GLOBEFISH - Información y Análisis sobre el Comercio Mundial de Pescado

Temporada de pesca prometedora para 2019

25/06/2019

La captura total permisible (CTP) asignada para las dos temporadas de pesca en Perú totalizó 5,42 millones de toneladas en 2018. Siendo el mayor productor de harina y aceite de pescado, el año pasado se exportaron más de 1 millón de toneladas de productos de harina de Perú. El mercado ha sido bastante positivo hasta ahora.

Producción

La producción mundial de harina y aceite de pescado durante 2018 aumentó más del 90 por ciento en comparación con 2017. Este crecimiento fue impulsado principalmente por el incremento de la producción de Perú, que pasó de 735 000 toneladas en 2017 a alrededor de 141 000 toneladas en 2018.

La primera temporada de pesca de anchoveta en Perú comenzó el 12 de abril de 2018 en la zona centro-norte, con una CTP establecida en 3,32 millones de toneladas, la más alta desde 2011. Esta cuota casi se cumplió a principios de julio. Según el Instituto del Mar del Perú (IMARPE), se registraron alrededor de 10,9 millones de toneladas de anchoveta en la zona de pesca antes del inicio de la temporada, superando el promedio de los últimos 25 años en aproximadamente un 35 por ciento.

En noviembre de 2018, el gobierno peruano estableció la CTP para la segunda temporada de pesca de anchoveta en la región centro-norte en 2,1 millones de toneladas. Se cumplió más del 98 por ciento de la cuota asignada. Las dos temporadas de 2018 totalizaron una cuota de 5,42 millones de toneladas. Esto también confirma una normalización de las condiciones climáticas y una biomasa de anchoveta favorable.

Además de Perú, Chile y los Estados Unidos de América también tuvieron un incremento de dos dígitos en la producción de harina de pescado a 371 800 y 342 500 toneladas respectivamente, lo que contribuyó a la alta producción de harina de pescado a nivel mundial en el 2018.

Con respecto al aceite de pescado, Perú duplicó con creces su producción a 227 000 toneladas en 2018, respecto a las aproximadamente 98 000 toneladas de 2017.

Actualmente a escala mundial, se estima que alrededor del 70 por ciento de los productos de harina y aceite de pescado se reducen del pescado entero proveniente de la captura. Es probable que la proporción de subproductos aumente como resultado de su alta disponibilidad.

Exportaciones

Perú es por lejos el principal productor y exportador de harina y aceite de pescado. En 2018, Perú exportó 1,03 millones de toneladas de harina de pescado, aproximadamente un 72 por ciento más que en 2017. Casi el 80 por ciento de las exportaciones peruanas se destinó a China. Japón y Vietnam absorbieron un 5 por ciento y 4 por ciento, respectivamente.

Chile se recuperó como el segundo mayor exportador de harina de pescado, con exportaciones totales que alcanzaron las 227 700 toneladas en 2018. Esto se debió principalmente a la abundante biomasa de anchoveta en el Pacífico sudoriental. Dinamarca, clasificada segunda después de Perú en 2017, volvió al tercer lugar. La mayoría de sus productos se exportaron dentro de Europa, a países con piscicultura marina, a saber, Noruega (salmón), Grecia, Italia y Turquía (lubina y dorada).

Las exportaciones peruanas de aceite de pescado alcanzaron las 196 000 toneladas en 2018, un 18,6 por ciento más que en el mismo período de 2017. Dinamarca, Bélgica y China fueron los principales destinos de estas exportaciones.

Mercados

China siempre ha sido el principal mercado de consumo de harina y aceite de pescado, principalmente debido a su industria acuícola masiva. En 2018, las importaciones chinas de harina de pescado totalizaron 1,47 millones de toneladas, aproximadamente un 7 por ciento menos en comparación con 2017, pero aún más que el promedio de los últimos 10 años.

Varios incidentes en China repercutieron en la demanda y oferta de harina de pescado. Primero, la protección del medio ambiente en China se está convirtiendo en la prioridad por encima de cualquier actividad comercial y, como consecuencia, se retiraron muchas jaulas acuícolas de las aguas abiertas, lo que afectará en cierta medida a la acuicultura china. En segundo lugar, la peste porcina africana (ASF, por sus siglas en inglés) en China, que tiene más de 100 brotes reportados desde agosto de 2018, lo que provoca muertes masivas, probablemente tenga un efecto negativo en el consumo de harina de pescado en el sector de la producción de cerdos.

La industria porcina se ha ido achicando, y eso probablemente provoque un cambio en la ingesta de proteínas animales por parte de los consumidores. Se orientarán hacia más pescado y productos pesqueros, lo que a su vez aumentará el consumo de harina y aceite de pescado en la acuicultura.

Las débiles tendencias a la baja de los precios de la harina de pescado dieron lugar a las existencias de harina de pescado china en los principales puertos, y hasta enero de 2019 se almacenaron aproximadamente 180 000 toneladas de harina de pescado en las zonas costeras chinas.

Las importaciones noruegas de harina de pescado disminuyeron un 13 por ciento, de 193 400 toneladas en 2017 a 168 300 toneladas en 2018. Después de China y Japón, Noruega se ubica como el tercer principal importador de harina de pescado. La mayoría de sus importaciones se dirigieron al sector de la acuicultura.

Precios

Después del comienzo de la primera temporada de pesca en Perú en 2018, los precios de la harina de pescado comenzaron a normalizarse con una leve tendencia a la baja, fundamentalmente debido a la abundancia de oferta a nivel mundial basada en la excelente cosecha peruana. Además, el mayor mercado, China, ha mantenido el stock de harina de pescado en un nivel alto desde mediados de 2018, lo que ha impedido que los compradores chinos adquieran más. Además, la incidencia de la peste porcina en China también causó un gran revuelo por la menor demanda del sector de producción de cerdos e impidió la importación de harina de pescado china.

Perspectivas

Perú acaba de iniciar la evaluación de la biomasa de anchoveta para la primera temporada de pesca en 2019 y todavía no se publicaron los resultados. Sin embargo, la tendencia positiva de oferta de harina y aceite de pescado registrada en 2018 probablemente continúe. Si no se prevén factores adversos adicionales que afecten a la demanda, la consecuencia de los brotes de peste porcina africana en China puede tener un impacto negativo, aunque incierto. A corto plazo, la oferta y la demanda mundial están en buen equilibrio con los precios, que se espera que se estabilicen en el nivel actual.

Share this page