GLOBEFISH - Información y Análisis sobre el Comercio Mundial de Pescado

La COVID-19 frena el pronóstico inicialmente positivo de camarones para el 2020

08/07/2020

Las fuertes importaciones de China amortiguaron la escasez de la demanda de los grandes mercados tradicionales, en los que las importaciones estuvieron más bien estancadas a lo largo de 2019. Sin embargo, incluso con importaciones moderadas, Estados Unidos se convirtió en el fijador de precios en el mercado mundial del comercio de camarón. Debido al brote de coronavirus en China, se consumió menos camarón de lo normal durante las celebraciones de Año Nuevo y se prevé que el mercado se hundirá en los próximos meses.

Suministro

En comparación con 2018, la producción mundial estimada de camarón marinos de criadero aumentó hasta 4,45 millones de toneladas, un 17 por ciento, en 2019. Casi el 85 por ciento de las cosechas mundiales de camarón de criadero se produjo en la región de Asia y el Pacífico, con un aumento de la producción en China, India e Indonesia. Ecuador fue el principal productor de América Latina, con una cosecha de más de 600 000 toneladas de Vannamei de criadero en 2019, que fue un 13-15 por ciento superior a la de 2018.

Comercio internacional

Se estima que 3,05 millones de toneladas de camarones y langostinos entraron en el comercio internacional en 2019. A pesar de que los bajos precios en 2018, hubo un crecimiento de las importaciones escaso o negativo en los mercados tradicionales de Estados Unidos, la Unión Europea y Japón. Promovido por la fuerte demanda china, la producción y las exportaciones de camarón de criadero aumentaron en Asia y América Latina durante el segundo semestre de 2019. Las importaciones de camarón en China aumentaron casi un 180 por ciento en 2019. 

Exportaciones

En 2019, los exportadores de camarón de todo el mundo se centraron en China, donde las importaciones aumentaron de 2 a 3 dígitos en muchas fuentes. India informó de un aumento de más del 300 por ciento de las exportaciones a China. También se informó de un aumento de las exportaciones a China de Ecuador (+261 por ciento), Tailandia (+58 por ciento) y Viet Nam (+177 por ciento) y muchas otras fuentes. Con la excepción de Argentina y Canadá, las importaciones a China aumentaron para la mayoría de las fuentes.

Importaciones

En 2019, los tres principales mercados de importación fueron la Unión Europea, China y Estados Unidos,

Unión Europea (Organización miembro)

La tendencia de 2018 del mercado más débil continuó en 2019, donde las importaciones de camarón en la Unión Europea registraron una disminución de 807 660 toneladas, un 3,9 por ciento en 2019.

Todos los principales mercados europeos registraron menos importaciones en 2019, con una caída de las importaciones en España (-1,2 por ciento), Francia (-3,5 por ciento), los Países Bajos (-9 por ciento), Dinamarca (-1,8 por ciento), Italia (-7,5 por ciento) y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (-2,7 por ciento). Las fuentes extracomunitarias suministraron cerca del 73 por ciento del total de las importaciones de camarón en la Unión Europea, un 2 por ciento menos que en 2018. Entre las seis fuentes principales, los suministros disminuyeron de todas ellas, excepto de Ecuador (+27,3 por ciento) y Bangladesh (+3,8 por ciento).

Fuera de la Unión Europea, las importaciones de camarón aumentaron en la Federación de Rusia (47 195 toneladas, +10 por ciento), Noruega (16 800 toneladas, +11 por ciento) pero disminuyeron en Suiza (7 025 toneladas, -12,5 por ciento).

