeron en Noruega (-7,7 por ciento a 1 500 toneladas). Las importaciones de la Federación Rusa se mantuvieron incambiables en 3 000 toneladas.

Asia/Pacífico y otros mercados

La recuperación del mercado de conservas en el este asiático fue moderada durante los tres primeros trimestres de 2018. En este período, las importaciones japonesas aumentaron un 4 por ciento a 49 000 toneladas. Las importaciones fueron mayores en Malasia (+47 por ciento a 2 500 toneladas), Singapur (+10 por ciento a 1 700 toneladas), Hong Kong SAR (+17 por ciento a 2 200 toneladas) y la República de   Corea (+23 por ciento a 870 toneladas) comparadas con idéntico período de 2017.

El principal mercado en el Pacífico, Australia, se mantuvo estancado en 34 700 toneladas pese a los precios más bajos del mercado, causados por la desaceleración económica, la disminución del ingreso disponible de los consumidores y el debilitamiento de la moneda.

La mayoría de los mercados grandes y medianos en el Medio Oriente respondieron positivamente a los precios de importación más bajos y compraron más durante el tercer trimestre de 2018. Las importaciones acumuladas durante este período aumentaron en Egipto (+43 por ciento a 32 700 toneladas) y en Arabia Saudita (+13 por ciento a 30 000 toneladas). Las tendencias exportadoras de Tailandia, Indonesia y Filipinas también mostraron mayores ventas a Jordania, Yemen, Siria, Omán y otros mercados menores en Medio Oriente.

Precio

Los precios del barrilete comenzaron a disminuir en la mayoría de las áreas de captura desde julio de 2018. El precio importador promedio del barrilete congelado (CFR Bangkok) durante el tercer trimestre del año fue casi un 30 por ciento más bajo que durante el período correspondiente de 2017, mientras que el promedio anual de 2018 estuvo un 16 por ciento por debajo del de 2017. La tendencia a la baja de los precios en Tailandia también hizo que los precios en el Océano Índico y otras regiones pesqueras cayeran.

En el caso del atún no-en conserva, los precios de los lomos frescos y congelados se mantuvieron firmes a lo largo de 2018. Durante fin de año, un período de elevado consumo, el precio mayorista de los lomos de aleta amarilla frescos alcanzó los USD 15,00 por libra y más en la costa oeste estadounidense.

Perspectivas

La tendencia a la baja de los precios del barrilete congelado persiste en 2019, aunque las capturas en el Pacífico Occidental son escasas debido a las condiciones climáticas desfavorables. El exceso de stock de materia prima en Tailandia ejerce presión sobre los precios de las capturas recientes. En el Pacífico Oriental, las conserveras se cerraron en Navidad y Año Nuevo, mientras que la segunda veda de la CIAT se mantuvo hasta el 19 de enero 2019.

En el Océano Atlántico, se estableció el cierre de dos meses de los DCP del 1 de enero al 28 de febrero de 2019. Aunque la disponibilidad de materia prima se mantuvo moderada a principios de 2019, los precios probablemente no subirán hasta que mejore la demanda desde las conserveras tailandesas. Se espera que las capturas en el Pacífico Oriental mejoren a partir del final de enero a favor de las conserveras de Ecuador.

En el comercio de las conservas de atún, se observó el impacto de los precios más bajos de las materias primas en los productos finales desde el tercer trimestre de 2018. Es probable que las importaciones anuales en 2018 sean mayores en muchos mercados comparadas con 2017.

Las exportaciones de conservas al mercado estadounidense probablemente se muestren activas durante enero y febrero de 2019 para aprovechar el arancel más bajo (6,5 por ciento). Los importadores en la UE28 posiblemente hagan lo mismo, particularmente para los lomos. En otros mercados, las importaciones posiblemente sean menos agresivas durante el primer trimestre del año.

Para el atún no-en conserva, el mercado de sashimi en Japón se presentará tradicionalmente lento hasta el festival de primavera de abril. En el mercado estadounidense, las oportunidades de venta de fresco y congelado durante la próxima Cuaresma siguen siendo inciertas debido al cierre parcial del actual gobierno.

Share this page