GLOBEFISH - Información y Análisis sobre el Comercio Mundial de Pescado

Lubina y dorada: se espera continúen precios altos al ajustarse aún más la oferta en 2016

19/05/2016

Tras un año de cosechas menores, precios recuperados y un alivio en la presión sobre los márgenes de los productores, 2016 tuvo un buen comienzo con una fuerte recuperación de los precios de lubina y dorada en los mercados europeos. Reducciones adicionales en la oferta de las principales fuentes harán que esta situación continúe, dando más impulso a la industria turca en expansión y brindando a las empresas griegas la oportunidad de trabajar en lo que ahora son bases más sólidas.

Oferta
La oferta total de dorada se redujo aproximadamente 6% en 2015, de acuerdo a cifras de un reciente análisis de Kontali, con el impacto esperable de suba de los precios. El máximo en muchos años se alcanzó en la temporada pico de mediados de verano en el gran mercado italiano, con las tallas de 300-450g llegando a EUR 5,80/kg (CIF). Por su parte, la producción de lubina se mantuvo sin cambios en comparación con el año anterior, lo que mantuvo relativamente más bajos los precios de esta especie. Los pronósticos para este año anuncian una caída adicional de 3% en la producción, y tanto Turquía como Grecia verán los efectos de una menor producción de juveniles en los últimos años.

Con una cantidad menor de pescado para vender, los exportadores griegos redujeron volúmenes para muchos de los principales mercados mediterráneos en 2015. Las exportaciones a Italia cayeron, y los exportadores turcos lograron aumentar aún más su participación en este importante mercado con productos más baratos y volúmenes disponibles más fácilmente. Las exportaciones griegas a España también cayeron significativamente por segundo año consecutivo dado que la inversión de la industria española de lubina y dorada de cultivo está impulsando la producción interna. En contraste con Turquía, Grecia sigue dependiendo en gran medida de los mercados principales de la UE, con Italia, Francia y Portugal acaparando más de tres cuartas partes de su volumen total de exportación.

Dicho esto, el aumento de los ingresos griegos por exportación a pesar de la caída en los volúmenes, apunta a una mejora de los márgenes, y por consiguiente la estabilidad del negocio para una industria que viene enfrentando dificultades desde hace algunos años. Luego de atravesar procesos de refinanciación, reestructuración y esfuerzos para reducir costos, la confianza de los inversores en el sector parece estar recuperándose lentamente a medida que vuelve la rentabilidad. La recientemente consolidada y revitalizada industria ahora buscará construir sostenidamente basándose en la innovación tanto tecnológica como de producto, aunque todavía hay una clara y comprensible actitud de "esperar y mirar" entre los cautos posibles inversores.

En Turquía, el aumento de los precios de dorada a principios de 2016 estuvo por debajo de las expectativas ya que las ventas internas y las exportaciones de dorada fueron menores de lo esperado, lo que resultó en un stock excedente para el pescado de tallas 400-600 g y 600-800 g. Los precios, levemente ascendentes, se mantuvieron estables en marzo. Por el contrario, hubo un aumento de precios para la lubina y, específicamente, las tallas grandes superaron las expectativas. Según fuentes del sector, las pérdidas de reservas de lubina debido a enfermedades y accidentes (malas condiciones en el mar) en 2014 y 2015 seguirán elevando los precios de lubina en 2017.

Según algunas fuentes, se espera que la demanda de alevines turcos durante 2016 sea de aproximadamente 400 millones. La producción probablemente se divida en 250 millones de lubina y 150 millones de dorada.

En la industria turca se está dando un cambio en las estrategias de ventas de los criaderos, que tendrá un impacto en la oferta de pescado en el corto plazo. Anteriormente, los productores turcos por lo general poblaban sus jaulas con juveniles de alrededor de 5g, que son más resistentes a las enfermedades y las condiciones marinas. Sin embargo, para mitigar el riesgo asociado con el crecimiento de los alevines hasta la talla de juveniles de 5g, los operadores de los criaderos comenzaron a alentar a sus productores a comenzar con pescado más pequeños mediante la reducción del precio de los juveniles de 2g. Esto también conlleva un riesgo, sin embargo, ya que el poblamiento temprano en las jaulas con juveniles de 2g elevó los casos de brote de flexibacteriosis, provocando pérdidas estimadas de 5% del stock. Aunque parezca leve, esta pérdida de 5% tendrá un impacto en la oferta de pescado comercializable durante 2017 y 2018.

Italia
A pesar de los precios altos, Italia importó 5,5% más de lubina y dorada en 2015, totalizando 51 000 toneladas. Esto refleja la fuerte demanda en este mercado central de la UE, que está siendo impulsado por la recuperación de la economía y abastecido cada vez más por el pescado turco relativamente más barato y abundante. De hecho, el porcentaje turco del volumen de importación de lubina y dorada de Italia fue 20% en 2015 (mayor a 15% de 2014), mientras que el de Grecia cayó a 61% en 2015 (frente a 70% en 2014). Por su parte, el segmento de alta gama, está integrado principalmente por productos franceses importados, así como el pescado de producción local, que tienen precios 20% superiores que el producto griego. A partir de marzo de 2016, los precios son altos y están en aumento en los mercados italianos; los del pescado de talla media ya se encuentran muy por encima de la marca de EUR 5,00/kg.