China

Con fuertes importaciones, China se ha convertido en el centro de atención de los exportadores de camarón en todo el mundo. Según la autoridad aduanera de China, las importaciones de camarón en 2019 aumentaron en 722 000 toneladas, un 179 por ciento. Además, se estima que entre 90 000 y 100 000 toneladas de camarón probablemente entraron a China a través de un comercio fronterizo no declarado procedentes de Viet Nam y Myanmar, lo que resultó que las importaciones totales de camarón se estimen en 812 000 toneladas. Los principales proveedores del mercado chino fueron Ecuador, India, Tailandia, Viet Nam, Argentina y Arabia Saudita. Las importaciones aumentaron en todos los casos, excepto en Argentina. Según la Alianza de Procesamiento y Comercialización de Productos Acuáticos de China (CAPPMA), el consumo per cápita de camarón en China alcanzó los 2 kg en 2019. 

Estados Unidos

En comparación con 2018, las importaciones de camarón de Estados Unidos aumentaron marginalmente (+0,4 por ciento) hasta 700 000 toneladas en 2019. Aumentaron los suministros de India (282 840 toneladas, +13,7 por ciento), Viet Nam (61 000 toneladas, +3,5 por ciento) y Ecuador (83 000 toneladas, +9,3 por ciento). Las importaciones de camarón crudo con cáscara y pelados aumentaron, sin embargo, en el caso de los camarones procesados se redujeron (-19 por ciento).

En diciembre de 2019, los pedidos de importación aumentaron en el mercado de Estados Unidos debido a la buena demanda de los consumidores a lo largo de 2019, la reducción de los inventarios nacionales y la reducción de los precios de importación, en particular los procedentes de Ecuador en ese mes, y la buena demanda prevista para la primavera de 2020. Estos aumentos de suministros llegaron al mercado en enero-febrero de 2020 con unas importaciones acumuladas de 117 000 toneladas, un 20 por ciento más que en el mismo período de 2019.

Japón

En 2019, Japón importó 221 650 toneladas de camarón (+1%), de las cuales el 30 por ciento eran productos con valor añadido. Tailandia, Viet Nam, Indonesia y China fueron los principales proveedores de este tipo de camarón. El camarón crudo experimentó un crecimiento lento debido al aumento de las llegadas de camarón de agua fría.

Asia/Pacífico y otros

Entre los demás mercados de Asia y el Pacífico, las importaciones de camarón aumentaron en la República de Corea, la Provincia china de Taiwán, Malasia, Singapur y Nueva Zelandia, pero disminuyeron en la RAE de Hong Kong durante el 2019.

Las importaciones de camarón congelados en Viet Nam disminuyeron bruscamente (-94 por ciento) en 2019, ya que las autoridades chinas siguen aplicando un control estricto de las reexportaciones ilegales de Viet Nam a China. Las exportaciones directas de camarón a China, desde los países productores, también aumentaron considerablemente desde 2018.

Las importaciones también fueron escasas en Australia (28 500 toneladas, -10 por ciento) debido a la devastadora temporada de incendios forestales y al debilitamiento de la economía.

En Oriente Medio y África del Norte (MENA, por sus siglas en inglés), donde los Emiratos Árabes Unidos (EAU) es el mayor mercado, las importaciones de Arabia Saudita, Irán e India aumentaron.

Precios

Los precios del camarón en el comercio internacional siguieron siendo débiles en 2019, pero se estabilizaron ligeramente durante agosto y diciembre. A pesar de las escasas importaciones, Estados Unidos se convirtió en el país que fijó los precios. Los precios se debilitaron de nuevo entre enero y febrero de 2020 y siguieron continuaron siendo suaves hasta abril, a pesar de una menor producción prevista durante el primer semestre de 2020.

Perspectiva

La pandemia del COVID-19 frenará gravemente la producción mundial de camarón en 2020 y la demanda mundial de camarón fresco y congelado disminuirá considerablemente. En Asia, las actividades de cultivo se ralentizaron considerablemente, al principio de la temporada, con una menor densidad de poblaciones y, en la mayoría de los países productores, el retraso de las reservas de los estanques. A principios de mayo de 2020, las reservas de los estanques de Andhra, el estado productor de Vannamei más grande de India, disminuyeron en un 60 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. La temporada de acuicultura en Asia, que por lo general comienza en abril, se ha desplazado ahora hacia junio/julio. En América Latina, los suministros serán estacionalmente baja hasta mayo/junio. La situación ha llevado a un pronóstico general de una caída del 30 al 50 por ciento de la producción mundial de camarón en 2020.

