FAO.org

Inicio > En acción > projects > Programa Especial para la Seguridad Alimentaria (PESA) Centroamérica > Resumen del proyecto
Programa Especial para la Seguridad Alimentaria (PESA) Centroamérica

Resumen del proyecto

Los procesos integrales de atención a la agricultura familiar por parte de los Programas Especiales para la Seguridad Alimentaria (PESA) en Centroamérica contribuyeron significativamente a la construcción de la Seguridad Alimentaria Nutricional (SAN) de las familias.

Presentación del Proyecto

Ha sido fundamental el proceso que los PESA desarrollaron en el fortalecimiento de instituciones del gobierno central, municipalidades, mancomunidades y organizaciones para la gestión de la SAN en las áreas rurales de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. Así, se desarrollaron instrumentos que han hecho posible que las políticas y programas sean útiles a los gobiernos, que se generen capacidades en familias y organizaciones para el ejercicio de sus derechos, y que las municipalidades se constituyan en la primera línea de apoyo a las comunidades, incluyendo en sus agendas la Seguridad Alimentaria y Nutricional como asunto prioritario. 

Con datos recopilados en los cuatro países de intervención, se ha establecido que los sistemas productivos más vulnerables han conseguido estabilizarse a partir del apoyo a la agricultura familiar por parte de los PESA en las regiones del trópico seco de Centroamérica.

La puesta en marcha de las buenas prácticas agrícolas promovidas, en algunos casos, ha significado un leve incremento en la producción; en otros, hasta se ha triplicado la producción de partida y se ha conseguido diversificar al incluir hierbas, frutas y hortalizas.

Los PESA, resultado de la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, se crearon para luchar contra el hambre. En Centroamérica, desde el año 2000 hasta el 2014 la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) contribuyó a la financiación de estos programas que fueron ejecutados por la FAO y las contrapartes nacionales, entre ellas los Ministerios de Agricultura, Ganadería y Alimentación así como  los Ministerios de Salud, Educación y Desarrollo Social. Además de los cuatro componentes nacionales se contó con  un quinto de Coordinación Regional, que facilitó intercambios de experiencias y vinculó al programa con las instancias regionales del Sistema de Integración Centroamericano (SICA).

El rol de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a través de los PESA, ha sido clave al haber dispuesto de un período amplio de cooperación de 14  años que ha trascendido períodos de gobierno, algo que la Cooperación Española apoyó y entendido muy bien.

Para poder mantener una visión amplia, fue fundamental pasar de una lógica de proyectos a una lógica de programa para lo cual se desarrollaron  elementos institucionales cercanos a las poblaciones rurales como los sistemas de extensión agropecuaria (consolidación institucional, capacitación en SAN, en metodologías de aprender haciendo) y a los municipios (apoyo a la formación de comisiones locales, y apoyo en la formulación de planes de desarrollo con énfasis en Seguridad Alimentaria Nutricional).