FAO.org

Inicio > En acción > Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO > Noticias > Ver
Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO

Gobiernos de Brasil, Colombia y FAO trabajarán juntos para el fortalecimiento del sector algodonero, por medio de la Cooperación Sur-Sur

Inicia en Colombia un proyecto para fortalecer la producción algodonera en la agricultura familiar mediante la competitividad de los sistemas de producción.

Foto: Nadya Gonzalez/FAO

Bogotá, 07 de marzo de 2017 – Aumentar los ingresos y mejorar las condiciones de vida de agricultores familiares que cultivan algodón en Colombia a partir de la adopción de tecnologías de producción innovadoras, la mejora de la productividad y la calidad de sus productos. Este es el objetivo del proyecto de Cooperación Sur-Sur Trilateral lanzado hoy en el país. 

El acto de inicio se llevó a cabo en Bogotá, con la presencia del Embajador de Brasil en Colombia Julio Glinternick Bitelli, el Viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Pablo Pineda y el Representante de la FAO en Colombia, Rafael Zavala. 

“Esperamos con este proyecto ver un renacer del algodón, en donde quepan pequeños, medianos y grandes productores. Se puede, el algodón es viable desde que se optimicen costos. Tenemos una excelente calidad de algodón en Colombia”, manifestó el Viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Pablo Pineda. 

Por su parte, Rafael Zavala, Representante de la FAO en Colombia resaltó que “hay que aprovechar este momento de construcción de paz y crear un ambiente amigable para la inserción de nuevos productores. Hay que recuperar niveles de producción y competitividad que tuvo el sector en el pasado.” 

El Embajador de Brasil en Colombia, Julio Glinternick Bitelli, puntualizó que “este proyecto aporta al desarrollo rural y eso en Colombia tiene un vínculo directo con la construcción de paz. Para Brasil es prioridad contribuir a ese proceso”. 

El proyecto en Colombia apoyará la articulación de políticas públicas de competitividad de los sistemas de producción algodoneros, mediante el fortalecimiento de las capacidades técnicas e institucionales de entidades gubernamentales y privadas, nacionales y subnacionales. El objetivo es mejorar las condiciones de vida de agricultores y agricultoras familiares colombianos productores de algodón y los niveles de seguridad alimentaria y nutricional de sus familias. 

En este sentido, las acciones se enfocarán en fortalecer las capacidades técnicas, institucionales y organizacionales de los actores involucrados en la cadena de valor del algodón (entidades públicas, privadas y productores) del país, para mejorar la competitividad del sector. 

Datos de 2014 estimaban que el número de familias algodoneras en Colombia era de aproximadamente 2.500. El cultivo del algodón en el país es básicamente un negocio de pequeños agricultores que utilizan como alternativa productiva en los últimos años al cultivo de maíz, frutales y praderas, principalmente. De acuerdo a CONALGODÓN, en todos los municipios algodoneros del país hay producción familiar de la fibra. 

Además de Colombia, participan de este proyecto de Cooperación Sur-Sur para el fortalecimiento del sector algodonero: Argentina, Bolivia, Ecuador, Haití, Paraguay y Perú. 

Para la coordinadora regional del proyecto, Adriana Gregolin, “en el escenario de los nuevos horizontes que se encuentra Colombia, se vislumbran para los agricultores familiares productores de algodón del país nuevas alternativas en un territorio de paz, donde la cooperación Sur - Sur trilateral es un aliado estratégico para el fortalecimiento del sector”.    

Esta iniciativa se lleva a cabo mediante el trabajo conjunto del Gobierno de Brasil, representado por la Agencia Brasileña de Cooperación del Ministerio de Relaciones Exteriores (ABC/MRE), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Gobierno de Colombia. Además, participan como instituciones brasileñas cooperantes la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), la Asociación Brasileña de Entidades Estaduales de Asistencia Técnica y Extensión Rural (Asbraer) y la Asociación Brasileña de Productores de Algodón (Abrapa) en el apoyo a los aspectos técnicos. El Instituto Brasileño del Algodón (IBA) también integra el proyecto aportando los recursos financieros y como miembro observador. 

La Agencia Presidencial de Cooperación Internacional (APC), el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR) y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (CORPOICA) son las instituciones cooperantes de Colombia en la ejecución del proyecto. Esto se realizará en forma articulada y coordinada con otras instituciones y organizaciones de productores del sector. 

Misión técnica de implementación

A partir del 7 de marzo y durante nueve días se llevará a cabo la misión de implementación del proyecto con la participación de representantes de FAO, Gobierno de Brasil y Gobierno de Colombia e instituciones socias técnicas brasileñas y colombianas para establecer y acordar las acciones que serán desarrolladas, a partir de reuniones y visitas de campo en la región de Caribe húmedo (Córdoba) e Interior (Tolima). 

En estas dos regiones priorizadas, se planifica implementar Unidades Técnicas Demostrativas (UTDs) y Unidades de Cultivo Piloto, bien como pilotos en campo de productores y de cooperativas o agremiaciones.  Las UTDs son implantadas en zonas algodoneras representativas para efectuar la adaptación, validación y difusión de prácticas mejoradas para los sistemas de producción de los pequeños productores de algodón. 

Experiencia brasileña

El proyecto de Fortalecimiento del Sector Algodonero por medio de la Cooperación Sur-Sur es parte de las acciones del  Programa de Cooperación Internacional Brasil-FAO y apoya el combate a la pobreza rural por medio de la complementación de capacidades técnicas de la institucionalidad pública y privada a partir de la experiencia de Brasil. 

La construcción del proyecto consideró la amplia y reconocida experiencia de Brasil en el desarrollo de tecnologías para la producción de algodón bien como las experiencias de cada uno de los países socios en esta cadena y de políticas para el sector y el rural, adaptadas a los contextos y realidades locales y enfocándose en la mejora de las condiciones de vida de los agricultores familiares. 

La producción de algodón es una de las actividades agrícolas que más contribuye a la generación de empleo e ingresos, así como a la seguridad alimentaria de las familias agricultoras en el mundo, presentándose como una alternativa para la superación de la pobreza rural.