FAO.org

Inicio > En acción > Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO > Noticias > Ver
Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO

Más allá de la enseñanza: generar conocimientos y fortalecer la extensión rural

Generar conocimientos y compartir experiencias con extensionistas hace parte del trabajo de Fernando Ramírez, ingeniero agrónomo en Paraguay.

Foto: Aurelie Duray/FAO

Su experiencia en varias áreas de conocimiento del rubro algodón, en particular la nematología, los suelos y la agronomía le acercó al sector algodonero paraguayo, cuya producción involucra a un gran número de agricultores familiares. “Hoy soy técnico investigador, voy adquiriendo conocimientos que me están sirviendo para entender mejor cómo hacer productivo el algodón y que sea rentable para un pequeño productor”.   

En los últimos años, el sector algodonero del país ha enfrentado condiciones desfavorables por el clima, las plagas, la depresión de los precios internacionales, la falta de tecnologías adecuadas, así como bajos niveles de capacitación de técnicos y agricultores. En este contexto, surgió la necesidad de invertir en la investigación agropecuaria y fortalecer las capacidades de las instituciones, de los técnicos y de los productores de la agricultura familiar. 

Junto con otros técnicos del Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA), Fernando ha tenido la oportunidad de participar en el desafío de la reactivación del sector algodonero, por medio del Proyecto +Algodón, llevado a cabo por el Gobierno de Brasil, la FAO y el Gobierno de Paraguay. 

En el 2014, fui asignado dentro de la institución para dar capacitaciones a técnicos jóvenes”, comentó Fernando quien se desempeña como técnico del Programa de Investigación y Extensión Algodonera (PIEA) del IPTA. Además, integró el equipo que trabaja en las Unidades Técnicas Demostrativas (UTD), implementadas en las zonas de Caacupé, San Juan Bautista y Tomas Romero Pereira.

En este espacio de intercambio de experiencias, Fernando capacita y aborda diversos temas como la validación de tecnología, la investigación y observación en el campo, con énfasis en la producción de semillas, algodón de calidad e incorporación de tecnología dentro del sistema productivo del algodón. “Salimos a campo con los extensionistas, trabajamos con los productores, compartimos experiencias, abordamos el manejo técnico que pueden tener en su parcela”. 

A lo largo de sus tres años de experiencia en las parcelas, Fernando también aprendió mucho. Afirma que los principales desafíos son la obtención de semillas de calidad, el proceso de recuperación del suelo con abonos verde, prácticas conservacionistas del suelo y la adopción de tecnologías utilizadas a nivel regional. “Esas tecnologías, necesitamos ir probándolas en nuestro país e ir sacando conclusiones para tratar de implementarlas con la pequeña agricultura familiar en el cultivo de algodón”. 

Hoy, su compromiso es completo. “Mi función es ser un generador de información y transferir conocimientos al extensionista que es el responsable de llegar al productor”. 

El futuro del sector empieza por la formación 

Difundir conocimientos a las generaciones jóvenes también hace parte de las acciones apoyadas por el Proyecto +Algodón. Las Escuelas Agrícolas, instituciones nacionales promovidas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Paraguay, se sumaron al Proyecto desarrollando actividades de formación a los jóvenes para ser técnicos agropecuarios. 

Actualmente, cinco escuelas agrícolas instalaron parcelas demostrativas con sus alumnos, en el marco del Proyecto +Algodón en Paraguay. 

Fernando reconoce la importancia de invertir en la juventud rural. “Los jóvenes son hijos de productores y con la incorporación de nuevos conocimientos, estos jóvenes van adquiriendo y llevando eso a sus padres, instalando sus parcelas, conociendo las ventajas de producir algodón para renta y teniendo ingresos para la familia”.

En este sentido, Fernando considera la educación como “la base de nuestra sociedad”. Para él, la escuela agrícola es un gran motor de motivación para los futuros agricultores. “Cumple un gran rol, en el sentido de que los hijos de los agricultores sigan en el campo”. 

Proyecto +Algodón 

A fin de contribuir al desarrollo sostenible de la cadena de valor del algodón en América Latina y el Caribe, desde el 2013, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) y siete países socios ejecutan juntos el proyecto +Algodón. Participan de esta iniciativa de Cooperación Sur-Sur trilateral: Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Haití, Paraguay y Perú. 

La experiencia de Brasil sobre la producción algodonera es referencia para el proyecto gracias a un conjunto de tecnologías e inversiones que el país hizo en materia de investigación agropecuaria en la cadena de valor del algodón. 

Participan del proyecto en Paraguay como instituciones brasileñas cooperantes la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa) y la Asociación Brasileña de las Empresas Estaduales de Asistencia Técnica y Extensión Rural (Asbraer) – por medio de la Empresa Estadual de Asistencia Técnica y Extensión Rural de Paraíba (Emater-PB). 

Los conocimientos, habilidades y experiencias que Brasil pone a la disposición, sumados a los conocimientos, habilidades y experiencias de los países socios son parte de la estrategia del proyecto +Algodón y una oportunidad para el desarrollo de buenas prácticas en la producción algodonera latinoamericana, en diferentes áreas como el manejo de los suelos, la producción de semillas certificadas, el manejo integrado de plagas y el intercambio de las tecnologías disponibles.