La situación también es sombría en las exportaciones del sector de procesamiento. Además de la escasez de materias primas en los países productores, las normas de distanciamiento social y otras medidas de control adoptadas para combatir la pandemia del COVID-19 siguen obstaculizando el procesamiento y los envíos de los pedidos de importación existentes.

La pandemia del COVID-19 ha afectado gravemente a la demanda de camarón en el comercio nacional e internacional desde principios de 2020. Durante el primer trimestre de 2020, la mayoría de las celebraciones y reuniones públicas se cancelaron en los países consumidores de camarón en todo el mundo. En particular, los impactos del COVID-19, después de las medidas de cierre, son severos en las industrias de restaurantes y hostelería. Aunque ha habido aumentos significativos en las ventas minoristas de alimentos y en la entrega de comida para llevar, ya que la mayoría de la población prefiere quedarse en casa, sobre todo el consumo en los mercados ha disminuido debido al cierre casi total del comercio de restaurantes y de la restauración en todo el mundo. Es probable que esta tendencia continúe durante el resto del año.

Teniendo en cuenta el pronóstico de una recesión mundial, el aumento del desempleo y la consiguiente disminución en los ingresos disponibles del consumidor, es probable que en 2020 la demanda de camarón se debilite considerablemente, tanto en los mercados desarrollados como en los mercados en desarrollo.

La demanda actual en los mercados occidentales de América del Norte y Europa se observa principalmente en el comercio minorista. Por lo tanto, en comparación con otros años, habrá una mayor demanda de envases de productos congelados al por menor/para el consumidor, independientemente de la forma del producto (camarones crudos con cáscara, pelados, otros camarones semiprocesados y procesados). Es poco probable que comer fuera de casa sea la norma en un futuro próximo, lo que reducirá seriamente la demanda de importación de camarón de gran tamaño (U15 a 21/25) en 2020.

Los productores y exportadores de camarón de criadero de gran tamaño, camarón Vannamei y camarón tigre negro se verán afectados negativamente por la caída del negocio en los sectores de la restauración y la hostelería.

En Japón, es probable que la demanda de camarón sea buena para camarones de valor añadido (camarón empanado en tempura, hervidos y otros camarones procesados) en comparación con el camarón crudo congelado. Sin embargo, los principales exportadores de estos productos (Tailandia, Viet Nam y China) también se ven afectados por la cancelación de pedidos de Japón, América del Norte, la Unión Europea y Australia durante el primer trimestre de 2020.

Curiosamente, las importaciones de camarón en China, durante el primer trimestre de 2020, aumentaron en un 27,6 por ciento (176 255 toneladas), donde año tras año con mayores suministros de la fuente principal, Ecuador (a 88 700 toneladas +84 por ciento). Las importaciones de las otras fuentes principales también aumentaron durante este período, excepto de India y Tailandia. Aunque es demasiado pronto para cualquier predicción, esto podría ser el resquicio de esperanza para el comercio de camarón en 2020.

Los países exportadores, que dependen en gran medida de los mercados occidentales tradicionales, deben revisar seriamente el poder adquisitivo de los consumidores en estos mercados, donde el camarón no es un artículo esencial en la canasta de alimentos.

Los países productores de camarón, con oportunidades de ventas internas, podrían amortiguar, hasta cierto punto, los impactos de la disminución de su comercio de exportación. Sin embargo, en vista de la caída del PIB en todo el mundo, la demanda de camarón por parte del consumidor será más sensible a los precios en comparación con los años anteriores, incluso con suministros más bajos.

Share this page