España
España es otro mercado mediterráneo que está siendo estimulado por una recuperación económica; la demanda se mantiene estable a pesar del aumento de precios. En abril de 2016, los precios promedio en los mercados mayoristas estuvieron por encima de EUR 6,00/kg y más altos que en el mismo mes del año pasado. En este segmento en particular, la escasez de las tallas pequeñas está empujando los precios al alza. En cuanto a la oferta, las importaciones cayeron dado que la demanda está siendo satisfecha cada vez más por el crecimiento de la producción en la industria interna española, que sigue contraria a la tendencia predominante.

Francia
Posiblemente motivados por la importante diferenciación de precios, los compradores franceses están aceptando más lubina y dorada de cultivo turcas en lugar del pescado griego y español. A pesar de que los volúmenes de las importaciones turcas siguen siendo significativamente inferiores a los del pescado griego y español, esta tendencia demuestra la penetración exitosa de los productos de origen turco en mercados anteriormente resistentes, como consecuencia de una combinación de marketing, disponibilidad, diferencias de precio y la evolución del tipo de cambio.

Rusia
Las importaciones rusas de pescado continuaron con su tendencia a la baja en 2015 debido a los efectos combinados del embargo de alimentos, la devaluación del rublo y la disminución de la demanda del consumidor. Aunque los productos pesqueros procedentes de Turquía no estaban bajo las restricciones, las importaciones rusas de lubina y dorada cayeron 30% en 2015 en comparación con el año anterior.

Según el Servicio Federal Ruso de Aduanas, en 2015 se importaron 2 680 toneladas de lubina fresca, 30% menos en comparación con 2014. Las importaciones de lubina congelada en el mismo año ascendieron a 294 toneladas, 6% menos que en 2014. Turquía suministró casi la totalidad de la lubina para el país, siendo responsable por 99% de las importaciones, mientras que las cantidades restantes se obtuvieron de Marruecos, Túnez y Bielorrusia.

En cuanto a dorada, las importaciones rusas de la especie fresca cayeron a 2 650 toneladas en 2015, 34% menos que en 2014. Las importaciones de dorada congelada alcanzaron 333 toneladas, 1% menos que en 2014. Turquía dominó de nuevo la oferta de dorada, acaparando 99% de las importaciones totales para el mercado ruso. Túnez, Marruecos, Bielorrusia y EAU fueron otros países proveedores.

Ya que los anteriores países proveedores de lubina y la dorada (Grecia, Chipre, etc.) no pueden enviar sus productos al mercado ruso, Turquía se convirtió en el principal proveedor de Rusia. Sin embargo, Irán podría suministrar más dorada y lubina para el mercado ruso en el futuro. Según la Agencia Federal de Pesca de Rusia, las autoridades rusas y el Ministerio de Agricultura de Irán se reunieron con el fin de fomentar la cooperación entre sus respectivos sectores pesqueros. Irán manifestó su intención de exportar lubina y dorada de cultivo, y de ese modo en el futuro potencialmente avanzar sobre parte de la cuota de mercado de Turquía.

Otros mercados
El fortalecimiento de la libra esterlina frente al euro elevó el poder adquisitivo de los importadores del Reino Unido, que en 2015registraron un incremento de 13% en los volúmenes de importación a 11 500 toneladas. Las importaciones, principalmente de pescado neerlandés (originado en otro lugar) y griego complementaron la oferta de capturas silvestres del Reino Unido. Mientras tanto, el mercado de lubina en EEUU fue estable con volúmenes de importación uniformes (interanualmente), a pesar de un dólar relativamente más fuerte que compensó los precios más altos.

Perspectivas
Se espera que la apretada situación de la oferta continúe durante al menos los próximos dos años, lo que debería mantener altos los precios a un nivel sostenible y darle tiempo a la industria griega para recuperarse más. Mientras tanto, la industria turca se encuentra en una posición muy favorable, con una moneda más débil que favorece a los exportadores, una gama mucho más amplia de opciones de mercado que sus principales competidores, y las fuentes de suministros alternativas limitadas para afectar a los precios. En 2016 también se verá una mayor diversificación en términos de productos, con los productos de valor agregado y el etiquetado ecológico sostenible u orgánico cada vez más extendidos en la industria de la lubina y dorada de cultivo, como un conjunto.
En cuanto a la oferta, la constante inversión en el sector, especialmente en países mediterráneos productores alternativos, puede traer algún alivio a los precios en una etapa posterior. Sin embargo, en el corto plazo, los precios comenzaron su ascenso anual hasta su punto máximo que será en la mitad del verano, y que deben seguir siendo relativamente altos durante todo el año.

Share this page